Noticias

Martes, 29 junio 2021 11:27

El arzobispo destaca que el «empeño» de Amparo Portilla fue anunciar a Jesucristo

El arzobispo destaca que el «empeño» de Amparo Portilla fue anunciar a Jesucristo

La cripta de la catedral de la Almudena acogió en la tarde de este lunes, 28 de junio, una Eucaristía de acción de gracias por el decreto de virtudes heroicas de Amparo Portilla, por el cual fue declarada venerable el pasado mes de mayo. El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, que presidió la celebración, mostró su alegría por el hecho de que el día coincidiera con las vísperas de la festividad de san Pedro y san Pablo. Una alegría que se unía, expresó, a un agradecimiento «por el don que supone este reconocimiento» para la familia, los amigos, y para toda la Iglesia.

«Hay vidas que manifiestan de tal forma la presencia de Dios que alcanzan el corazón de las personas». Como la de Portilla, cuya existencia, destacó el purpurado, pregonó «la gloria de Dios». Personas, insistió, que «nos regalan de lo que tienen, de lo que es abundancia en su vida; que viven una amistad especial con Dios y que la expresan y la manifiestan en una forma de vivir en la familia, entre los amigos, entre las gentes que conocen». «Seamos capaces de pasar por esta vida regalando este amor y esta curación».

Una curación, aseguró, que no tiene por qué ser un milagro, sino la que ofrecen aquellos «que nos hacen sentirnos a gusto con ellas» y que remiten a lo que de verdad es importante: el amor de Dios. «Seguiremos rezando» para que Portilla haga el milagro necesario para avanzar en su proceso de canonización, animó el purpurado, pero ya todos los que la conocieron han experimentado, dijo, «que el amor de Cristo y que la curación de Cristo, también a través de ella de alguna manera, ha llegado a nuestras vidas».

Misa accion gracias Amparo Portilla 800x400 3

Llamados al anuncio de Cristo

Con san Pablo «hemos aprendido cómo una vida, cuando se encuentra con el Señor, camina de una manera determinada», puso de manifiesto el cardenal Osoro al hilo de la liturgia. Y al igual que él, «hemos sido llamados para anunciar a los hombres el Evangelio de Cristo», no de forma teórica, sino «con nuestra propia vida». Y por eso es bueno ver cómo «al lado de nosotros hay hombres y mujeres que han sentido esta llamada» al anuncio en su familia, entre sus amigos, en la forma de comportarse «en esa vida ordinaria».

«El empeño de esta mujer, no solamente cuando estaba sana, sino en medio de su enfermedad, fue precisamente anunciar a Nuestro Señor», aseveró el arzobispo de Madrid. Lo más grande de las personas que «han seguido muy de cerca los pasos» de Jesús, continuó el cardenal Osoro, es que «no solamente se han dejado amar por el Señor, sino que han acogido ese amor y lo han entregado a los demás», cuidándolos con ese amor.

Misa accion gracias Amparo Portilla 800x400 2

El arzobispo manifestó su deseo de que de la Misa de acción de gracias quedase en el corazón de los presentes la palabra que el mismo Cristo le dijo a Pedro, y que dice a todos los hombres: «Sígueme». «A una persona la Iglesia la declara venerable –expresó– cuando ha visto que ha habido un seguimiento al Señor». Un seguimiento que Pedro y Pablo hicieron «hasta las últimas consecuencias, hasta dar la vida», y que se hace «cuando nos dejamos amar por el Señor», concluyó.

En la Eucaristía estuvieron presentes familiares y allegados de Amparo Portilla, fallecida en 1994; una mujer que «hizo y aceptó la voluntad de Dios», explicaba su hija Amparo a Infomadrid el pasado mes de mayo. Para garantizar el aforo, la celebración fue retransmitida YouTube.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search