Mundo

Viernes, 24 octubre 2014 02:00

Tras el sínodo, el padre Lombardi afirma que el Papa puso a la Iglesia en camino

El padre Federico Lombardi SJ, director de la Oficina de Prensa la Santa Sede, destacó el nivel de transparencia y libertad que primó en las deliberaciones de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la Familia, y dijó que el papa Francisco puso la Iglesia en camino.

En declaraciones a Radio Vaticano, el portavoz reconoció que vivió "una experiencia muy particular y muy diferente a la de los sínodos anteriores", porque esta vez "no se trató de un Sínodo cerrado en sí mismo, un episodio concluido, sino de un momento para un largo y minucioso discernimiento de la Iglesia como comunidad en camino".

El sacerdote jesuita explicó también que "el Papa eligió precisamente este itinerario complejo porque aquí se trataba de abordar unos temas muy difíciles, muy apasionantes, relacionados con la vida y con la experiencia comunitaria de la Iglesia en toda su plenitud".

Tras agregar que “el Papa siguió una línea muy precisa, que había previsto, y que consistió en intervenir con la homilía de apertura, en la misa inaugural, y en la primera Congregación, y luego escuchar", destacó que el Santo Padre quiso escuchar todo el tiempo, sin intervenir personalmente, "precisamente para dejar espacio a la libertad de expresión".

"Esto ha sido muy apreciado y se ha reflejado en la dinámica del Sínodo", agregó.

En relación con el tema del discernimiento espiritual, que el Pontífice trató con profundidad en su último discurso a la asamblea sinodal, el portavoz vaticano dijo que fue "muy importante también para la continuación del proceso del Sínodo".

"Esta es la verdadera clave para la comprensión de todo el proceso del Sínodo, y el Papa, que es un hombre de fe, vive en esta perspectiva y en esta clave", opinó e indicó: "Podemos confiar en que el Sínodo llegará, en todo su camino, a una meta positiva para la Iglesia".

Al ser consultado sobre su visión del Sínodo en términos de comunicación, el padre Lombardi valoró el "nivel de transparencia" y la "intensidad" comunicativa. "Esto se requería debido al grandísimo interés con el que era seguido", añadió.

"Naturalmente, la comunicación y los ecos en la prensa en general son a veces un poco desequilibrados, tal vez se concentran sólo en ciertos temas. Y en este caso, obviamente, fueron los temas de la comunión a los divorciados vueltos a casar y la homosexualidad, que eran siempre amplificados incluso más de lo que era la totalidad del Sínodo", admitió.

El padre Lombardi subrayó que "no se trata de evaluar el Sínodo desde el punto de vista de los bandos, desde el punto de vista del gobierno de la Iglesia por parte del Papa, como un problema humano de carácter estratégico, sino que hay que entender que el Papa ha deseado que la Iglesia se pusiera en camino".

“La Iglesia –dijó- se puso en camino en busca de la voluntad de Dios, a la luz del Evangelio y a la luz de la fe, para encontrar respuestas a las preguntas más acuciantes sobre la familia y en cierto sentido también sobre la antropología, sobre la condición del hombre y la mujer en el mundo de hoy".
© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search