Noticias

Jueves, 27 mayo 2021 12:34

La Real Congregación de San Fermín de los Navarros suspende un año más las celebraciones en honor al santo

La Real Congregación de San Fermín de los Navarros suspende un año más las celebraciones en honor al santo

La Real Congregación de San Fermín de los Navarros, por decisión unánime de su junta directiva, se ha visto precisada a suspender un año más las celebraciones en honor al santo que se venían realizando en la parroquia de San Fermín de los Navarros (Paseo Eduardo Dato, 10) desde hace más de treinta años.

En esta determinación han tenido un peso específico consideraciones y limitaciones de tipo higiénico sanitarias y las normas y decisiones oficiales especialmente referidas a reuniones multitudinarias. Y es que en este tipo de concentraciones, como el tradicional chupinazo del 6 de julio, resulta imposible controlar el número de asistentes, la distancia interpersonal y el uso obligatorio de las mascarillas, si estuviera todavía vigente.

Esta suspensión responde a una medida de prudencia, en línea con los planteamientos y decisión adoptados en los sanfermines madrileños de 2020 y en las dos últimas Javieradas, o en la marcha de navarros a Nuevo Baztán. En esta ocasión, sin embargo, se deja una puerta abierta a una especial conmemoración, el 25 de noviembre, de la festividad del Martirio de san Fermín, o san Fermín Chiquito como se conoce en Pamplona, dependiendo de la evolución de la pandemia y de otros datos diversos, entre ellos la marcha de las vacunaciones y el tiempo atmosférico, con vistas a una eventual conmemoración al aire libre.

Supresión de festejos y celebraciones populares

La Real Congregación de San Fermín de los Navarros ha programado las siguientes actividades en honor a su patrono:

  • El martes 6 de julio, a las 12:00 horas, y coincidiendo con las señales horarias del carillón de San Fermín, el párroco del templo, fray Samuel Azcona ofm, dirigirá una oración por los difuntos de la pandemia tanto de la Real Congregación como fieles de la parroquia, miembros de la Fraternidad Franciscana y madrileños en general.
  • No se disparará el habitual cohete festivo al estilo de Pamplona, pero, en su lugar, en el mismo lugar y a la misma hora -el pórtico de la iglesia, en el punto mismo en el que se dispara el cohete- se lanzará un «chupinazo» de oraciones al cielo, en recuerdo y sufragio de las víctimas del coronavirus.Imagen Chupinazo
  • Al día siguiente, miércoles 7, festividad del santo, a las 20:00 horas, habrá una solemne Misa funeral en sufragio y recuerdo de las víctimas del coronavirus. A la misma está prevista la presencia de autoridades, miembros de congregaciones, representantes de la vida oficial y civil e integrantes de la Real Congregación de San Fermín de los Navarros. Este año, como en 2020, no habrá la Misa Navarra cantada por jotas.

Todos los cultos se realizarán respetando los límites de aforo y las normas establecidas por las autoridades sanitarias para esta situación de pandemia, que ha llevado a suspender:

  • La cena de Hermandad que tiene lugar en la noche del 5 de julio, en el patio del complejo parroquial.
  • El chupinazo y la chistorrada del día 6, a las 12:00 horas, a continuación del disparo del cohete, frente a la sede de la Real Congregación.
  • El puesto de venta del objetos y productos navarros.
  • Las intervenciones, en la Misa y en la verbena posterior, del grupo jotero Voces Navarras.
  • El ágape al aire libre con que se obsequiaba a los asistentes a la Misa Navarra.
© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search