Noticias

Jueves, 08 abril 2021 09:12

El cardenal Osoro presenta 'Mi maestro fue un preso' en un coloquio con José María Rodríguez Olaizola

El cardenal Osoro presenta 'Mi maestro fue un preso' en un coloquio con José María Rodríguez Olaizola

El arzobispo de Madrid acaba de escribir un libro, Mi maestro fue un preso (Sal Terrae), en el que recoge 49 cartas que internos de Soto del Real le enviaron, y las respuestas que él les da. Se presentará el lunes 12 de abril, a las 19:00 horas, en un encuentro entre el propio cardenal Carlos Osoro y el jesuita José María Rodríguez Olaizola, con las aportaciones de Pastoral Penitenciaria y de exinternos. Podrá seguirse en directo por el canal de YouTube del Grupo de Comunicación Loyola.

La idea del libro nació de la forma más prosaica: «Un día en que visitaba a los internos en Soto del Real había un partido de fútbol que retransmitían por canales de pago. No podían verlo. Entonces comencé a decirles en broma que por qué no buscábamos algún medio para conseguir el dinero […]. Y les propuse escribir juntos un libro». Ahora, los fondos se destinarán para lo que pueda hacer falta.

El título es un reconocimiento a todo lo que «me habéis enseñado en los diálogos que con vosotros he tenido en Soto del Real», explica en el epílogo, pero a su vez está extraído de una de las misivas: «Soy un preso, sí, y Jesús de Nazaret camina conmigo. Desde el prendimiento en el huerto de los olivos hasta que muere en la cruz, mi maestro fue un preso».

A través de las epístolas, el lector asiste a un diálogo en el que los internos abren sus corazones y hablan sobre sus vidas, creencias, dudas, procesos de conversión, deseos de cambio, y también, en algunos casos, de la angustia y la falta de sentido. Pero, por encima de todo, el perdón. Y la misericordia, que según ha asegurado el arzobispo en el Informativo Diocesano de TRECE con motivo de la presentación del libro, es, «como dice el Papa Francisco, la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia».

«Todos tenemos algo sucio en nuestra vida»

Al cardenal Osoro le ha interpelado siempre el mundo penitenciario, desde que sus padres le contaron cuando era pequeño, en una ocasión de paso por Santoña y ante el perfil de la cárcel de El Dueso, lo que era aquello. «Para mí fue impactante», ha reconocido al periodista Álvaro de Juana, y por eso ha visitado a los presos en todas las diócesis en las que ha estado, «porque aprendes mucho de ellos». «Es una escuela donde el humanismo, por la que situación en la que están y viven, sale a flote de una manera especial».

«Todos tenemos algo sucio en nuestra vida», les dijo un año a los internos de Soto, un Jueves Santo, al hilo de la escena evangélica del lavatorio de los pies. El silencio que se produjo le impresionó, ha rememorado el cardenal, y apuntaló la idea del libro, porque pensó que «esta gente puede decir muchas cosas a los que nos parece que estamos libres y exentos de muchas culpas».

Es verdad que «hay una historial personal» detrás de cada uno, pero en definitiva, ha mostrado el arzobispo, «es la que tenemos todos en la vida». Y ante ella se sitúa Jesucristo, que «nos quiere lavar lo más hondo de nuestra existencia y nuestra vida».

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search