Mañana sábado 25 de noviembre se celebrará en Vizcaya el ya tradicional ‘Fair Saturday’ que aúna música y cultura con un enfoque solidario.

Fair Saturday es un movimiento cultural diferente y global, basado en la organización abierta y participativa de eventos culturales con fines solidarios. Tiene lugar el último sábado del mes de noviembre y, en la mayoría de las actividades, la entrada es libre y se ofrece la oportunidad de colaborar con algún fin concreto.

Durante esa jornada se llevan a cabo diferentes actividades en varios lugares de Vizcaya. En Bilbao, son varias las iglesias que se han sumado al Fair Saturday: La capilla de Música de la Catedral, actuará en la Iglesia de los Santos Juanes a las 19:30 horas, en apoyo a FISC cooperación y desarrollo, fundación sin ánimo de lucro, con sede en Bilbao, promovida por un grupo de profesionales con intereses sociales y que este año celebra el 20 aniversario de su creación. Se dedica a la cooperación para el desarrollo y, actualmente está centrada en Perú y la República Democrática de Congo.

El coro Areetxo Ganbera actuará en la iglesia de San Pedro de Deusto a las 20:00 horas, a favor de Proyde-Proega en el ‘Proyecto Fratelli’ para el centro infantil y juvenil de los refugiados sirios, en Líbano.

Ars Viva y Bilbotxeros actuarán a favor de Maialen Aulestia, una niña bilbaína de 6 años con el síndrome Donahue, único caso en Europa. Será en la parroquia de la Inmaculada Concepción a las 20:00 horas.

Los coros Rekaldeko Txapeldunak Abesbatza, Andre Berri Abesbatza, Begoñako Sustraiak Abesbatza y Arraizpe Abesbatza, dirigidos todos ellos por Itziar López Arberas actuarán en la Iglesia de Ntra. Sra. Del Rosario de Rekalde, en apoyo a los cuidados de Mikel, un niño con Síndrome de Dravet.

Los cinco bilbaínos actuarán en la parroquia de San Francisquito, de Bilbao a las 20:30 horas, para recaudar fondos para la Asociación AHIDA (para ayudar a personas con Déficit de Atención e Hiperactividad de Bizkaia).

Loiolako Doniene Abesbatza actuará en la catedral de Santiago a las 20:00 horas, en apoyo a la ONG Semillas para el cambio, que lleva a cabo varias actividades en la ciudad india de Varanasi con principal foco en niños y niñas y mujeres.

Estas son solo algunas de las actividades que se van a desarrollar este sábado. Además de Bilbao, Barakaldo, Getxo, Gernika, Portugalete, Basauri, Ugao-Miraballes y Zamudio también acogerán diferentes actividades culturales solidarias.

    OMPRESS

Este domingo, 26 de noviembre, a las 11:30 de la mañana, La2 estrena el primero de los reportajes grabados en República Dominicana con las Carmelitas de Orihuela. Se trata de una serie de reportajes que se emitirán dentro del programa dominical Pueblo de Dios.

De la mano de la misionera alicantina Angelina Cartagena, de 83 años, este domingo conoceremos la realidad más complicada de la ciudad de Baní y algunos de los proyectos que estas religiosas han puesto en marcha para mejorar la vida de sus habitantes.

Baní está considerada como «la capital del mango» y es conocida por sus dulces. Pero también hay una realidad que está más allá de los resorts turísticos, que no sale en los catálogos de las agencias de viaje; la vida diaria de los que menos tienen y peor lo pasan, la cara B del Caribe.

En República Dominicana viven casi once millones de personas. Según datos del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo correspondientes al año 2016, más del 30 por ciento de la población se encuentra bajo el umbral de la pobreza. Estamos hablando de 3 millones de personas que viven con menos de un dólar al día. Sesenta kilómetros separan Baní de la capital del país. Una hora de distancia. La población de esta pequeña ciudad al sur de República Dominicana ronda los 150.000 habitantes. Su principal fuente de ingresos sigue siendo la agroindustria. El turismo internacional de hotel y playa aún está por explotar. En 1949 llegaban, desde España, las Hermanas de la Virgen María del Monte Carmelo; más conocidas como las Carmelitas de Orihuela.

