25 Aniversario de la catedral

Lunes, 15 octubre 2018 11:26

El cardenal Osoro anima a ser «discípulos misioneros» como María en su carta pastoral para este curso

El cardenal Osoro anima a ser «discípulos misioneros» como María en su carta pastoral para este curso

Como es habitual al principio de cada curso, el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, publica su nueva carta pastoral, titulada Con María, discípulos misioneros de Cristo y enmarcada en el Año Jubilar Mariano concedido por el Papa Francisco con motivo del 25 aniversario de la catedral de Santa María la Real de la Almudena.

En el texto, que está disponible en PDF en la web de la archidiócesis y muy pronto se podrá encontrar en parroquias y en la sede del Arzobispado (Bailén, 8), el purpurado subraya que «estamos viviendo una época nueva» en la que, «como la Virgen María, deseamos ponernos presurosos en camino», aunque este sea «enrevesado y pedregoso», con el «anhelo» de «anunciar el Evangelio a todos los hombres y mujeres que nos salen al encuentro».

El cardenal Osoro repasa la historia de la Virgen desde el momento de la Anunciación, donde se descubre que «uno empieza a ser discípulo misionero cuando acoge a Jesucristo en su vida con todas las consecuencias» y, de esa forma, logra «superar y eliminar desorientaciones, nostalgias y miedos» y se pone en camino.

«Allí donde se encuentre un ser humano, allí tiene que estar el discípulo de Cristo», continúa el arzobispo de Madrid, invitando a transitar «todos los lugares por donde caminan y viven los hombres y las mujeres» conscientes de que «la realidad ya no invita a mirar al cielo como antes» y «se ha dado un proceso de secularismo en la mayoría de los ámbitos de la vida».

«Si no lleva al Señor en su vida, no hará saltar a nadie de alegría»

Luego, explica al purpurado, María «hace percibir a quienes tiene a su lado signos inequívocos de Luz: Dios mismo derrama ayudas a raudales para saber esperar contra todo esperanza». «Un discípulo misionero, si no lleva al Señor en su vida, no hará saltar a nadie de alegría», advierte.

Además, recordando el «Haced lo que Él os diga» de las bodas de Caná, el cardenal Osoro incide en que hay que permanecer «atentos a las necesidades de la humanidad» como hizo la Virgen, que asumió «la lógica de la cruz, la de salir de nosotros mismos para darnos a los demás, la lógica del amor».

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search