Madrid

Martes, 08 octubre 2019 10:02

Cardenal Osoro a los jóvenes: «El miedo es la enfermedad de nuestro tiempo»

El pasado viernes, 4 de octubre, la catedral de Santa María la Real de la Almudena acogió una nueva vigilia de jóvenes Adoremus. Como el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, no podía estar por haber ido a Roma a participar en el consitorio cardenalicio, se hizo presente con un mensaje en el que recordaba que «solo por la fe y la confianza en Dios, podremos existir sobre esta tierra».

En un vídeo grabado antes de partir, recordó a los jóvenes que abarrotaban el templo que ha llegado el momento de «decirle al Señor: “Auméntanos la fe”», algo clave para renovar la confianza y volver a sentir que «Dios nos alienta, nos ayuda, nos abraza, nos escucha y nos indica un camino».

«Con Él, todo es posible»

En este sentido, los animó a vencer el miedo y a buscar «en lo más profundo de su corazón» la respuesta que da Jesús: «Seguro que muchos de los que estáis aquí la habéis encontrado en vuestra propia vida». Con Él, insistió, «todo es posible»; y, sin Él, «nos quedamos a mitad de camino». El miedo «es la enfermedad de nuestro tiempo», y «el antídoto del miedo es la confianza». Por tanto, «fiaos del Señor» porque «es una realidad y no un cuento más».

Con la Palabra en la mano, invitó a los jóvenes a ser «servidores de este Reino» y a identificarse con la pobreza y la humidad de Jesús. «Él nos dice que necesitamos considerarnos pobres siervos, sin pretensiones», siendo conscientes de que «por nuestras propias fuerzas alcanzamos poco, y tenemos que fiarnos de Él».

Jesús, confesó, «es la referencia definitiva para nuestra vida y para toda la Iglesia». Por tanto, «poneos al servicio de los hombres que necesitan experimentar que Dios los quiere» y «sed mensajeros de esta realidad hasta que experimenten que Él los abraza». Dios «cuenta con vosotros para ello», concluyó.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search