Historia de la diócesis

Image

La diócesis de Madrid se encuentra entre dos diócesis históricas, Toledo y Alcalá de Henares. En el siglo XIX, tras la desamortización y las guerras carlistas las relaciones entre la Iglesia y el Estado se habían deteriorado, por ello la reina Isabel II en el año 1851 firmó un concordato con la Santa Sede mediante el cual se unificaba la gestión administrativa de la Iglesia y se solucionaban los temas relativos a la devolución de los bienes desamortizados. En él, entre otros aspectos, se confirma la diócesis de Madrid:

«En atención a las poderosas razones de necesidad y conveniencia que así lo persuaden, para la mayor comodidad y utilidad espiritual de los fieles, se hará una nueva división y circunscripción de diócesis en toda la Península e islas adyacente. [...] Se erigirán nuevas diócesis sufragáneas en Ciudad Real, Madrid y Vitoria».

Este concordato sentó las bases de las futuras relaciones entre Iglesia y Estado y en él se detallaba la segregación que en el año 1885 realizaría el Papa León XIII, creando la diócesis de Madrid. El 25 de marzo de 1964, el Papa Pablo VI la elevó a Arzobispado y en 1991 se crearon las diócesis sufragáneas de Getafe y Alcalá. Madrid desde entonces es, con el título de archidiócesis, cabeza de la Provincia Eclesiástica.

La Virgen de la Almudena es patrona de la ciudad de Madrid desde su fundación como Villa, fue coronada canónicamente el 10 de noviembre 1948, declarada en 1977 por el Papa Palo VI como única patrona de Madrid.

El territorio de la archidiócesis comprende la ciudad de Madrid y el cuadrante nordeste de la provincia, con municipios menos poblados en general en el norte y más poblados en el oeste. Está dividido en ocho vicarías territoriales, en tres de las cuales (I, VII y VIII), junto a la zona que les corresponde de la capital, se integran también parroquias de la provincia.

La diócesis de Madrid actualmente está regida por el cardenal Carlos Osoro Sierra, con la colaboración de los obispos auxiliares José Cobo, Juan Antonio Martínez Camino, SJ, Jesus Vidal y Santos Montoya.

obispos madrid


A lo largo de estos años se han sucedido doce obispos y arzobispos:

Narciso Martínez Izquierdo

Nacido en Rueda (Guadalajara). Fue obispo de Salamanca y obispo de Madrid-Alcalá desde el 2 de agosto de 1885 hasta el 18 de abril de 1886. Desde su llegada a la ciudad se dedicó a la restructuración de Madrid, la reorganizando el Cabildo, las catequesis… Fue herido de bala por un sacerdote perturbado el 18 de abril de 1886 a la entrada de la entonces catedral de San Isidro. Falleció con un gran proyecto reformador que no pudo llevar a cabo.

Beato Ciriaco Maria Sancha y Hervás

Nacido en Quintana de Pidio (Soria) en 1833, se convirtió en obispo de Madrid-Alcalá el 1 de septiembre de 1886. Comenzó el proyecto del Seminario de San Dámaso, intentó poner orden en el clero y las capellanías y organizó el primer Congreso Nacional Católico. Fue trasladado a Valencia en el año 1892. Fallecía como cardenal primado de Toledo en el año 1909. Fue declarado siervo de Dios en el año 2006 y beatificado en 2009.

José María Cos y Macho

Nacido en 1838 en Terán (Santander), fue obispo de Mondoñedo, arzobispo de Santiago de Cuba y obispo de Madrid-Alcalá del 14 de octubre de 1892 al 18 de febrero de 1901.

Vitorino Guisasola Menéndez

Nacido en 1852 en Oviedo. Fue obispo de Burgo de Osma y Jaén. Fue obispo de Madrid–Alcalá entre el 1 de septiembre de 1902 y el 14 de diciembre de 1905.

José María Salvador y Barrera

Nacido en Marchena (Sevilla) en 1851. Fue obispo de Tarazona y estuvo al frente de la diócesis de Madrid-Alcalá del 10 de mayo de 1906 al 7 de diciembre de 1916. Inauguró el Seminario Conciliar.

Prudencio Melo Alcalde

Nacido en Burgos en 1860. Fue obispo de la diócesis de Madrid Alcalá desde el 22 de diciembre de 1917 hasta el 14 de diciembre de 1922.