Una de ellas es Angelina Cartagena quien, después de un breve paso por Francia, sus superioras la enviaron a República Dominicana. Desde el año 2000 vive en la comunidad que las Carmelitas tienen en el barrio de Los Barracones. Un lugar al que comenzó a ir en 1979 para ayudar a las víctimas del ciclón David. La conocen como «hermana María José» y es una auténtica institución en el barrio y en la ciudad donde todos la conocen y la quieren. Son muchos los que han recibido su ayuda y siguen teniendo su apoyo.

    OMPRESS

«Es urgente promover en la diócesis procesos de iniciación cristiana abiertos a personas en situación de discapacidad, formando parte de nuestras programaciones pastorales, acogiendo el sentir de la reflexión magisterial del papa Francisco. Bien percibimos día a día que las personas con habilidades diferentes tienen una gran capacidad para relacionarse con lo espiritual, con Dios». Así se expresa el arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, en una Carta Pastoral escrita con motivo del Día del Discapacitado, que se celebrará el próximo 3 de diciembre. En su misiva, el arzobispo compostelano indica que «en este sentido se está creando un proyecto específico al que se ha denominado Catequesis Dis-ferente dentro de la Delegación Diocesana de Catequesis». Monseñor Barrio recuerda que «esta Iglesia compostelana acoge con toda consideración y afecto a las personas discapacitadas, alentando su esperanza para superar los momentos de sufrimiento que puedan surcar la realidad de su vida».

En su Carta Pastoral, tras recordar que estas personas tienen «una gran capacidad para relacionarse con lo espiritual, con Dios», monseñor Barrio apunta que «ellas nos enseñan las habilidades del corazón, de la gratuidad, de la sencillez, de lo que es esencial en la vida. Todos somos diferentes y con posibilidades distintas que nos llevan a reconocer que nos necesitamos los unos a los otros. Esto nos hace valorar a las personas por lo que son, no por cómo son o por lo que tienen o hacen». Monseñor Barrio señala, además, que «nuestra iglesia diocesana no sólo ha de estar dispuesta a ofrecer la atención precisa, sino también el reconocimiento y la integración social más allá de todo sentimentalismo, traduciendo esta actitud en formas siempre nuevas de fraternidad». El arzobispo pide a todos los diocesanos «vivir la proximidad y la comunión con quienes por cualquier motivo pueden necesitarnos y se encuentran en alguna dificultad, conscientes de que el Señor nos reconocerá ante el Padre si nosotros le hemos reconocido en el hermano».

    Archisantiago

El próximo lunes 27, el Papa Francisco visitará Myanmar y Bangladesh, en el que es su cuarto viaje apostólico al continente asiático. Dos países con realidades muy diferentes, donde hay misioneros españoles entregando la vida. Obras Misionales Pontificias (OMP) entrevista a uno de ellos, que no puede revelar su identidad para no poner en peligro su misión en Myanmar. Desde allí, este misionero explica cuál es el papel de la Iglesia católica en el país.

P.- El Papa va a visitar un país mayoritariamente budista. ¿En Myanmar hay espacio para otras religiones?
R.- Sí, oficialmente sí hay espacio para otras religiones. Como dices, la mayoría es budista (87,9%), pero también hay cristianos (6,2%) -en general de etnias minoritarias del país-, musulmanes (4,3%), hindúes (0,5%) y animistas (0,8%). El 0,2% profesa otra religión diferente a las contempladas, y solo un 0,1% declara que no tiene religión. En Myanmar hay libertad de culto: si vas por el centro de Yangón, se ven celebraciones de diferentes religiones. En cuanto a la Iglesia católica, oficialmente hay 16 diócesis, y somos casi 700.000 católicos.

