Madrid

Viernes, 10 mayo 2019 14:36

Cardenal Osoro, a los sacerdotes, en san Juan de Ávila: «Tocad las heridas de los hombres»

BodasOroPlataSacerdotales AlfonsoSanchezRey

Este viernes, 10 de mayo, festividad litúrgica de san Juan de Ávila (patrono del clero español), la archidiócesis ha homenajeado a los presbíteros que este año celebran sus bodas de oro y plata sacerdotales.

Los actos conmemorativos, que han estado presididos por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y se han celebrado en el Seminario Conciliar, han comenzado con una lección magistral, impartida por monseñor Juan Antonio Martínez Camino, SJ, obispo auxiliar de Madrid, que ha departido sobre La fuerza de la debilidad (los sacerdotes y seminaristas mártires del siglo XX en Madrid). El prelado ha destacado que «la Iglesia de Madrid es una Iglesia martirial». Tras hacer un recorrido mediante un diccionario biográfico de la vida y muerte de 427 sacerdotes y seminaristas muertos en Madrid durante la persecución de los años 30, ha subrayado que «los mártires nos devuelven al realismo de nuestra fe», porque «no se puede servir a Dios y a los poderes del mundo, a veces disfrazados de razones apostólicas y amor a la Iglesia, en lo que supone una mundanidad espiritual».

BodasOroPlataSacerdotales MartinezCamino

«Gracias por vuestra entrega y fidelidad al Evangelio»

Tras la ponencia, los presbíteros que este año celebran sus bodas de oro y plata sacerdotales han recibido un pequeño homenaje y la felicitación del cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro. Este ha recordado que «un pastor no puede quedarse en lo suyo, y tiene que salir a los de fuera». Sin miedos, «sin cerrarnos en nuestros propios esquemas». Asimismo, ha agradecido a los homenajeados el trabajo que han hecho y que están haciendo: «Gracias, de corazón, por vuestra entrega y fidelidad al Evangelio, a pesar de las torpezas que todos tenemos en nuestra vida».

BodasOroPlataSacerdotales JoseCobo

En nombre de los homenajeados, han compartido su testimonio monseñor José Cobo, obispo auxiliar de Madrid, y Lucas Berrocal, párroco de Nuestra Señora de Europa. Estos han renovado una vocación que hoy, 25 y 50 años después del primer día que entraron al mismo Seminario que hoy los arropaba, permanece tan viva como entonces.

BodasOroPlataSacerdotales LucasBerrocal1

«San Juan de Ávila fue un maestro sacerdotal ejemplar»

La mañana ha concluido con una Eucaristía, presidida por el arzobispo de Madrid, en la capilla del Seminario. En su homilía, el purpurado ha alabado la figura de san Juan de Ávila, «un maestro sacerdotal ejemplar», del que hacemos memoria «por la santidad de su vida y por el celo apostólico que tenía; un deseo de ser santo y de vivir en comunión plena con Jesucristo». Un ejemplo a seguir y un camino por el que es imposible perderse. 

Ante una capilla a rebosar, ha recordado que las palabras «Tomad y comed», hacen posible «que el Señor siga estando en medio de los hombres, devolviéndolos el perdón cuando absolvemos los pecados».

BodasOroPlataSacerdotales OsoroMisa

«Gastad la vida por Nuestro Señor»

Acompañado por los obispos auxiliares, vicarios, formadores y sacerdotes que conforman gran parte del clero madrileño, el pastor diocesano ha destacado que «estamos para dar vida a todos los hombres», y sin embargo, «no los regalamos todo aquello que necesitan: amor de Dios, servicio incondicional…». «No se trata de dar cosas, sino de darse, de gastar la vida por Nuestro Señor».

Una misión con un objetivo común: «El Señor quiere que tengamos quitadas las escamas de nuestros ojos y oídos y palpemos las heridas que tiene la gente en este mundo». Heridas que «aumentan nuestra fe», pero que «hay que tocarlas». No vale «estar de paso por este mundo», ha aseverado, «porque el pastor y todo creyente toca las heridas de los hombres». Y cuando lo hacemos, «nuestra fe aumenta».

Finalmente, los ha animado a sentir «el gozo de celebrar este ministerio que el Señor nos ha regalado –el suyo–», para «vivirlo apasionadamente en las circunstancias históricas que nos tocan vivir». El presente «es el nuestro», es «donde el Señor nos envía y nos alimenta», y «donde hace itinerario de amor con nosotros en este misterio de la Eucaristía», ha concluido.

BodasOroPlataSacerdotales Misa

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search