Madrid

Jueves, 19 septiembre 2019 16:38

«Gracias a los que estáis en Cáritas Diocesana de Madrid por el rostro que estáis regalando de la Iglesia»

Encuentro Caritas Cercedilla 2019 1

«Gracias a los que estáis en Cáritas Diocesana Madrid por el rostro que estáis regalando de la Iglesia, un rostro agradable. Estáis en los caminos donde está la gente que sufre más, y que necesita del amor del Señor, que se manifiesta en vuestra vida», ha afirmado este jueves, 19 de septiembre, el cardenal Carlos Osoro durante el encuentro de la organización en Cercedilla con motivo del inicio del curso pastoral.

Ante cerca de 200 voluntarios y trabajadores de los distintos proyectos y centros, el arzobispo de Madrid ha desentrañado la carta pastoral de este curso, titulada En la misión: ¿Qué quieres que haga por ti?, y ha avanzado los contenidos del Plan Diocesano Misionero en el que se embarcará la diócesis durante este trienio.

El purpurado se ha referido a la comunión en la Iglesia, «una preocupación que he tenido toda mi vida», y ha explicado que a la misión «no sale uno por su cuenta». «Esto es esencial para la misión de la Iglesia hoy. Si uno sale por su cuenta, no hace la misión de Jesucristo. Hemos de salir juntos. No basta rezar en Misa por el obispo o por el Papa si de corazón no estamos juntos saliendo, o si tenemos ciertas reticencias».

Asimismo, ha destacado que el cristiano «tiene que estar en todas las situaciones de los hombres». «Todo le importa. No puede decir: “Esto no es para mí”, sobre todo cuando hay un ser humano que lo está pasando mal. El Señor se movió por este mundo entrando en las situaciones de los hombres. A nadie deja de lado, se interesa por las personas. Nos tenemos que acercar a todos».

Encuentro Caritas Cercedilla 2019

También se ha referido el arzobispo a la cultura del descarte y a cómo Jesucristo sana las heridas: «¡Cuántas personas hay al borde del camino en estos momentos de la historia! Estamos en una nueva época, que afecta a nuestra misión», y ha aludido a la constitución Gaudium et spes, afirmando que la misión «no es de orden político o social, sino religioso», pero por este mismo motivo «surgen tareas que fortalecen la comunidad». «Esto es lo que hace la Iglesia desde Cáritas», ha puesto como ejemplo.

En este sentido, ha lamentado que en ocasiones «ante los excluidos y descartados nuestra tentación es rodearlos o hacernos los despistados, porque hablar con ellos nos complica la vida. “Es que te engañan”, dicen algunos. ¡Pues prefiero que me engañen!, porque el pobre que intenta engañarte, ¿cómo lo estará pasando para hacer eso?».

En otras ocasiones, «se dice que situaciones como las que indica el informe Foessa son exageraciones, pero no podemos ocultar lo que nos rodea, no podemos ocultar la realidad porque nuestras ideas no coincidan con lo que sucede». «Tenemos que abrirnos y dejarnos cuestionar por las necesidades humanas, para responder a ellas», ha aseverado.

Y ha concluido afirmando que, «en la misión, el abrazo y la ternura curan», mientras que «los teóricos no hacen nada». Por ello, «los cristianos tenemos que intentar curar, como hacéis todos los que estáis trabajando en Cáritas», y no de una manera activista, sino desde la oración: «Tenemos que ser misioneros, pero también contemplativos de Quien nos envía. El que se mira a sí mismo no se encuentra con Dios. El que mira a Dios y a los demás lo hace de otra manera».

Encuentro Caritas Cercedilla 2019 2

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search