Otra cosa es las oportunidades que se tienen dentro de la sociedad cuando tú eres de una religión o de otra. Si eres budista, tienes más oportunidades de acceder a un cargo público, o puedes conseguir cargos mejores. O, por ejemplo, existe una ley por la que las mujeres budistas tienen que pedir permiso a su familia, a los monjes budistas y al gobierno para casarse con un hombre de otra religión. Pero dentro de la oficialidad, se puede decir que sí. De hecho, las religiosas nativas van sin problema con hábito por la calle.

P.- Tú eres misionero en Myanmar desde hace 7 años. Si la Iglesia tiene libertad, ¿por qué no puedes presentarte como tal? ¿Es por ser extranjero?
R.- No, no hay problema con los extranjeros; aunque no están acostumbrados, poco a poco hay mayor presencia extranjera en el país. De hecho, en el aeropuerto hay anuncios dirigidos expresamente a los que venimos de fuera, en los que se anuncia qué cosas podemos hacer y qué cosas no, para que tengamos un poco de cuidado. La gente de la calle es muy acogedora con nosotros. Ellos, por ser budistas, tienen la misericordia muy presente. Son muy acogedores, y dispuestos a ayudar.

P.- ¿Entonces? ¿Por qué no puedes decir que eres misionero?
R.- Lo que no se permite es la presencia de misioneros extranjeros. Tienen miedo a que se haga proselitismo. De hecho, los hermanos nativos, aunque son reconocidos como tal, oficialmente no pueden evangelizar. Aquí casi no hay conversiones, el crecimiento del cristianismo se da sobre todo por la natalidad.

Nosotros aquí no estamos censados como religiosos, tenemos un visado de negocios. Sí existe un visado religioso, pero solo para aquellas personas que vienen a tener una experiencia en un templo budista. Sin embargo, esta situación ha mejorado. ¡Antes de diciembre de 2016 teníamos que salir del país cada 70 días! Actualmente dan permisos para estancias más largas.

Nosotros no le decimos a nadie que somos misioneros. Cuando la gente te saluda y te pregunta, nosotros decimos que somos profesores, traductores. Por eso no puedo identificarme en esta entrevista.

P.- ¿En qué consiste vuestra misión?
R.- Mi congregación no es misionera por carisma, pero estamos en todo el mundo. Nuestra misión es consolar, allí donde sea necesario. Educación, trabajo social, sanidad. Hacemos presente a Cristo consolador.

Nosotros llevamos 7 años. El tercer día de nuestra estancia fuimos a visitar al obispo, hoy cardenal. Él nos llevó a un barrio pobre, con mayoría de musulmanes e hindúes de raza india. El párroco de la parroquia nos acogió. Empezamos a visitar las familias pobres, a la gente mayor que vive sola. Rezábamos con ellos y les llevábamos la comunión. Además, tuvimos durante un año una casa para acoger a jóvenes que venían a estudiar a la capital gracias a las becas de los jesuitas.

Cuando empezaron a llegar jóvenes que querían seguir nuestro carisma, nos tuvimos que encargar de su formación. Es muy importante que cuando se abre una casa nueva, y surgen vocaciones nativas, se les forme bien, para que sean ellas las que puedan trabajar con más libertad de movimiento y conocimiento de su propia sociedad.

P.- ¿Qué hacéis en la actualidad?
R.- Hace cuatro años cambiamos de casa, y el año pasado empezamos a dar clases de inglés a los niños del barrio. Todos son budistas. Los niños, al ver las postulantes por la calle les pidieron que les enseñaran. Así que hemos hecho reformas en la casa, para poder ofrecer una habitación que sirva como clase, donde vienen los niños a aprender inglés, y a jugar. Queremos hacerlo más oficial. Son familias normales, con pocos recursos. Queremos ofrecerles la posibilidad de que sus hijos aprendan inglés y coreano -todos sueñan con ir a Corea del Sur-.

