Noticias

Viernes, 01 junio 2018 12:38

Monseñor Martínez Camino, SJ, entregará los Premios Cari Filii el jueves 14 de junio

Monseñor Martínez Camino, SJ, entregará los Premios Cari Filii el jueves 14 de junio

Una vez cerrado el plazo de admisión de trabajos para los Premios Cari Filii 2018, el jueves 14 de junio se anunciarán los ganadores y se les entregará el galardón. Será en el transcurso de un acto que dará comienzo a las 20:00 horas en una de las salas de la parroquia Santa María del Monte Carmelo (c/Ayala, 35), de los padres Carmelitas. Estará presidido por monseñor Juan Antonio Martínez Camino, SJ, obispo auxiliar de Madrid.

Se continúa así la tradición de contar cada año con un obispo para una ceremonia que premia desde 2012 los mejores trabajos escritos y audiovisuales en honor de la Virgen María, según un lema que va cambiando cada año. Los obispos de Ciudad Rodrigo, Raúl Berzosa; Vitoria, Juan Carlos Elizalde; y Oviedo, Jesús Sanz Montes, han precedido a monseñor Martínez Camino. Los Premios 2018 se convocaron bajo la invocación a María, Reina de las Familias. Esta invocación estuvo muy presente en otro reciente acto de la Fundación Cari Filii, el rosario en Familia Por la paz y caridad entre los españoles que presidió el pasado 12 de mayo el obispo de Ávila, monseñor Jesús García Burillo.

Monseñor Martínez Camino, asturiano, de 65 años, es jesuita y doctor en Teología, y fue ordenado sacerdote en 1980. Ha sido profesor en la Universidad Gregoriana de Roma y en la Facultad de Teología de la Universidad San Dámaso. Fue secretario general de la Conferencia Episcopal Española entre 2003 y 2013, y en 2007 fue nombrado obispo auxiliar de Madrid, siendo consagrado el 19 de enero de 2008.

Es un gran impulsor de la devoción a la Virgen de Fátima. Como manifestó en la homilía del centenario de las apariciones, en la catedral de La Almudena, «el mensaje de Fátima sigue abierto y vivo. La Virgen sigue invitándonos a la conversión, a la oración y a la penitencia. Sigue abierto el tiempo de las grandes obras de Dios para nosotros y con nosotros». «Ella es la Madre que nos muestra la luz de la Gloria divina, la cercanía de su Amor infinito por cada uno de nosotros», añadió. «El mundo sigue necesitado de la oración y de vidas unida al sacrificio redentor de Cristo. No hay otro modo de salvación: solo Él es el camino que nos conduce a la verdad y la vida. Participamos en la Santa Misa, para unirnos a Él, para darle gracias por las maravillas que ha hecho y que hace en favor de su Pueblo y de cada uno de nosotros. Para darle gracias por María y con María».

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search