El mes de las Misiones en Salamanca

Jueves, 28 Septiembre 2017 16:26

La delegación de Misiones de Salamanca informa de la preparación en su diócesis del Octubre Misionero. «Cada mes de octubre la Iglesia nos invita a revitalizar nuestro Espíritu Misionero con gestos de solidaridad concretos hacia los miles de misioneros y misioneras que entregan sus vidas por el anuncio del Evangelio en todo el mundo, entre ellos casi doscientos de Salamanca. Octubre es, por lo tanto, el mes misionero por excelencia en el que toda la Iglesia está invitada a rezar y colaborar con los territorios de misión que necesitan de nuestra ayuda para subsistir», explican.

El día más importante es el domingo 22 de octubre ya que en toda la Iglesia se celebra la Jornada Mundial de las Misiones que en España conocemos como DOMUND. Este año con el lema: “Sé valiente, la misión te espera”.

Para preparar ese día de forma adecuada, para concienciar sobre la labor que realizan los misioneros y sobre la actualidad de la Misión ad gentes, en todas las diócesis se organizan diferentes actividades durante todo el mes de octubre.

En Salamanca llevan varios años centralizando la actividad misionera del curso en una parroquia, este año todos los actos y celebraciones se llevarán a cabo en la Parroquia de San Marcos.

Darán comienzo el lunes día 2, a las 20:30 horas, con la celebración de la Eucaristía en recuerdo de Santa Teresa de Lisieux, patrona de las misiones. 20:30 horas. El miércoles, 4 de octubre, a las 20:00 horas, se rezará el Rosario Misionero. El viernes, 20 de octubre tendrá lugar la celebración del Envío misionero, a las 18:00 horas, y la Vigilia de oración a las 21:15 horas. El domingo, 22 de octubre, a las 12:30 horas, la celebración de la Eucaristía con motivo del Día del DOMUND. El jueves, 26 de octubre, a las 20:30 horas, tendrá lugar la celebración de la Eucaristía por los enfermos y mayores. Por último, el viernes, 27 de octubre, a las 13:30 horas, tendrá lugar una Mesa redonda sobre experiencias misioneras en los locales parroquiales de la parroquia de San Marcos,  seguida de comida compartida.

«¡Siéntete invitado a participar y a dar a conocer a otros la realidad misionera de tu diócesis! Nuestros misioneros confían en nosotros, misioneros en la retaguardia, para rezar por ellos y apoyar su trabajo», añaden desde Salamanca.

    OMPRESS

El plazo para presentar obras al XXXVII Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística, convocado anualmente por la Fundación Fernando Rielo, es el 15 de octubre, día de Santa Teresa de Jesús.

Características: Pueden optar al Premio poemarios inéditos, escritos en español o en inglés, o traducidos a uno de estos dos idiomas, y cuya extensión no sea inferior a los 600 versos ni superior a los 1.300.

Dotación: 7.000 euros y la publicación de la obra ganadora.

Temática: Versará sobre poesía mística, es decir, aquella que expresa los valores espirituales del hombre en su honda significación religiosa.

Requisitos: El envío de los poemarios se hará por correo electrónico en un documento único, en formato PDF (no se admitirá otro formato). En la primera página del mismo deberá llevar: el título de la obra, el nombre y apellidos de su autor, su dirección postal completa (incluyendo localidad, ciudad, país), su dirección electrónica, y el teléfono. Por tanto se prohíbe el uso de plica y seudónimo. La dirección de envío es: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

El fallo del jurado se dará a conocer en un acto solemne en Roma el 13 de diciembre de 2017. Más información, solicitud de las bases y envío de las obras en la web, email:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. o al tf: +34 91 575 40 91

    Fundación Fernando Rielo

Ante las cámaras de «Tras las Huellas del Nazareno» está en esta ocasión el P. Gaetán Cabasha, sacerdote de origen ruandés. Obligado a salir de su tierra por el genocidio de 1994, siendo aún seminarista, y tras pasar por un campo de refugiados en la Rep. Dem. Congo, llegó —después de muchos padecimientos— a la República Centroafricana, lugar donde fue acogido por el Obispo de la Diócesis de Bangassou. Allí fue ordenado sacerdote y pudo trabajar pastoralmente durante varios años. Conoce pues perfectamente la difícil situación de este país, seguramente muy desconocido para nosotros. Actualmente se encuentra en España realizando estudios de doctorado, con un tema en el que, tristemente, es ya un experto: las violencias colectivas.

La República Centroafricana es un país situado en el corazón de África. Más grande que España en cuanto al territorio que ocupa, está poblado por apenas unos cinco millones de personas, de los cuales un 40% tiene menos de catorce años. Es  uno de los países con  mayores  índices de pobreza del mundo, especialmente tras haber caído el país en una espiral de violencia con cientos de miles de refugiados y desplazados.  

El P. Gaetán nos introduce con estas palabras en la situación de Centroáfrica: «Es un país muy pobre pero, al mismo tiempo, muy rico en recursos naturales. Desde la independencia, en los años 60, nunca ha tenido estabilidad. Cada diez años más o menos, hay un golpe de Estado, y siempre un golpe violento. Últimamente, desde 2013, hay una situación de conflicto generalizado, lo que lleva a los observadores a decir que es un país fallido, que ya no existe en el territorio ni administración, ni justicia, ni policía, ni ejército. Es un país completamente destruido. Y ahora más de la mitad del país está ocupado por las bandas armadas».