Por otro lado, tenemos contactos con empresas textiles. Un fiel de la parroquia nos dona ropa para los niños. Entonces, nosotros vamos a las zonas más frías hacia el norte para donarla a los más pobres. También donamos ropa en nuestro barrio, para darnos a conocer.

P.- ¿Qué aporta la Iglesia católica a la sociedad de Myanmar?
R.- Nosotros siempre hemos tenido la conciencia de la necesidad de ser testimonio de paz, unión y encuentro. Por ejemplo, en la ciudad de Mandalay, cuna del budismo, un misionero tiene un grupo de ecumenismo, que une a musulmanes, budistas, protestantes, católicos. Además, él mismo subvenciona un monasterio budista, que acoge a 800 niños, para darles de comer y proporcionarles transporte.

De hecho, la Iglesia ha declarado este año como el año de la Paz. El cardenal Charles Bo ha escrito una carta a toda la Iglesia y a la sociedad convocando este año -poco a poco va teniendo más libertad para hablar en público-. Además, la Iglesia católica ha participado en los encuentros interreligiosos de oración por la paz. A lo largo del año ha habido 4 actos en la calle que ha englobado a cientos de personas de todas las creencias para rezar por la paz en el país. En el último, nosotros nos sentamos en una de las miles de sillas que pusieron en la calle, y teníamos al lado a unos budistas.

 
P.- Además de ser signo de paz y unidad, ¿la Iglesia puede ejercer la caridad?
R.- Sí, se hace mucho trabajo social. Aquí casi todos los religiosos tienen una «boarding house» (casa de acogida). No son orfanatos propiamente dichos, porque los niños tienen padres. Viven con los religiosos, y van una vez al año a ver a sus padres. Casi todas las parroquias tienen también estas iniciativas. Los sacerdotes tienen niños a su cargo, para que puedan ir a la escuela. Pero esto no es algo exclusivo de la Iglesia católica. Lo mismo sucede con los monasterios budistas.

En el campo de la educación propiamente dicha, en 1962 el gobierno expropió a la Iglesia de todas sus escuelas y centros, y dejó de existir una educación que no fuera la estatal. Pero ahora, parece ser que acaba de dar vía libre a la posibilidad de fundar parvularios. Sé que algunas congregaciones se están preparando para abrir parvularios oficiales en diferentes zonas del país.

También se trabaja mucho en el campo del sida. Hay una organización de la Iglesia -la Myanmar Catholic HIV/Aids Network (MCHAN) -, que hace campañas de formación, sin mirar la religión. Además, a nivel de Cáritas, la Iglesia está en todas las diócesis, y se mueve muy bien, también en las zonas donde hay desplazados.

P.- ¿Y podéis llevar a cabo alguna tarea de evangelización?
R.- En 2011 tuvimos un encuentro sobre Nueva Evangelización. Acudimos religiosos, sacerdotes. Se decía y se apuntaba que la Iglesia en Myanmar ha sido pasiva en la evangelización, porque oficialmente ha sido imposible. Esto ha frenado la creatividad. Se necesita salir más, a las zonas rurales, donde quizá es un poco más fácil entrar.

P.- ¿Hay más misioneros en Myanmar?
R.- Reconocidos como tal no, pero sí los hay -tan solo españoles somos cinco-.  Desde 2010, nos reunimos en el grupo misionero ORLA (Overseas Religious and Lay Associates). Esta iniciativa surgió de una de las congregaciones, que organizó unas jornadas de formación para sus propios misioneros extranjeros, y decidieron invitar a los demás. La experiencia fue tan buena que desde entonces, nos encontramos para compartir dificultades, experiencias y animarnos mutuamente a través de la reflexión y formación sobre todo en inculturación. Solemos ser unas nueve congregaciones diferentes, pero hay más.