Leopoldo Eijo y Garay

Nacido en Vigo en 1878, el 23 de junio 1923 fue nombrado obispo de Madrid- Alcalá, donde estuvo hasta su muerte el 31 de agosto de 1963. Vivió los convulsos años de la segunda república, la guerra civil y la posguerra. En el año 1946 se le concedió el título de patriarca de las Indias Occidentales. El origen del título es complejo; algunos lo remontan al siglo XVI durante el reinado de Carlos V aunque otros afirman que el título procede del reinado de Felipe III cuando en el año 1610 solicitó el cargo de pro capellán de rey como vicario del arzobispo de Santiago y con el título honorifico de patriarca de las Indias Occidentales. Con la creación de la diócesis de Madrid–Alcalá quedó el cargo de pro capellán suprimido y el titulo patriarcal pasó al arzobispo de Toledo.

Casimiro Morcillo González

Nacido en 1904 en Chozas de la Sierra Madrid. Fue obispo auxiliar de Madrid-Alcalá, obispo de Bilbao y de Zaragoza. El 7 de marzo de 1964 fue nombrado arzobispo de Madrid. Fue subsecretario de la primera sesión del Concilio Vaticano II, y presidente de la Conferencia Episcopal Española hasta el año 1971 cuando falleció. Ha sido el único obispo madrileño de la diócesis Madrid; con él comenzó su andadura el Camino Neocatecumenal.  El crecimiento poblacional de Madrid de forma exponencial le obligó a crear más de 300 nuevas parroquias.

Vicente Enrique y Tarancón

Nacido en Burriana (Castellón) en 1907, fue obispo de Solsona y Oviedo, así como arzobispo de Toledo. Asumió la tarea de administrador apostólico de Madrid-Alcalá tras la muerte de Casimiro Morcillo; compaginándola con su labor como cardenal  primado de Toledo. Durante seis meses trabajó en ambas diócesis pero finalmente fue trasladado a Madrid.

Fue presidente de la Conferencia Episcopal Española desde 1972 . Fue una pieza clave en la Transición española.  El 27 de noviembre de 1975 pronunció en la iglesia de San Jerónimo el Real la homilía en la misa de coronación de Juan Carlos I. Al cumplir los 75 años en el año 1982 presentó su renuncia al Papa Juan Pablo II. Murió el 28 de noviembre de 1994.

Angel Suquía Goicoechea

Nacido en Zaldivia (Guipúzcoa) en 1916. Fue arzobispo de Madrid-Alcalá desde 1983 hasta 1994. Fue el primer arzobispo de Madrid elevado a la dignidad cardenalicia.

En el año 1984 creó la fundación para la terminación de las obras de la catedral de la Almudena que había comenzado su construcción en el año 1883 y que los sucesivos vaivenes históricos no habían permitido su finalización. El 4 de noviembre de 1992 se terminaron las obras de construcción de la catedral. La Virgen de la Almudena se trasladó desde la catedral provisional de San Isidro el 10 de junio de 1993. El 15 de Junio de dicho año el Papa San Juan Pablo II dedicaba el nuevo templo.

Ángel Suquía falleció en 2006 y está enterrado en el templo catedralicio.

Antonio María Rouco Varela

Nacido en Villalba (Lugo) en 1936. Fue arzobispo de Santiago de Compostela de 1984 a 1994. En 1994 llegó a la archidiócesis de Madrid y fue elevado a la dignidad cardenalicia en el año 1998. Estuvo a cargo de la archidiócesis de Madrid hasta agosto del año 2014. Más información.

Carlos Osoro Sierra

Nacido en Castañeda (Cantabria) en 1945. Fue obispo de Orense, arzobispo de Oviedo y arzobispo de Valencia. Llegó a Madrid en el año 2014. El 9 de octubre de 2016 fue elevado a la dignidad cardenalicia por el Papa Francisco. Más información.

Cristina Tarrero

Arzobispado de Madrid

Sede central
Bailén, 8
Tel.: 91 454 64 00

Catedral

Bailén, 10
Tel.: 91 542 22 00
informacion@catedraldelaalmudena.es
catedraldelaalmudena.es

 

Medios

Medios de Comunicación Social

 La Pasa, 5, bajo dcha.

Tel.: 91 364 40 50

infomadrid@archimadrid.es

 

Informática

Departamento de Internet

La Pasa, 5, bajo dcha.
Tel.: 91 364 40 50
webmaster@archimadrid.org

Servicio Informático
Recursos parroquiales
Petición de email

SEPA
Utilidad para norma SEPA

 

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search