La religión mayoritaria en Centroáfrica es el cristianismo (36% de católicos; 53% de cristianos no católicos y 9% de musulmanes). El P. Gaetán explica el origen del conflicto: «Los musulmanes, mayoritariamente son del norte, de dos tribus. Una tribu que se llama Runga y otra tribu que se llama Gura. Están en la frontera entre Chat, Sudán y Centroáfrica. Es una zona que ha estado siempre abandonada, donde no hay infraestructura, no llegan las carreteras, y hospitales y escuelas siempre están en un estado rudimentario. Y eso ha llevado a esos grupos musulmanes minoritarios a emprender una guerra, seguramente apoyados por algunos países de fuera, principalmente por Chat, pero también por grupos de Darfur, en Sudán. Y empezaron el caos en 2013. Y lo que estamos viviendo ahora son las consecuencias de aquel conflicto».

Lo que comenzó como una justa reclamación de atención, se convirtió pronto en una fuente de violencia que puso en crisis todo el país y que golpeó con fuerza a la Iglesia. Se trataba de crear una nueva República Centroafricana en la que el Islam tuviera una presencia más protagonista: «En 2013 empezaron la guerra. Se juntaron muchos grupos musulmanes en un movimiento llamado Seleka y empezaron a atacar al gobierno que estaba dirigido por el general François Bozizé Yangouvonda, que tampoco era un buen gobernador. Por donde pasaban iban saqueando las iglesias, destruyendo las capillas, robando los coches de los sacerdotes, de las misioneras, de los obispos… Llegaron a la capital y tomaron el poder, pero realmente el país ya se había hundido por completo. Desapareció el ejército nacional, desapareció la justicia, desapareció la administración».

Pero el nuevo régimen musulmán no tenía capacidad para gobernar un país: «Pusieron un presidente autoproclamado que se llamaba Michel Am-Nondokro Djotodia, pero ese presidente no tenía ni idea de lo que era un país. Su ejército no era más que un conjunto de bandas armadas de ladrones, de violentos, que no sabían lo que era un ejército. Muchos de ellos se autoproclamaron generales y coroneles. Y fueron a todas las provincias, a todos los rincones del país, a destruir, a matar, a violar. Eso alarmó mucho a la comunidad internacional. Los países vecinos, empujados probablemente por Francia, presionaron para que ese presidente dimitiera».

Pero, entre tanto, un nuevo movimiento armado se levantó en Centroáfrica. Se justificó como defensor de los cristianos, pero no tiene nada que ver con la Iglesia, ni católica ni protestante: «En muchos pueblos se levantaron los jóvenes. Veían que sus pueblos estaban siendo atacados por los Seleka, y constituyeron un movimiento que llaman Anti-Balaka. Dicen que están allí para defender el cristianismo pero, realmente, sus métodos y maneras de proceder son paganos. Creen en la magia, creen que las balas no les pueden penetrar. (…) Pero no verás ningún sacerdote, ningún pastor, ninguna religiosa, que hayan dicho: “Estamos detrás”. Al contrario, el discurso de la Iglesia ha sido siempre la caridad, incluso amar al enemigo».

La correcta actitud de la Iglesia, de desmarcarse de la actividad de los jóvenes Anti-Balaka, ha provocado un serio conflicto con ellos. El P. Gaetán explica: «Lo que comenzó como una iniciativa legítima de defender a su pueblo, se convirtió en una sangrienta batalla y un tipo de limpieza étnica, tribal y religiosa, pues empezaron a matar a todos los musulmanes que encontraban por el camino, y aquello se convirtió en un caos total».

Los Anti-Balaka llegaron a las puertas de la capital del país, Bangui. Fuerzas internacionales tuvieron que intervenir para evitar el baño de sangre. El ejército de los Seleka se retiró hacia el norte y su autoproclamado presidente dimitió «pero, entre tanto, ya se había disparado un caos total en todos los rincones. Los Seleka matando a los no musulmanes, y los Anti-Balaka a los musulmanes».

Preguntamos al P. Gaetán: ¿Cuál es la posición de la Iglesia en medio de todo este caos? «En el primer momento de los Seleka hacia el poder, la Iglesia perdió mucho. Perdió todas sus propiedades, sus coches, sus motos, sus medios de transporte, los ordenadores... (…) Fue un desastre. Pero luego, cuando de levantaron los Anti-Balakas y comenzaron a matar a los musulmanes, fueron las iglesias las que acogieron a los musulmanes para protegerlos. Y allí aparece el papel de la Iglesia centroafricana dentro de ese conflicto. Intentar la mediación, el Cardenal de Bangui creó una plataforma con un imán musulmán, con un pastor protestante y él mismo, para intentar hablar con unos y otros, y evitar que el conflicto se convirtiera en un conflicto religioso, cuando realmente al inicio era un conflicto más bien político y económico, pero poco a poco se fue convirtiendo en un conflicto religioso: musulmanes contra no musulmanes, y los no musulmanes contra todo lo que son los musulmanes».

La Iglesia está realizando su labor de mediación a costa de grandes sufrimientos.

El P. Gaetán sufre porque el radicalismo de los dos grupos enfrentados les impide ver la verdadera posición de la Iglesia: «A la Iglesia, por ser neutral y por tener caridad, se la ve como cómplice. A veces, esos que dicen que están protegiendo el cristianismo, consideran a los sacerdotes y a los obispos como cómplices de los musulmanes. Y, en otros lugares, son los musulmanes los que dicen que la Iglesia es cómplice de los Anti-Balakas».