P.- De cara a la visita del Papa. ¿Cómo os estáis preparando? ¿Asistirás a alguno de los actos?
R.- Desde la Iglesia se está viviendo con muchísima alegría. ¡Es algo histórico! Se está preparando la liturgia con muchísimo cariño. De hecho, se ha formado un coro de unas 200 personas que reúne a religiosas, religiosos y seminaristas -la mayoría-. Entre ellos, hay dos compañeros míos. Yo no puedo formar parte de la organización, porque soy extranjero. Sin embargo asistiré a la Eucaristía.

Como la gente es pobre, y es muy costoso viajar a la capital, la Iglesia está haciendo muchísimo esfuerzo para que los fieles puedan asistir a los actos. El cardenal escribió a todas las parroquias, diócesis, congregaciones y obispos, pidiéndoles que se muevan y faciliten a los fieles que vayan a los actos. Todos hemos colaborado económicamente para poder apoyar los traslados. Los organizadores esperan unas 300.000 personas - hay que tener en cuenta que hay casi 700.000 católicos-. También los monjes budistas han ofrecido sus instalaciones para acoger a peregrinos.

Para acceder a la Misa, se hizo un documento para registrarse. La inscripción se ha hecho a través de las parroquias, siempre con la firma del párroco, quien da el visto bueno de cada peregrino. Nos han dado una tarjeta de identificación con un número. Además, se han hecho unas camisetas blancas y negras con el logotipo de la visita del Papa, y nos las vamos a poner todos en los encuentros con el Papa.

La figura del Papa es acogida en todo el mundo, aunque no se sea católico. Yo estoy segura de que tendrá mucha repercusión.

    OMPRESS

GTC (Grupo de Trabajo por Colombia de Cáritas) y CIDSE (Alianza internacional de organizaciones católicas de desarrollo) hoy, 24 de noviembre, se unen a la conmemoración del primer año del acuerdo que pone fin a la confrontación armada entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, el cual es un paso fundamental hacia la construcción de paz y la reconciliación de la sociedad colombiana.
 
Un año después de la firma del acuerdo del Teatro Colón entre las FARC y el gobierno colombiano, el Grupo de Trabajo por Colombia - GTC, integrado por 10 organizaciones de las Cáritas de la Iglesia Católica en Europa y Norte América, y la alianza CIDSE de 18 organizaciones de desarrollo católicas europeas y norteamericanas, observan con satisfacción altos niveles de implementación en objetivos como el cese al fuego definitivo y la dejación de armas, el establecimiento del mecanismo de monitoreo y la creación de instituciones y marcos normativos para la implementación.
 
Sin embargo, vemos como grandes retos, el establecimiento de garantías de seguridad y protección (especialmente en los territorios dejados por las FARC y ocupados ahora por otros actores armados), la paz territorial, el trámite de las prioridades de implementación normativa, legislativa y administrativa como la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), las Circunscripciones Especiales para la Paz y la reincorporación a la vida civil de los /as excombatientes. Estos temas impactan directamente en la construcción de la paz y la reconciliación en los territorios y en la vida de las comunidades.
 
Por otro lado, el alto riesgo en los que están los y las líderes sociales que están trabajando en el fortalecimiento de sus comunidades y que dedican sus esfuerzos en hacer posible una participación democrática en los diferentes procesos del país se convierte en algo que mina la confianza en el proceso.
 
En lo corrido de este primer año de implementación de ha habido 61 asesinatos de líderes sociales que se ha dado principalmente en zonas rurales y a líderes de las comunidades étnicas. Por otro lado, entre enero y mayo de 2017, 7.400 personas se han visto obligadas a desplazarse a causa de la violencia. Hacemos un llamado para que desde todos los ámbitos de la sociedad colombiana se favorezca la protección y se garantice la vida de los y las líderes respetando y valorando su trabajo emprendiendo un camino en el cual la construcción de un proyecto compartido de país y de región haga posible la reconciliación entre todos los colombianos. La reconciliación es el camino, la vida debe ser protegida en todas las circunstancias. Las garantías de las comunidades es la senda que puede hacer sostenible los procesos de construcción de paz en el país.
 
