Noticias

Jueves, 19 julio 2018 10:47

Asociaciones de trasplantados de la Comunidad de Madrid se ponen bajo el patrocinio de la Virgen de la Paloma

Asociaciones de trasplantados de la Comunidad de Madrid se ponen bajo el patrocinio de la Virgen de la Paloma

Las asociaciones de trasplantados de la Comunidad de Madrid han solicitado al cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, que la Virgen de la Paloma sea proclamada patrona de las personas donantes y de sus receptores en la CAM.

Este patrocinio se hará público el miércoles 15 de agosto, festividad de la Virgen, en el transcurso de la solemne Eucaristía que el cardenal presidirá en su honor en la parroquia Virgen de la Paloma (c/Toledo, 98). Durante la Misa, que dará comienzo a las 13:00 horas, miembros de las asociaciones realizarán una ofrenda floral a su patrona.

Sergio Cobos, presidente de Deporte y Trasplante Madrid, explica que las asociaciones madrileñas, bajo la tutela de la Oficina Regional de Coordinación de Trasplantes de la CAM, y de la ONT, acompañan y orientan a los pacientes «con enfermedad del corazón, renal, en diálisis, con fibrosis quística, con enfermedades de la sangre, con problemas parenterales, o hepáticos, incluso del páncreas». También ayudan y acompañan «a las personas que ya han recibido el tratamiento del trasplante, algunas varias veces, y a sus familias en la difícil etapa de la enfermedad».

El trabajo que realizan consiste en «ayudarles a madurar y vivir tan dura batalla con nuestra experiencia, voluntad, gratitud y profesionalidad». «Testimonios de sufrimiento, y superación –prosigue- relatan la importancia de esta acción que llevamos a cabo, ayudándoles a sentirse personas normales, aceptadas y cuidadas, también por la Iglesia, en esta etapa apasionante de cambio y segundas, terceras y más oportunidades de la persona trasplantada».

También promocionan «la donación de órganos, médula, sangre y tejidos». Y se encargan de acciones concretos, como «el acogimiento domiciliario, gestión de vacaciones con sesiones de hemodiálisis, acompañamiento, o práctica y fomento de la actividad física». Y destaca «el apoyo y orientación» que ofrecen, tanto a los donantes como a los receptores, «en los conflictos que aparecen ante situaciones inesperadas de nuestra sociedad, como pueden ser los problemas laborales».

Para Cobos, la elección de la Paloma como patrona se debe a que es «la Virgen de la Soledad», ya que «tanto los que recibimos el trasplante, como las personas donantes, pasamos por momentos donde sentimos una gran soledad». Así, buscan «que, por su mediación e intercesión, las almas de los donantes fallecidos vayan al cielo, vele por la vida de los donantes vivos, y por los trasplantados y en lista de espera, ruegue a Dios que nos ayude cada día, y a todos los profesionales madrileños del mundo sanitario».

Entre sus objetivos está el de realizar una peregrinación anual para ponerse a los pies de la Virgen, como acción de gracias por los dones recibidos, «sobre todo el estar vivos».

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search