El país tuvo nuevas elecciones y se está trabajando por conquistar la paz en todo el territorio, pero fuera de la capital Bangui, protegida por los Cascos Azules de la ONU, en Centroáfrica siguen imperando el caos y la violencia a causa de los ininterrumpidos choques entre Selekas y Anto-Balakas. De hecho, y a pesar de todo, la única institución que mantiene una cierta autoridad. Es la Iglesia: «Fuera de la capital sigue siendo un desastre porque, con la llegada de los Seleka, se destruyó el ejército nacional. El gobierno actual, legítimo, no tiene ejército, no tiene policías, no tiene jueces. Por eso, fuera de la capital, casi no tiene autoridad. Son las bandas armadas las que ocupan el terreno, de una parte los Anti-Balaka, de otra los Seleka. La única institución que queda, que tiene cierta autoridad fuera de la capital, es la Iglesia. Porque la Iglesia sigue en todos los sitios. En las parroquias, los sacerdotes intentan a acoger a los que huyen, a los desplazados, ayudan en las labores humanitarias y, al mismo tiempo, intentar la mediación».

La Diócesis de Bangassou, a la que pertenece el P. Gaetán, ha vivido una situación especialmente complicada. El primer levantamiento de los Seleka les dejó absolutamente sin nada. El obispo, el misionero español Mons. Juan José Aguirre, trabajó duramente para reconstruir la Diócesis. Comenzó entonces un segundo levantamiento, esta vez de los Anti-Balaka. El obispo arriesgó de manera heroica su vida en esas jornadas: «Los musulmanes del centro de Bangassou subieron a la mezquita. El obispo tuvo que hacer de escudo humano para evitar que los Anti-Balaka mataran a los dos mil musulmanes que estaban en la mezquita. Pasó días muy peligrosos, arriesgando la vida. Al final llegaron los Cascos Azules portugueses. Se decidió que había que desplazar a los musulmanes al seminario menor porque, en el recinto del obispado, donde están el seminario menor y la catedral, se pensaba que allí podían tener más seguridad. Cuando llevaron a los musulmanes al seminario menor, los Anti-Balaka entendieron que el obispo y los sacerdotes son amigos de los musulmanes. Y cuando los sacerdotes y obispos salen a la ciudad, reciben insultos y desprecios de esos jóvenes, que dicen que están defendiendo el cristianismo, y los responsables del cristianismo no saben lo que están haciendo».

Tras la heroica defensa de los musulmanes, que podía haberle costado la vida, Mons. Aguirre se encontró vilmente traicionado por sus protegidos y por los mismos Cascos Azules: «Los musulmanes que están en el seminario menor, atacaron a la propia Iglesia que les protegía. No sabemos dónde encontraron las armas, o si las tenían en sus cosas, pero atacaron la catedral, rompieron las puertas del obispado, fueron a buscar a los sacerdotes, porque decían que no les protegían lo suficiente, que eran cómplices de los Anti-Balaka. Los sacerdotes han huido. Y los que estaban protegidos dentro del seminario menor, ahora han conquistado el recinto. Están allí, armados, y los Cascos Azules marroquíes, que se supone tenían que proteger el obispado y evitar que los musulmanes del seminario menor desbordaran para hacer sus fechorías, no hicieron nada. Entonces ahora la gente está diciendo: “¿Pero qué ha pasado? Vosotros, la Iglesia, los sacerdotes, el obispo, habéis protegido a los musulmanes, y ahora los musulmanes se vuelven contra vosotros”. Y estamos allí en una situación de confusión. Los Anti-Balakas quieren atacar el seminario menor para acabar con los musulmanes. Los musulmanes armados y los Cascos Azules están allí, ocupando el obispado, y los sacerdotes no pueden vivir en sus hogares. Así estamos hasta este momento».

El P. Gaetán se emociona recordando esos valientes cristianos que, movidos por su fe, han arriesgado su vida para salvar otras vidas. Y en especial resalta la figura del Arzobispo de Bangui, el cardenal Nzapalainga, que tuvo el valor de denunciar la situación y no callar y que llegó a plantarse a la puerta de la cárcel, reclamando la libertad de un pastor protestante injustamente encerrado, y de esconder de las iras de los Anti-Balaka a un imán musulmán.

Rodeada de enemigos por todas partes, con sus estructuras arruinadas, con todas sus obras sociales y humanitarias destruidas, con los sacerdotes y religiosos huidos y perseguidos, la Iglesia centroafricana continúa amando a todos y predicando, con su doloroso ejemplo, que el único camino es el del perdón y la reconciliación.

    Eukmamie

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha pedido hoy a los formadores y estudiantes de la Facultad de Teología San Vicente Ferrer, de Valencia, «esfuerzo por la unidad y la reconciliación, capacidad para el diálogo y para comprender y ayudar sin nada a cambio, y sensibilidad a todo cuanto suceda a nuestro alrededor».

En la misa de apertura de curso de la Facultad de Teología, el Gran Canciller de la institución académica ha destacado que «el sentido de la misión se ha de nutrir del misterio eucarístico, del amor por los hombres, la entrega a los pobres, la vida en fraternidad, la capacidad para el diálogo y la comprensión, el esfuerzo por la unidad y la reconciliación de todos, y la gran tarea de hacer una humanidad con la novedad del Evangelio donde se aprende el arte de vivir».

«Nuestro cometido es formar para evangelizar, para exhortar a la conversión del corazón, a una nueva manera de pensar y sentir», ha precisado el arzobispo, quien ha señalado que para lograr «el reto y la responsabilidad de la formación» la Facultad de Teología necesita «amor y pasión por la Iglesia, vinculación filial y cordial al Papa y a los obispos, capacidad para compartir y servir y para comprender y ayudar sin nada a cambio, amor por el hombre y su dignidad, inserción en el mundo y en los problemas de los hombres y sensibilidad a todo cuanto suceda a nuestro alrededor».

