Noticias

Jueves, 21 mayo 2015 02:00

“Los misioneros son parte de nuestra Iglesia Diocesana, y todos nos sentimos responsables de ellos”

El pasado domingo, festividad de la Ascensión del Señor, la Diócesis de Madrid celebró el Día de los Misioneros Diocesanos. Con este motivo, el Arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro, ha dirigido una carta a los familiares de los misioneros, en la que les recuerda que “el tiempo pascual es para todos nosotros un tiempo de gran alegría. Recordamos que el Señor está vivo, y lo está realmente en nuestras vidas cuando buscamos hacer de cada jornada una oportunidad de vivir el Evangelio y el amor de Dios. Cuando se acaba este tiempo pascual, celebramos la Ascensión del Señor. Ese día en que los Apóstoles reciben del mismo Señor el mandato de llevar a todos los hombres la luz de la fe, la alegría del Evangelio. Ahora son nuestros misioneros los que con un espíritu hermoso de entrega y renuncia van anunciando este amor entre los pueblos donde Cristo no es conocido”.

Para Mons. Osoro, “los misioneros son parte de nuestra Iglesia Diocesana y todos, empezando por el Arzobispo de la Diócesis, nos sentimos responsables de ellos, y por ello les apoyamos con nuestra oración y cariño. También nos sentimos partícipes de sus sufrimientos. Damos gracias al Señor por ellos y por la gran misión que realizan”.

“Vosotros, padres, hermanos y familiares de los misioneros, sabéis que a pesar de estar lejos, están siempre cerca. Por la Comunión de los Santos y por el amor que les tenéis, ellos participan de vuestras vidas, vuestras inquietudes, vuestras alegrías. Pero también ellos sienten vuestro calor y compañía. Sentid también mi afecto por ellos y por vosotros”, asegura.

“Este año, en el que se nos propone tener presente de modo particular a los religiosos misioneros, el lema es Nuestra Diócesis con sus religiosos misioneros. Así apoyamos el deseo del Santo Padre Francisco de orar y cuidar especialmente este año por la vida consagrada. Nuestra Diócesis tiene más de trescientos setenta y cinco religiosos en misión. Muchos de los que recibís esta carta sois padres, hermanos o sobrinos de algunos de ellos. Es motivo de gran orgullo tener un familiar que participa de esta doble vocación, la de la consagración y la de la misión”.

Afirma que a la oración “por los misioneros madrileños, uno mi oración por todos vosotros. Y le doy las gracias al Señor porque sé que los misioneros enviados desde la Diócesis de Madrid tienen siempre la compañía y el cariño de sus familiares más cercanos”. Y concluye encomendando a los familiares de los misioneros a la Virgen de la Almudena, al tiempo que les pide “oraciones por mí y por los proyectos de la Diócesis de Madrid”.

Organizado por el Consejo Diocesano de Misiones, mañana, viernes 22 de mayo, a las 19:00 horas, tendrá lugar un encuentro festivo en el Consejo Diocesano de Misiones, con los misioneros que ya regresaron y con sus familiares que tanta generosidad muestran siempre.
© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search