Madrid

Jueves, 09 mayo 2019 14:06

Bodas de oro y plata sacerdotales: «Me sigo sintiendo como el primer día»

Bodas de oro y plata sacerdotales: «Me sigo sintiendo como el primer día»

La archidiócesis de Madrid homenajea este viernes, 10 de mayo, festividad litúrgica de san Juan de Ávila, a los presbíteros que este año celebran sus bodas de oro y plata sacerdotales. El día que la Iglesia conmemora al patrono del clero español, el Seminario Conciliar (San Buenaventura, 9) acogerá, a las 11:00 horas, la lección magistral La fuerza de la debilidad (los sacerdotes y seminaristas mártires del siglo XX en Madrid), impartida por monseñor Juan Antonio Martínez Camino, SJ, obispo auxiliar de Madrid.

A continuación, los presbíteros que este año celebran sus bodas de oro y plata sacerdotales recibirán un pequeño homenaje y la felicitación del cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, quien presidirá después una Eucaristía en la capilla. Entre los homenajeados estarán presentes monseñor José Cobo, obispo auxiliar de Madrid, y Lucas Berrocal, párroco de Nuestra Señora de Europa, quienes cumplen –respectivamente– 25 y 50 años sacerdotales.

«Todo ha merecido la pena»

Monseñor Cobo jamás imaginó celebrar sus bodas de plata sacerdotales revestido de obispo. Hoy, 25 años después de aquel «sí», revela a Medios del Arzobispado que «todo ha perecido la pena» porque «la vida te va sorprendiendo en pequeñas y grandes cosas», y «mi “sí” del principio ha ido creciendo y creciendo, y va siendo un “sí” a todo lo que Dios va proponiendo en la vida».

La vocación de Cobo fue «en paralelo» a la vida en la parroquia y en la universidad. «Eran llamadas a ir a más, a redescubrir que la vida iba cobrando sentido cuando respondía a la llamada interior que había recibido, y que tenía ahí». Poco a poco, «le fui poniendo nombre a otras llamadas que se me aparecían alrededor». Y fue, tras terminar la carrera de Derecho, cuando decidió dar el paso que cambiaría por completo su carrera y, por ende, su vida… «Me vi siendo abogado con la vida que llevaba, y sentía que aquello se me hacía demasiado pequeño», pues «en aquel tiempo estaba implicado en el tema de drogas, en Proyecto Hombre, etc., y veía que había muchas llamadas alrededor que me decían que Dios estaba más interesado en ser pleno por otros lados que en el ejercicio simplemente de la abogacía».

Celebrar, ahora, las bodas de plata «es un pequeño parón para dar gracias por el paso del tiempo», destaca. Y, en medio de este paso, un misterio donde Dios ha ido trabajando… «Soy muy distinto a hace 25 años, y no es porque yo me haya empeñado, sino porque Dios ha trabajado a través de la gente que he conocido y de las parroquias por las que he pasado. Es pararme, darme cuenta y agradecer el paso de Dios en mi vida».

«Dios nos llama en las fragilidades»

Un camino que, tal y como reconoce el obispo auxiliar, jamás habría imaginado recorrer siendo un sucesor de los apóstoles, al estilo de Jesús. «Yo todavía me lo creo»; ciertamente, «cuando uno se mete en esta historia de Dios, se acostumbra a que la vida te vaya sorprendiendo». Y, al final, «lo interesante no es que tú te montes la vida, sino que la vida te la vayan montando los otros».

En esta misma línea, el prelado subraya que, con el paso de los años, «noto que he crecido en dos cosas: autenticidad y sentir que pertenezco a la Iglesia y a un presbiterio y una comunidad». Un crecer en contemplación «ante la autenticidad y la comunión». Y señala, además, otro dato «muy importante» en este tiempo, «y es el ir creciendo incorporando las fragilidades y siendo sensible a ellas, a las mías y a las que hay a nuestro alrededor, como un lugar claro donde Dios nos está llamando continuamente».

Una labor que reconoce haberle merecido «del todo» la pena… «Por supuesto que merece la pena». Lo dice convencido, sin olvidar los momentos de noche oscura donde, una vez más, Dios se hace presente de una manera especial. «Ha habido, quizá, momentos de desánimo, pero todo ha sido bueno», porque «Dios, en su misterio, lo va incorporando todo y lo da sentido». Y, además, «durante estos 25 años, me lo he pasado muy bien», concluye.

Cominudad Catolica China CatedralAlmudena MonsenorJoseCobo3

«Nada depende de mí, sino de Él»

Junto al obispo auxiliar de Madrid, estará Lucas Berrocal. Tras 50 años dedicados, de principio a fin, a servir al Señor, el sacerdote mira sus manos y da gracias a Dios por mantener viva la llama de su vocación. «Por un lado, es una acción de gracias muy bonita, porque veo lo grande que es Dios. Por otro lado, siempre me queda la cosa de que no he hecho todo lo que tenía que hacer y que, en algunos momentos, no he sabido estar a la altura de las circunstancias».

Un acto de humildad que describe lo que su corazón entregado consuela. «Tengo que darle muchas gracias a Dios, porque la llama no se ha apagado», descubre. «Ahora es de una manera más serena, pero me sigo sintiendo como el primer día». Y agradece a Quien le llamó haberle «librado de la rutina», siendo consciente de que «nada depende de mí, sino de Él».

«Dios es más grande que nuestras pobres decisiones»

Berrocal, como pide el Papa Francisco, es un pastor con olor a oveja. «Lo que ahora dice el Papa nosotros, nos lo aplicamos desde el primer momento», confiesa el presbítero. «Cuando nos ordenamos, nos quitamos las sotanas e intentamos ser muy cercanos a la gente… Y una de las cosas que me queda son mis compañeros que han dejado de ser curas, y eso siempre me ha dolido mucho». Un detalle que, sin duda, le remueve por dentro: «Me hace preguntarme por qué sigo yo; es un interrogante que me hago y que le hago a Dios muchas veces». Menos mal que «Dios es más grande que nuestras pobres decisiones…», precisa.

Pero, al final, «merece la pena», confiesa. «Cuando estás en el pozo, no lo tienes tan claro; pero sí, sin duda alguna, en la serenidad y cuando ves las cosas con hondura». Yo «sé de Quién me he fiado», concluye, «y el negocio me ha salido muy ricamente. Por parte de Él, por supuesto, ya que Dios es quien pone siempre el 99 %».

Lucas Berrocal

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search