Noticias

Jueves, 01 julio 2021 14:04

La Red FACIAM presenta un informe de valoración de los 100 primeros días del proyecto IMPULSA

La Red FACIAM presenta un informe de valoración de los 100 primeros días del proyecto IMPULSA

La red FACIAM – integrada por varias entidades sociales de la Iglesia para trabajar por las personas sin hogar- acaba de presentar un primer informe de valoración de los 100 primeros días del proyecto IMPULSA.

Se trata de un proyecto innovador que centra el foco de atención en las personas más jóvenes sin hogar, proporcionándoles una residencia estable – ya sea en pisos o en pensiones - como uno de los pilares básicos para su inserción normalizada en la sociedad. Y, a partir de ahí, hacer un acompañamiento social, enfocado a la búsqueda de empleo, a la creación de redes de apoyo y al acceso a derechos.

«Hasta ahora no se ha tratado el problema bajo esa mirada. Esa podría ser la primera conclusión del trabajo que estamos haciendo con una población cuya media de edad es 21 años y medio y que se encuentran en la calle, sin futuro y abocados a una exclusión severa, en la que ya viven», afirma Susana Hernández, presidenta de FACIAM.

De estos tres primeros meses se ha hecho una evaluación positiva, ya que se ha cumplido con el primer objetivo, que es el de ofrecer una vivienda digna. Y es que, en total, se ha atendido a 105 jóvenes, con 54 plazas residenciales.

Este es, como señalan desde FACIAM, el punto de arranque para que luego accedan a otros derechos como la sanidad, el trabajo, la educación… y tengan la autonomía e independencia que les permita valerse por sí mismos. «La implicación y participación en las actividades ofrecidas son una palanca importante para romper con los estereotipos y el aislamiento que recaen sobre ellos, así como el discurso del odio y la aporofobia», matiza Julia Almansa, vicepresidenta de FACIAM.

Así, destacan datos como:

  • El 100% de los jóvenes atendidos cubre sus necesidades básicas de alojamiento, comida y atención psico social; y están acompañados por profesionales del programa.
  • El 94,29% de esos jóvenes están en diferentes cursos de formación para el empleo.
  • Y el 15% de ellos ha conseguido permiso de trabajo.

Pese a que los datos son alentadores, María Elena Ayuso, de la Secretaría Técnica de FACIAM, insiste en que sean tomados con precaución porque se trata de jóvenes en exclusión severa, «chicas y chicos, que pasan de un sistema de protección a la infancia a la mayoría de edad sin ningún tipo de acompañamiento ni cobertura de necesidades tan básicas».

El programa cuenta con una lista de espera de 107 jóvenes, un número que duplica las atenciones que se están dando. Por eso, FACIAM también hace un llamamiento a las instituciones públicas y privadas para dar continuidad a este incipiente trabajo, un proyecto que habla de futuro, el de la juventud excluida y el de la sociedad en general.

IMPULSA se enmarca en el Convenio de atención a personas sin hogar que FACIAM mantiene con el Ayuntamiento de Madrid. Y está integrada por: Cáritas Diocesana de Madrid, Fundación Benéfica San Martín de Porres, Obra Social Apostólicas del Corazón de Jesús y Sercade, con las entidades pertenecientes a su red en Madrid.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search