Por último, el cardenal ha subrayado que la Facultad debe ser «una escuela de formación de sacerdotes, religiosos y laicos ilustrados e iluminados por la ciencia divina que aprendemos en la escucha de su Palabra y una escuela para la formación de cristianos, principalmente pastores, para la nueva evangelización».

Más colaboración y vinculación con la Universidad Católica

Posteriormente, en el acto académico de inicio de curso el cardenal Cañizares ha anunciado «el propósito de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir de trasladar a la Facultad de Teología facultades o estudios eclesiásticos como Derecho Canónico, Instituto Juan Pablo II para el Matrimonio y la Familia, Filosofía y Ciencias Religiosas, con lo cual se estrecha más la vinculación y colaboración entre ambas instituciones».

Igualmente, ha felicitado a la Facultad de Teología «por la dedicación que están teniendo para conseguir la proclamación del doctorado de San Vicente Ferrer, que será un “gran servicio a la Iglesia», y ha animado a la Facultad, a la Orden de Predicadores y otras instituciones a seguir con esta tarea.

Además, el cardenal ha exhortado a la institución académica «a seguir colaborando y trabajando por la proclamación como doctor universal de la Iglesia de Santo Tomás de Villanueva», ha remarcado la importancia de la celebración del centenario del cardenal Cisneros, «uno de los padres de la renovación y reconstrucción eclesial de los siglos XV y XVI», y ha recordado la figura de Martín Lutero y el quinto centenario de la Reforma protestante.

Creación de la nueva Cátedra de Misionología

Tras agradecer a todos los asistentes su «presencia y fidelidad», el decano-presidente de la institución, el sacerdote dominico Vicente Botella ha intervenido en la apertura oficial del curso destacando la creación de la nueva Cátedra de Misionología, puesta en marcha en colaboración con la Dirección Nacional de Obras Misionales Pontificias, que iniciará su singladura en los próximos meses.

Igualmente, ha avanzado la creación de la asociación de alumnos y antiguos alumnos del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de la propia Facultad.

También, Vicente Botella se ha referido a la próxima visita, en el mes de octubre, que realizará a la Facultad de Teología de Valencia la Agencia Vaticana de Verificación y Promoción de la Calidad (AVEPRO) para «examinar la implantación de la cultura de la calidad en la Facultad conforme a las exigencias del Plan Bolonia, regulador del Espacio Europeo de Estudios Superiores (EEES)».

Esta verificación es una «extraordinaria oportunidad para la vida de la Facultad y, en consecuencia, ha de ser un impulso para seguir creciendo», según el decano, que ha agradecido además el «generoso trabajo» de la Universidad Católica de Valencia «para la modernización del sistema operativo de la Secretaría».

Asimismo, Vicente Botella se ha referido a la proximidad del año 2019 en el que «celebraremos los 600 años de la muerte de San Vicente Ferrer», patrono de la Facultad de Teología, «figura señera en el ámbito social, cultural y religioso de nuestra tierra». Este centro, «como es de justicia a título individual, y en colaboración con otras instituciones, contribuirá a mantener viva la memoria y el legado del fraile dominico valenciano a través de distintas actividades que se darán a conocer próximamente».

Finalmente, el decano ha hecho una «alusión sentida a tantas víctimas inocentes que padecen y han sufrido el azote del terrorismo, de los cataclismos de la naturaleza, de la guerra o de la injusticia». «Para todos ellos nuestro recuerdo cariñoso y nuestra oración».

En el acto académico de la apertura oficial de curso de la Facultad de Teología han participado, igualmente, el vice Gran Canciller de la Facultad, Jesús Díaz; el sacerdote Miguel Navarro, catedrático de Historia de la Iglesia y vicedecano de la Facultad de Teología, que ha pronunciado la lección inaugural; y el secretario general de la Facultad de Teología Mariano Ruiz, que ha leído la memoria del ejercicio anterior.

    AVAN

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha celebrado su reunión los días 26 y 27 de septiembre en la Casa de la Iglesia, en Añastro 1, Madrid.

Declaración sobre Cataluña

Los obispos de la Comisión Permanente han realizado una declaración institucional sobre la situación que vive actualmente Cataluña, aprobada por unanimidad. El cardenal Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), la hizo pública en la sede de la CEE este miércoles, 27 de septiembre.

En la declaración invitan al diálogo como vía para superar la difícil situación «que se vive en Cataluña, con gran preocupación en el resto de España» y explican que para «hacer posible este diálogo honesto y generoso, que salvaguarde los bienes comunes de siglos y los derechos propios de los diferentes pueblos que conforman el Estado, es necesario que, tanto las autoridades de las administraciones públicas como los partidos políticos y otras organizaciones, así como los ciudadanos, eviten decisiones y actuaciones irreversibles y de graves consecuencias, que los sitúe al margen de la práctica democrática amparada por las legítimas leyes que garantizan nuestra convivencia pacífica y origine fracturas familiares, sociales y eclesiales».

Asímismo señalan, como ya lo hicieron «en otra ocasión también difícil para nuestra convivencia democrática y pacífica, ‘es de todo punto necesario recuperar la conciencia ciudadana y la confianza en las instituciones, todo ello en el respeto de los cauces y principios que el pueblo ha sancionado en la Constitución’ ( XXXIV Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española. 28-2-1981)».
    