Por otro lado, la consolidación de la paz permanente y duradera en los territorios requiere de la presencia integral del Estado en las regiones para llevar a cabo la implementación de los acuerdos y velar por el respeto a los derechos humanos de las comunidades como condición para la convivencia y la reconciliación. En la medida que el Estado de manera integral esté en el territorio, será la garantía para evitar nuevas expresiones de violencia como el crimen organizado.
 
El presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana en la reciente asamblea nos recuerda que, en el contexto de la cultura del encuentro, el Papa nos anima a emprender el largo camino de la reconciliación fortaleciendo el encuentro entre la verdad y la misericordia en un ambiente en el que la justicia y la paz se abracen. En ese escenario de largo plazo, animamos a la sociedad colombiana a no cansarse de insistir en la necesidad de que la verdad de los hechos del conflicto armado sea conocida y acogida desde la misericordia, que no traiciona la memoria, sino que la transforma en fuerza que asegura la no repetición.  Por otro lado, la consolidación de salidas en el marco de la Justicia reparadora es el camino para la reconciliación, que restaura la dignidad de las víctimas y que abre la puerta para que los agresores aporten constructivamente a la recomposición del tejido social y de un proyecto de nación común.
 
“La búsqueda de la paz es un trabajo que nos pide no decaer en el esfuerzo por construir la unidad de la nación y, a pesar de los obstáculos, diferencias y distintos enfoques sobre la manera de lograr la convivencia pacífica, persistir en la lucha para favorecer la cultura del encuentro, que exige colocar en el centro de toda acción política, social y económica, a la persona humana” (Papa Francisco, 7 de septiembre de 2017).
 
Como comunidad internacional GTC ratificamos nuestro apoyo al proceso de construcción de paz en Colombia, que tenga como centro a las victimas y el respeto de los derechos humanos que busque el desarrollo humano integral.

                                                                                                                      

    Cáritas

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha destacado este jueves que «es urgente un cambio y una regeneración en los modos de actuar en la sociedad y debe ser llevado a la vida política este mensaje y esta certeza que hace que surja una humanidad nueva en la que las personas puedan estar por encima de los intereses».

Así lo ha manifestado el arzobispo en la misa que ha presidido en la catedral de Valencia con motivo del primer aniversario del fallecimiento de Rita Barberá, organizada por la familia de la senadora y ex alcaldesa de la ciudad que, según palabras del cardenal, «fue una cristiana de una pieza, una mujer inteligente, gran persona y gran alcaldesa de corazón muy grande».

La misa ha sido concelebrada por los obispos auxiliares de Valencia monseñores Esteban Escudero y Javier Salinas y numerosos sacerdotes, en la Seo con todos sus bancos llenos de fieles.

    AVAN

El 26 de noviembre se cumplen 513 años del fallecimiento de la Sierva de Dios Isabel La Católica, cuyos restos reposan en la Capilla Real de Granada. En el marco de esta conmemoración, la Capilla Real ha programado una serie de actos, que comienzan el día 25, a las 9:30 horas, con la Santa Misa. Posteriormente, el programa de Cristina López Schlichting, retransmitirá su programa Fin de semana, de Cadena COPE, en directo desde la lonja de la Capilla Real. Las visitas culturales ese día podrán realizarse entre las 10:30 y las 13:30 horas.

Asimismo, el día 25 a las 19 horas se celebrará un concierto de música vocal y de órgano del tiempo de los Reyes Católicos, a cargo del Coro de Cámara de la Capilla Real.

El domingo día 26, aniversario del fallecimiento de la Sierva de Dios, tendrá lugar la Santa Misa en acción de gracias por la vida y obra de Isabel la Católica, que presidirá su Capellán Mayor junto al Cabildo. Ese día, a las 19 horas, se celebrará una ofrenda de las familias a la Reina Isabel.

