Noticias

Jueves, 28 enero 2021 15:20

«Juan del Río era un apasionado por el anuncio del Evangelio»

«Juan del Río era un apasionado por el anuncio del Evangelio»

El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, ha mostrado su profundo pesar por la muerte del arzobispo castrense, Juan del Río, fallecido en la mañana de este jueves, 28 de enero, por coronavirus. En un mensaje en Twitter, el cardenal ha encomendado el eterno descanso de Del Río, al que llama «mi amigo», y ha destacado de él su pasión «por el anuncio del Evangelio». Asimismo, indica que era una persona con una «sensibilidad especial para captar el momento que vivimos y un gran amor a España».

Biografía

Juan del Río (Ayamonte, Huelva, 1947), ingresó el pasado jueves, 21 de enero, en el Hospital Gómez Ulla de Madrid, donde ha fallecido a consecuencia de la gravedad de las afecciones provocadas por la COVID-19. «Los desvelos y profesionalidad del personal sanitario no han conseguido evitar el fallecimiento del prelado», explica el Arzobispado Castrense en una nota.

Con la muerte de Del Río ya son dos los obispos españoles que han perdido la vida tras contraer el coronavirus. El primero fue Antonio Algora, obispo emérito de Ciudad Real, que falleció el pasado 15 de octubre.

La Iglesia en España se queda desde hoy sin uno de sus arzobispos, con 20 años de trayectoria episcopal desde que Juan Pablo II lo nombrara titular de Asidonia-Jerez en el año 2000. Un servicio que continuó en una sede tan particular como la castrense, a la que envió Benedicto XVI, donde puso en marcha Cáritas.

Juan del Rio 800x400 2

Su ministerio también estuvo muy vinculado a los medios de comunicación. Le interesaron desde que era sacerdote en Sevilla, donde se ocupó de la coordinación de la oficina de prensa de importantes eventos y fue delegado de los obispos andaluces ante la televisión autonómica. Como obispo fue presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la CEE en dos etapas diferentes. La última comenzó el pasado mes de marzo.

Fue, además, uno de los impulsores de la candidatura de san Juan de Ávila, patrón de los sacerdotes españoles, a doctor de la Iglesia. Él lo conocía bien, pues su tesis versó sobre el pensamiento reformador del santo montillano.

En la actualidad, además de en servir a los capellanes castrenses y a los militares, estaba empeñado en dar una respuesta integral a la situación generada por la COVID-19, para lo que creó la iniciativa El Granero de José, a través del que conseguir fondos para ayudar a los más vulnerables.

También estaba trabajando por la causa de canonización y beatificación del padre Huidobro, cuya apertura de la causa fue uno de los últimos actos públicos en los que se le pudo ver. Aquel día puso en valor su servicio en la Legión como capellán: «Entregó su vida a Dios y a España. Su memoria está viva. Su fama de santidad la he podido comprobar estos doce años como arzobispo castrense».

Juan del Rio 800x400 5

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search