Madrid

Jueves, 28 noviembre 2019 12:43

El arzobispo, sobre FOESSA: «Los datos deben conmovernos y transformarnos para hacer realidad el sueño de Dios»

El arzobispo, sobre FOESSA: «Los datos deben conmovernos y transformarnos para hacer realidad el sueño de Dios»

Cáritas Diocesana de Madrid ha presentado este jueves, a toda la diócesis, el VIII informe de la Fundación FOESSAsobre Desarrollo y Exclusión Social en la Comunidad de Madrid.

El cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, ha presidido un acto en el que el sociólogo y analista de la Fundación FOESSA y de Cáritas Española, Guillermo Fernández Maíllo, ha presentado los datos que ofrece el informe. Un estudio elaborado por un equipo de investigación formado por 125 investigadores de 30 universidades y 13 organizaciones de acción e investigación, y que da cuenta de las consecuencias de la crisis en la sociedad madrileña en el periodo comprendido desde el final de la crisis hasta 2018.

Cinco claves para leer el informe

También ha intervenido Pedro José Gómez Serrano, profesor de Economía Internacional y Desarrollo en la Universidad Complutense y uno de los analistas del VIII Informe FOESSA. En una ponencia resumida en cinco puntos, ha ofrecido algunas claves sobre cómo interpela el informe a los creyentes. En primer lugar, ha señalado que es un acto de servicio de la iglesia a la sociedad y un testimonio de la sensibilidad de la iglesia hacia los pobres y su causa. También ha dicho que el informe subraya y confirma dos de las denuncias que el papa Francisco ha realizado en el último tiempo. En concreto ha hablado de la «globalización de la indiferencia» y de la «cultura del descarte». El profesor ha apuntado que además del conocimiento de los datos que ofrece el Informe FOESSA «también hace falta corazón, porque solo nos mueve lo que nos conmueve». «Este informe debe hacernos ver si nos conmueve o si estamos en la cultura del descarte», ha apuntado.

En su exposición, ha citado el punto número 19 de la encíclica Laudato si de Francisco para señalar que el objetivo de la formación cristiana no es recoger información sino tomar dolorosa conciencia y reconocer cuál debe ser la contribución de cada uno. Asimismo, ha puesto sobre la mesa la lucha de valores que existe actualmente en la sociedad entre los que velan solo por los intereses propios y los que promueven la solidaridad. «En esta lucha de fuerzas contrapuestas el partido todavía no está resuelto. No sabemos quién va a ganar. Dependerá de a quién alimentamos y cultivemos determinados valores».

Por último, ha llamado la atención sobre la necesidad de «vincularse», de «hacer redes». La vida, ha dicho, es una carrera que puede tomarse como una competición olímpica o como una carrera popular. En la primera, el compañero es un adversario; en la segunda, lo importante no es ganar, sino participar, y quien corre a tu lado es un compañero en quien te puedes apoyar.

Un informe que nos afecte el corazón

El cardenal Osoro ha sido el encargado de cerrar la presentación. En su intervención, ha señalado el «enorme significado» que el informe tiene para la Iglesia de Madrid a solo unos días del inicio de Adviento. Porque «en Adviento, el Señor nos invita a despertar y a sentir la realidad nuestra de una manera nueva».

También ha manifestado su deseo de que los datos ofrecidos sobre la sociedad excluida, desafectada, desvinculada y con «fatiga de solidaridad» nos afecten al corazón. Ha animado a leer el informe para conocer los mismos, pero también para «responsabilizarnos de la suerte de los demás, especialmente de los más desfavorecidos», y buscar pistas que nos orienten para dar respuesta a la pregunta de la Carta Pastoral que redactó con motivo del inicio del curso, fundamentada en la pregunta que Jesús hizo al ciego Bartimeo: «¿Qué quieres que haga por ti?».

Porque, ha insistido, los datos del Informe FOESSA no solo deben darnos conocimiento, también deben «conmovernos y transformarnos para hacer realidad el sueño de Dios». Son datos que tienen que invitar a decir «¿qué quieres que haga por ti?». El informe ha de ser un elemento transformador y de justicia.

El prelado ha afirmado que «no debemos convertimos en cómplices de la justicia», para resaltar los términos escogidos por el Papa para definir la actitud de buena parte de la sociedad actual: la «globalización de la indiferencia» y la «cultura del descarte» que también refleja el Informe FOESSA.

Y es que el informe está lleno de retos éticos, políticos.... que todos juntos, como Iglesia, debemos afrontar, poniendo a la persona en el centro.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search