Otro  de los principales asuntos que ha tratado la Comisión Permanente ha sido el estudio sobre la ideología de género y su traslación a proyectos legislativos en España, en concreto la Proposición de Ley contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales, y de igualdad social de lesbiana, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales, presentada en el Congreso de los Diputados por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

Dada la gravedad de esta iniciativa legal y otras similares autonómicas para la concepción cristiana del amor humano, el matrimonio, la familia y la educación, además de la conculcación de derechos fundamentales de la persona, consagrados por la Constitución, monseñor Mario Iceta, presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia, ha presentado en esta reunión de la Permanente un informe al respecto, que será ampliado en la próxima reunión de la Asamblea Plenaria a fin de responder al de-safío de este proyecto legal, de fuerte contenido ideológico que se quiere imponer obligatoriamente a la sociedad española.

Liturgia, pastoral Bíblica y Tribunal de la Rota

La Comisión Permanente, después de estudiar los informes pertinentes, da el placet para la creación de una cuarta Facultad Eclesiástica de Liturgia en Barcelona, en el seno del ya existente Ateneo Universitario ‘San Pacià’ de la archidiócesis catalana.

También pasará a estudiarse, durante la Asamblea Plenaria próxima, la  aprobación y posterior creación de un Departamento de Pastoral Bíblica en la Conferencia Episcopal Española. Por su parte, el obispo presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia, monseñor Julián López Martín,  expuso las conclusiones sobre la recepción eclesial de la nueva edición en español del Misal Romano y de los Leccionarios.

El decano del Tribunal de la Rota de la Nunciatura Apostólica en España, Carlos Manuel Morán Bustos, informó a la Comisión Permanente de la situación del Tribunal de la Rota en España, con motivo del proceso de adaptación de los tribunales de la Iglesia ante la entrada en vigor del Motu Proprio Mitis Iudex Dominus Iesus del Papa Francisco, con el que se renuevan los procesos canónicos de nulidad del matrimonio.

Otros temas del orden del día

Los presidentes de las Comisiones Episcopales han expuesto las actividades y proyectos que están realizando. Los obispos han aprobado el temario de la CX Asamblea Plenaria, que se celebrará del 20 al 24 de noviembre de 2017.
        
Para el año 2018, el Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal Española prevé que ésta se centre en el kerigma o anuncio de la Palabra de Dios, revisando las actividades de la Iglesia en España en el anuncio de la Palabra, para ofrecer propuestas adecuadas para la evangelización y el fortalecimiento de la fe.

Para ello se pretende, entre otras acciones, otorgar una atención preferente a los agentes pastorales al servicio de la transmisión de la fe; fortalecer el acompañamiento a los sacerdotes en su identidad, vocación y misión; revisar los procesos de catequesis; fortalecer la presencia de la enseñanza religiosa en la escuela; fomentar un mayor conocimiento de la Sagrada Escritura; continuar con la difusión de los Leccionarios y propiciar encuentros con personas alejadas de la vida eclesial.  
 
En el capítulo económico, se ha aprobado la constitución y distribución del Fondo Común Interdiocesano para el año 2018, así como los presupuestos también para el 2018 de la Conferencia Episcopal Española y de los organismos que de ella dependen.

Por último, la Comisión Permanente ha acordado destinar a la Conferencia Episcopal de México una ayuda de 50.000 euros a fin de paliar las consecuencias de los últimos terremotos sufridos por esta nación hermana.

Nombramientos

La Comisión Permanente ha aprobado los siguientes nombramientos:

  • Monseñor Francisco Cerro Chaves, obispo de Coria-Cáceres, presidente del Comité Nacional para el Diaconado Permanente.
  • Luis Manuel Romero Sánchez, sacerdote de la archidiócesis de Mérida-Badajoz, como director de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar
  • Fernando Herrera Casañé, renovación, como director del Secretariado de la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida.
  • Martín Grima Molina y María Dolores Bermell Benet, laicos de la archidiócesis de Burgos, como presidentes Nacionales del ‘Movimiento Familiar Cristiano’ (MFC).
  • Antonio García Ramírez, sacerdote de la diócesis de Albacete, como Consiliario General del Movimiento de Acción Católica ‘Fraternidad Cristiana de Personas con Discapacidad’ (FRATER-ESPAÑA).
  • Óscar Puebla Martín, laico de la diócesis de Coria-Cáceres, para su reelección como Coordinador Nacional de la ‘Renovación Carismática Católica de España’ (RCCE).
  • José González Ruiz Ruiz, laico de la archidiócesis de Granada, como presidente General de la ‘Hermandad Obrera de Acción Católica’ (HOAC).  

    OICEE

Unos 750 jóvenes de edades comprendidas entre los 14 y los 30 años recorrerán este fin de semana más de 30 kilómetros a pie para peregrinar hasta el santuario de la Virgen de Guadalupe, en compañía del obispo de Getafe, monseñor Joaquín María López de Andújar, y su auxiliar, monseñor José Rico.
 
Estos peregrinos, pertenecientes a 32 parroquias de la diócesis de Getafe, partirán mañana viernes 29 de septiembre hacia tierras extremeñas desde diferentes municipios.
 
Catorce autobuses trasladarán a estos jóvenes, que irán acompañados de más de una veintena de sacerdotes diocesanos y de un nutrido grupo de religiosas, consagradas y seminaristas, hasta las localidades de Puerto de San Vicente y Mohedas de la Jara, donde pasarán la primera noche.
 
El sábado, los participantes en esta peregrinación recorrerán andando los 20 kilómetros que separan estos municipios de Alía, a donde está previsto que lleguen a la hora de comer.
 
Y el domingo 1 de octubre, harán otros 16 kilómetros más hasta su destino final, el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, donde está previsto que el obispo de Getafe presida la celebración de la eucaristía.
 
