Noticias

Viernes, 18 junio 2021 11:33

«Todo el mundo puede reconocer al Señor en el Camino de Santiago»

«Todo el mundo puede reconocer al Señor en el Camino de Santiago»

Javier Peño, vicario parroquial de Nuestra Señora de las Nieves, acaba de publicar El Camino de Santiago, un encuentro con Dios (Palabra) coincidiendo con el Año Santo Jacobeo. Un sacerdote para quien el Camino «es mi vida, es mi vocación, es el lugar donde yo me conecto con Dios». El Camino es el lugar donde él, cada año, se retira y puede «renovar mis fuerzas para entregarme al Señor», tal y como ha expresado en el Informativo Diocesano de TRECE.

La primera vez que lo hizo «no es que fuera muy practicante, más bien venía de una etapa un poco convulsa en mi vida». No iba a Misa, pero se enganchó al Camino y ahí empezó su conversión. Hasta que en diciembre de 2010, subiendo al Cebreiro, nevando, «por la tarde, ante los restos del Sagrado Milagro [eucarístico], vi por primera vez claramente que el Señor me pedía ser cura». A los dos años entró en el seminario.

El gran objetivo del libro es que «quien haya hecho el Camino o lo vaya a hacer pueda reconocer al Señor», porque la imagen de Dios, ha explicado, está dentro del hombre, pero hay que reconocerlo. «Paradójicamente, en un mundo en el que aparentemente se está abandonando más a Dios, en el Camino cada vez es más fuerte», porque «hay una sed de Dios muy grande». Las iglesias, los cruceros, el Apóstol tan presente en todos los tramos, la naturaleza del Camino… «todo nos habla de Dios; todo el mundo puede reconocer al Señor en el Camino».

Cada Camino es diferente

El sacerdote peregrina todos los años, «mis vacaciones son el Camino de Santiago», pero nunca es igual. «Cada momento de encuentro con el Señor es diferente», asegura, y siempre hay algunos especialmente emocionantes. Como el último año, cuando conoció a un chico de Singapur que le dijo, ya al final, que «le había cambiado totalmente la vida el hecho de haberse encontrado con un cura». Un joven que se acababa de reconvertir y que le había pedido a Dios «un Camino más espiritual». La respuesta fue Javier Peño.

«El Señor siempre nos toca en Santiago», y siempre compensan las penalidades de las caminatas, de las ampollas, incluso de los peligros que puedan surgir... «Cuando el Señor se cruza es insuperable». Este año, tiene pensado hacer el Camino desde Lourdes –«tengo una promesa a la Virgen»–, donde estará previamente con los chavales de la parroquia. Y lo hará pasando por Saint Jean Pied de Port (San Juan Pie de Puerto) porque en 2020 así se lo prometió al Apóstol: «Pasaría por allí si me concedía una gracia, y me la está concediendo».

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search