La reina Isabel La Católica murió en Medina del Campo el 26 de noviembre de 1504. La Iglesia, desde hace años, promueve el proceso de su beatificación, es decir, el reconocimiento de sus virtudes cristianas vividas en el ámbito familiar y de gobierno. Dentro de este proceso, hoy es venerada como Sierva de Dios. Sus restos reposan, junto con su esposo y herederos, en la Cripta de la Capilla Real.

    Archigranada

El colegio católico Mare de Deu de Montserrat, de la ciudad de Lérida, decidió suspender el belén viviente que tradicionalmente se realizaba en las fechas navideñas porque «tenemos gente en prisión» y por lo tanto «no hay nada que celebrar».

Este colegio de la localidad de Les Borges Blanques, en la ciudad de Lérida, en Cataluña, envió una nota a los padres de los alumnos informándoles de que no se realizaría ni el pesebre viviente ni el concierto de Navidad que tradicionalmente se llevan a cabo, esto «ante la situación del país, en general, de la escuela en particular».

«Pensamos que no podemos hacer como si nada pasase en nuestro entorno. Continuar con las rutinas de un curso normal es engañarnos antes las amenazas y mentiras que se están lanzando sobre la escuela catalana», subrayan en el comunicado.

Justifican esta decisión de anular ambos eventos porque «como educadores, no podemos cerrar los ojos ante lo que pasa en nuestro entorno. Por ello no tenemos nada que celebrar».

La carta señala que la realización del belén viviente, que además coincide con otros actos del 25 aniversario del colegio, «se merece hacerlo con alegría y felicidad, sin pensar en que tenemos gente en prisión, gente que lucha por todo lo que nos representa y por más de 40 años de trabajo intenso en las aulas».

Según el proyecto educativo del centro, este colegio mantiene un ideario católico y pertenece a la agrupación de Escola Cristiana de Catalunya, destacan la importancia de «la educación integral de niños y jóvenes de 0 a 16 años, de acuerdo con una concepción cristiana de la persona, de la vida y del mundo», y subrayan su compromiso con «la sociedad y con el país»; sin especificar si se refieren a España o a Cataluña como un nuevo estado.

Otro de los objetivos prioritarios del colegio es «sensibilizarnos por el hecho diferencial catalán y conocer la historia, la cultura y las tradiciones de nuestro país».  

Los presos a los que podría referirse la nota enviada a los padres son los principales organizadores de la independencia de Cataluña, acusados de rebelión, sedición y malversación. El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, los ex consejeros Jordi Turull, Joaquim Forn, Raül Romeva, Josep Rull, Dolors BAssa, Meritxell Borràs y Cales Mundò. Además de los presidentes de las asociaciones Òmnium y ANC, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, acusados de sedición.

    ACI/Blanca Ruiz

La diócesis de Granada acogerá del 24 al 26 de noviembre la celebración del Encuentro de Seminaristas del Sur, una iniciativa organizada en colaboración con la diócesis de Guadix, en la que se darán cita los candidatos al sacerdocio de los Seminarios Mayores del sur de España.

Bajo el lema ‘Llamados a salir de nosotros mismos para orientar nuestros pasos en Cristo, hacia el Padre y hacia los demás’, 80 seminaristas vivirán tres jornadas de convivencia en el Seminario Mayor San Cecilio en las que estarán acompañados por el arzobispo de Granada, monseñor Javier Martínez, y por el obispo de Guadix, monseñor Ginés García Beltrán cuya diócesis visitarán en la mañana del sábado 25, para conocer las cuevas de San Pedro Poveda y participar en la Eucaristía en la catedral.

Dentro de los actos programados para el encuentro habrá varias actividades abiertas a la participación de todos los fieles junto a los seminaristas mayores. El sábado 25, en la oración vocacional que tendrá lugar a las 22:30 horas en la Basílica de las Angustias, una iniciativa mensual que normalmente se realiza en el Seminario Mayor, en la que se rezará por las vocaciones al sacerdocio y por los seminaristas, así como por las vocaciones en la Iglesia. También el domingo 26, seminaristas y fieles podrán celebrar juntos la Misa presidida por monseñor Javier Martínez, en la catedral, a las 12:30 horas.