Esta peregrinación se ha convertido en una de las actividades tradicionales en la Diócesis de Getafe, ya que se repite desde hace casi dos décadas.
 
El lema escogido en esta edición por la Delegación diocesana de Juventud, organizadora de esta actividad, es ‘Sal de tu tierra’.
 
Esta peregrinación hasta Guadalupe (Cáceres) supone una oportunidad única de confraternización y oración para los jóvenes de la diócesis de Getafe, que cada año se suman de forma masiva a esta actividad.

    MCS

La Fundación Universitaria San Pablo-CEU comienza el presente curso académico 2017/2018 -gracias a los excelentes resultados obtenidos por el aumento de nuevas matrículas- aplicando significativas medidas que afectan a una mejora en las condiciones laborales, a la investigación, a las ayudas en becas y a impulsar nuevos proyectos de voluntariado y responsabilidad social. Un éxito que, en palabras de su director general, José Luis Guillén, se debe a que la Institución está respondiendo «con una estrategia clara a un entorno complejo y competitivo, elevando sus niveles de exigencia y calidad».

Para Guillén, las claves de estas valiosas iniciativas se deben a la «mejora de la gestión y adaptación a las exigencias de los nuevos tiempos: más internacionalidad, nuevas formas, métodos y competencias y mejores servicios e instalaciones. Y todo ello desde los principios del humanismo cristiano que promueve la ACdP, convirtiendo a las personas CEU en protagonistas de las acciones que realizamos».

Gracias a estos buenos resultados, el CEU va a implantar importantes medidas para sus trabajadores y para la sociedad en general. Destacan tres medidas excepcionales que suponen una inversión de 3,5 millones de euros adicionales en pilares básicos de la Institución: las personas que trabajan en ella, la investigación y el voluntariado y la Responsabilidad Social.

Esto se concreta en una inversión de 2 millones de euros en los trabajadores CEU; medio millón de euros destinados a proyectos de Voluntariado y RSC, y un mayor impulso a la investigación, destinando un millón de euros adicional.

Además de estas medidas excepcionales, el Patronato del CEU aprobó los presupuestos para este curso 2017/18, en el que se incluyen más y mejores beneficios para sus trabajadores: nuevo incremento salarial, seguro médico y una importante dotación económica de más de 2 millones de euros para sistemas de evaluación y desarrollo, además de un incremento del 100% en las acciones de Formación.

El director Corporativo de Personas de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU, Óscar Cortijo, subraya la importancia de la creación de un «sistema de promoción interno que establece mejoras en el reconocimiento del trabajo bien hecho», así como el importante «impulso en la conciliación real de las personas CEU través de dos novedosas iniciativas: el ‘Campus de Conciliación Familiar’ y el programa ‘CEU Contigo’». Al primero podrán acudir los hijos de los trabajadores en determinados periodos no lectivos y, respecto al segundo, se trata de un servicio pionero para ayudar a las personas CEU que tienen familia numerosa, con alguna discapacidad o que asumen a su cargo personas dependientes.

Este presupuesto incluye además una importante inversión en actividades de Voluntariado y Responsabilidad Social Corporativa, la dotación de más fondos para la realización de doctorados en las mejores universidades del mundo y  la creación de unas nuevas becas para los mejores alumnos de cada universidad.  

La Fundación Universitaria San Pablo-CEU es una institución educativa española con más de 80 años de experiencia que imparte enseñanza en todas las etapas educativas. Obra de la Asociación Católica de Propagandistas, cuenta con 25 centros en toda España, en  los que aprenden 31.000 estudiantes y trabajan 2.700 empleados.

    CEU

Ante la convocatoria en Bruselas para hoy, día 28 de septiembre, de la manifestación por el derecho al aborto por los grupos que integran el denominado Colectivo feminista ‘aborto, las mujeres deciden’ por el derecho al aborto, la Federación One of Us afirma que la igualdad de todos los seres humanos exige la protección del concebido como «uno de nosotros». Jaime Mayor Oreja, presidente de la Federación One of Us recuerda que «es imposible construir una sociedad sobre este falso derecho».

Por su parte, Carlo Casini, presidente Honorario de la Federación One of Us, plantea las siguientes preguntas a los grupos organizadores de la Marcha: «¿El concebido es un ser humano o una cosa, un sujeto o un objeto, el concebido es uno de nosotros? No responder a esta pregunta atenta contra la razón. ¿Se aplica el principio de igualdad en la dignidad a todos los hombres incluidos los más pobres, los pequeños y los débiles, o no se refiere a ciertas categorías de seres humanos? ¿Por qué, en caso de duda, el principio de precaución, aplicado sin discusión sobre cuestiones ecológicas, no debería aplicarse cuando se discute acerca de la vida humana? No debemos dejar de decir la verdad revelada por la ciencia y por la razón, la verdad que la ley moderna no puede traicionar».

La Federación One of Us manifiesta que el aborto no es un asunto exclusivo de una mujer o de una mentalidad defensora de la vida o defensora del aborto. Es un tema que nos apela a todos, consecuencia de un proceso social y cultural que ha generado una serie de fenómenos en los que parece que el único criterio que cuenta es el poder. La supremacía de una mentalidad caracterizada por un desprecio de  lo que significa  la dignidad de la persona.

One of Us pone de relieve la evidencia de la ciencia genética de que en el instante mismo en que el óvulo es fecundado por el espermatozoide, comienza una vida que no es la de ninguno de los progenitores, sino de un nuevo ser humano capaz de  desarrollarse por sí mismo hasta alcanzar la plenitud.