En las actividades programas para este encuentro de fin de semana, los seminaristas realizarán también visitas culturales a la Capilla Real, el Monasterio de la Cartuja o la Abadía del Sacromonte, entre otros enclaves diocesanos de interés.

Este encuentro precede al que hace unas semanas tuvimos también en la diócesis de seminaristas del seminario menor de las Provincias Eclesiásticas de Granada y Sevilla.

    Archigranada

Durante la última Asamblea General de la Conferencia Española de Religiosos, celebrada en Madrid entre los días 13 y 15 de noviembre, fueron cubiertos dos cargos estatutarios que estaban pendientes de elección desde que el hasta entonces vicepresidente, Jesús Miguel Zamora, de La Salle, sucedió a Julia García Monge, calasancia, en la Secretaría General, el pasado mes de septiembre. Así, el nuevo vicepresidente será el dominico Jesús Díaz Sariego y Pedro Belderrain, claretiano, formará parte del Consejo General como vocal.

Jesús Díaz Sariego, OP, es el Prior Provincial Dominico de la Provincia de Hispania, y va a sustituir al Hermano Jesús Miguel Zamora, hermano de La Salle, en su cargo como vicepresidente. Nació en Riosa (Asturias) en 1962. Hizo su primera profesión como religioso de la Orden de Predicadores (Dominicos) en 1983. Estudió filosofía y Ciencias de la Educación en el Instituto Superior de Filosofía de Valladolid, adscrito a la Universidad Pontificia de Salamanca, y realizó el bachiller en teología en el Instituto Teológico ‘San Esteban’ de Salamanca. Obtuvo  la licencia en teología y el doctorado en la Facultad de Teología de Friburgo (Suiza). Ha sido profesor de Teología, formador de y maestro de estudiantes, además de responsable provincial de estudios en la Provincia de España, vicario provincial de la Provincia de España, y primer provincial de la Provincia de Hispania desde enero 2016, al haber unificado las antiguas provincias de Aragón, Bética y España.

Por su parte, el misionero claretiano Pedro Belderrain, nacido en La Felguera (Asturias-España) en 1964, es nuevo vocal del Consejo General de CONFER. Licenciado en Teología (Dogmática) por la Universidad Pontificia de Salamanca y en Sociología por la Universidad de Salamanca, es profesor del Instituto Teológico de Vida Religiosa y de la Escuela Regina Apostolorum de Madrid. Y autor de numerosas colaboraciones en revistas nacionales y extranjeras orientadas a la vida consagrada. Profesor del Instituto desde 1997, ha formado parte de varios equipos de reflexión inter-disciplinar convocados por la Conferencia Española de Religiosos (CONFER) y colaborado con numerosas instituciones y familias de vida consagrada y asociaciones laicales en temas relacionados con la formación, la revitalización de la vida religiosa y el análisis de los fenómenos sociales.

La Conferencia Española de Religiosos agradece la disponibilidad tanto del P. Pedro Belderrain como de Fray Jesús Díaz por asumir estos servicios, y también expresa su gratitud a la Orden de los Dominicos y a los Misioneros Claretianos por su compromiso con la Vida Religiosa en España, a través de la colaboración y servicio de Pedro y Jesús.          

    IVICON

Página 1 de 530

Arzobispado de Madrid


Sede Central:

C/ Bailén 8

Tlf: 91 454 64 00 

Internet

Departamento de Internet del Arzobispado de Madrid:
webmaster@archimadrid.org

Catedral

Calle Bailén 10.
28013. Madrid.
Tel. 915.422.200.
informacion@catedraldelaalmudena.es

Prensa

Oficina de Prensa del Arzobispado de Madrid: 
C/ la Pasa 5, bajo dcha. 
Tlf: 91 364 40 50
Fax: 91 364 40 58
infomadrid@archimadrid.es

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política sobre las cookies. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra política de privacidad..

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information