Con la fecundación ha comenzado, sin duda alguna, la aventura de una nueva vida humana llamada a desarrollar todas sus cualidades hasta llegar a la madurez.

Ante esta evidencia, la Federación One of Us manifiesta que «un régimen político debe ofrecer las garantías suficientes para que sean respetados los derechos fundamentales de la persona, en caso contrario, pierde su legitimidad. Hoy, debemos reclamar a los Estados, y al estado de Derecho, con toda su carga histórica de racionalidad y humanidad, su capacidad de suministrar protección jurídica efectiva a bienes que la merecen –y no hay un bien jurídico de mayor relieve que el derecho que todo ser humano tiene a la vida y a su integridad física-».

Así mismo la Federación One of Us resalta que: «La permisión legal positiva del aborto provocado no es, en modo alguno, un “progreso” sino un “regreso” de la civilización».

    MCS

El coordinador de Derechos Humanos e Incidencia de Centros sociales de los jesuitas en República Dominicana, Pedro Cano, explica en un escrito las consecuencias de la privación de derechos que sufren muchos dominicanos, que no pueden obtener la nacionalidad.

«Quisiera compartir la situación de miles de dominicanos, a los cuales la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional ha negado su derecho a la nacionalidad, impidiéndoles ejercer sus libertades en el país. Esta privación arbitraria por parte del Estado, que ocurrió hace cuatro años y todavía hoy sigue vigente, ha creado una situación de vulnerabilidad a miles de personas que habían adquirido su nacionalidad conforme al ius soli, criterio jurídico para determinar la nacionalidad de una persona al momento de nacer en República Dominicana desde 1929 hasta 2010.

La suspensión temporal de sus actas de nacimiento o de su carné de identidad es una medida que vulnera el derecho de la persona –ya registrada como dominicana– a ejercer su ciudadanía. Pero más allá de la dimensión legal, estas disposiciones colocan en una nebulosa la identidad de la gente y su estatus en una sociedad que los reconoció y ahora no los conoce.

Moisés Sano Jan es uno de los muchachos desnacionalizados. Nació, se crió y vive ahora en Guaymate, en República Dominicana. En 2007 terminó el Bachillerato y cuando fue a solicitar un acta de nacimiento para continuar los estudios universitarios se la negaron. Fue a la Oficialía de Higüey –donde fue inscrito al nacer– buscando información, y desde allí enviaron un oficio a la Junta Central Electoral en Santo Domingo en 2008. En el año 2011, el Tribunal de Primera Instancia de Higüey falló a favor de Moisés, ratificando que su acta de nacimiento fue entregada cumpliendo los requisitos legales establecidos. A pesar de que la jueza falló a favor, Moisés sigue teniendo las mismas dificultades: no puede tener libremente una copia de su acta de nacimiento sin que le argumenten que es hijo de haitianos, y no puede renovar su carné de identidad porque el país en el que nació y el estado del que se siente parte no le reconoce su derecho a la nacionalidad. Al igual que Moisés, actualmente 53.827 dominicanos se encuentran privados de este derecho y 79.943 personas nacidas en República Dominicana antes de 2010, de padres extranjeros, están bajo un limbo jurídico que los mantiene en apatridia. Esta historia nos recuerda la del pueblo de Israel, al que las pruebas del desierto y el acoso psicológico de sus acusadores sacudieron su estabilidad. Aun así permanecieron unidos en la fe y la esperanza de retomar sus vidas y recuperar lo que era suyo».

    OMPRESS

Vicarios judiciales, notarios, miembros de Tribunales Eclesiásticos, abogados, peritos y psicólogos se reúnen esta semana en el X Simposio de Derecho Matrimonial y Procesal Canónico, que organiza en la diócesis de Granada el Tribunal Metropolitano, dedicado la nueva forma de actuación judicial de la Iglesia en relación a las nulidades matrimoniales.

Entrevista al Vicario Judicial del Tribunal Metropolitano Eclesiástico de Granada,  Sebastián Sánchez Maldonado.

P.- Háblenos del Simposio. ¿Cómo afrontan esta nueva edición?
R.- Hay dos clases de personas que asisten al Simposio: como ponentes, que también vienen como oyentes, y los que asisten para aprender y que les sirva en sus despachos. De los que asisten al Simposio se encuentran Vicarios Judiciales, jueces de los Tribunales Eclesiásticos, abogados, miembros de Tribunales, psicólogos, a quienes les interesan estos temas para los informes periciales en las causas de nulidad matrimonial, y otras personas que tengan curiosidad por asistir. En cuanto a las personas ponentes, primero estuvieron los Vicarios Judiciales de la Provincia Eclesiástica de Granada. Después, empezamos a abrir y este año tenemos hasta Portugal, Italia, y de España también varios ponentes.

P.- El Simposio se titula «Nulidad matrimonial. La nueva actuación judicial de la Iglesia». ¿En qué sentido la nulidad matrimonial es la«nueva actuación judicial de la Iglesia»?
R.- La Iglesia, a lo largo de la historia, ha tenido bastantes modificaciones en la manera de tratar las nulidades eclesiásticas del matrimonio. Las ha tenido en las decretales antiguas. Vinieron algunas reformas con la ‘Provida mater’. Tuvimos una reforma pequeña en el Código anterior, y en el 83 se publicó el Código actualmente en vigor. De ese Código, había una gran corriente de canonistas que pedíamos que se modificaran las normas, que se hiciera más fácil el proceso. La nulidad no se ha modificado. Lo que se llama «nuevo» es la manera de tratar los casos de nulidad, que antes se trataban con más estrechez y ahora hay un margen de más confianza, más humano, más asequible a las personas, se tiene más en cuenta la confesión judicial de las partes, se tiene más en cuenta el problema que se le plantea a cualquier matrimonio que se encuentra en dificultad. Por eso se llama «nueva», porque ha modificado los cánones especiales que había antes para la nulidad del matrimonio y lo deja mucho más simple. Esa es la «nueva actuación» de la Iglesia en relación a las nulidades.

P.- ¿Qué es una nulidad matrimonial?
R.- Es confirmar que ese matrimonio no ha existido nunca. Tiene las apariencias de matrimonio porque se celebró en la Iglesia, ante un ministro sagrado, ante unos testigos; se celebró con todos los requisitos externos del matrimonio, pero ahí en ese matrimonio había alguna dificultad, o bien porque había algunos impedimentos o bien porque había alguna deficiencia en cuanto a la emisión del consentimiento, o porque había una incapacidad de la persona de poder cumplir con las obligaciones del matrimonio.

P.- Y si una persona quiere emprender un proceso de nulidad matrimonial, ¿qué debe hacer?
R.- Acudir a un Tribunal Eclesiástico de su diócesis. Consultar con algún miembro del Tribunal, o con el Vicario Judicial. Porque éste es un tema muy especializado y no lo comprende todo el mundo. Lo mejor es ir al Tribunal y consultar. En caso de que no tengan medios o no tengan facilidad para acceder a un abogado se les nombra un abogado del Tribunal.

P.- El Simposio de qué modo puede ser una ayuda para los Tribunales Eclesiásticos.
R.- Estas reuniones del Simposio siempre son mucha ayuda para los Tribunales Eclesiásticos y, sobre todo, para quienes quieren trabajar en ellos, porque en el Simposio se tratan temas que una persona no las puede averiguar y se les da el resumen de ese tema. Una ponencia del Simposio comprende cualquier aspecto de las nulidades matrimoniales, que se explican brevemente a las partes, y luego se les va a entregar en un libro al abogado, juez o notario. Es una ayuda para todos los canonistas.

P.- El Papa Francisco publicó una Carta Apostólica en forma de Motu Proprio sobre la reforma del proceso canónico para las causas de nulidad matrimonial en el Código de Derecho Canónico. ¿Que novedades trae este Motu Proprio al trabajo que hacen desde los Tribunales Eclesiásticos?
R.- Este Motu Proprio ha sido una bendición de la Iglesia para los fieles, porque ha venido a abreviar los procesos y a facilitarlos, en el sentido de las normas y pasos a seguir para reconocer una nulidad. Se tienen en cuenta muchos más aspectos para que sea más sencilla la tramitación del proceso. Ahora se reduce prácticamente a tres clases de procesos canónico de nulidad. El primero es el ordinario: viene una persona, presenta la demanda, se tramita. Pero ahora está hecha de tal manera que en vez de durar 15 o 20 meses, dura 6 u 8 meses. Se abrevia con la reforma del Papa. No hay que ir a segunda instancia. Antes todas las sentencias de nulidad afirmativas tenían que ir obligatoriamente a la segunda instancia, y ya no hay que ir. Por lo tanto, nos evitamos bastantes meses en la tramitación de ese proceso.

Hay otro proceso, que se llama «abreviado», que consiste en que si las dos partes están de acuerdo en pedir la nulidad por los mismos capítulos y por las mismas razones ese proceso se tramita ante el obispo de la diócesis. El instructor recoge las pruebas que aportan las partes, se las entrega al obispo y éste hace la sentencia brevemente. Este proceso, del que ya llevamos en Granada cinco, viene durando unos dos meses.

Y hay otro proceso, que lo vamos a tratar este año, que es el proceso «documental», en el que se demuestra que había un impedimento o que había una simulación y se demuestra fácilmente, por ejemplo el caso de unos primos hermanos. Se demostró que eran primos hermanos y se declaró la nulidad. Hubo que ir a la Rota. Ahora, en ese caso no hay que ir a la Rota. Eso se hubiese tramitado pidiendo las partidas de nacimiento.

P.- La nulidad del vínculo matrimonial entre hombre y mujer es uno de los procesos más dolorosos al que hace frente una persona. ¿Cuál es la tarea pastoral de la Iglesia en estos casos?.
R.- No es ruptura del vínculo matrimonial, porque no existe el vínculo. Si no existe el vínculo, no se rompe. En los Tribunales es de las cosas peores que pueden pasar porque cualquier matrimonio lo hace con ilusión, se casan con ilusión, pensando estar casados toda su vida, formar una familia. Esa ilusión ha fracasado, se hunde. Sabemos que este proceso de la Iglesia es de los más duros. Es un proceso medicinal, algo curativo, se puede decir quirúrgico porque hay que cortar una relación que existió y parecía que iba a ir bien. Eso, en la Iglesia, procuramos hacerlo con la mayor caridad, con la mayor acogida, con el mayor beneficio.

    Archigranada/Paqui Pallarés

Arzobispado de Madrid


Sede Central:

C/ Bailén 8

Tlf: 91 454 64 00 

Internet

Departamento de Internet del Arzobispado de Madrid:
webmaster@archimadrid.org

Catedral

Calle Bailén 10.
28013. Madrid.
Tel. 915.422.200.
informacion@catedraldelaalmudena.es

Prensa

Oficina de Prensa del Arzobispado de Madrid: 
C/ la Pasa 5, bajo dcha. 
Tlf: 91 364 40 50
Fax: 91 364 40 58
infomadrid@archimadrid.es

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política sobre las cookies. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra política de privacidad..

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information