Noticias

Jueves, 28 enero 2021 13:34

«Dios no está en el virus»: San Dámaso celebra a santo Tomás reflexionando sobre la pandemia

«Dios no está en el virus»: San Dámaso celebra a santo Tomás reflexionando sobre la pandemia

«Dios no está en el virus» como causante y promotor, «sino en la fuerza para responder a Él, siendo responsables y compasivos». Así lo ha asegurado Ángel Cordovilla, profesor de Teología de la Universidad Pontificia Comillas, en la ponencia central del acto de celebración de santo Tomás de Aquino en la Universidad San Dámaso.

En un evento presidido por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, este jueves, 28 de enero, el profesor ha disertado acerca de la cita de san Pablo a los romanos: «Si Dios está con nosotros, quién contra nosotros». Escuchar a Dios en tiempos de pandemia. Así, ha asegurado que Dios se hace presente en esta situación que vive la humanidad «sufriendo y padeciendo con nosotros la pandemia» y, «ante todo, siendo fuerza y aliento».

Hay en esta situación unas «causas históricas y naturales concretas que aún habrá que conocer», ha indicado, pero en ella Dios llama a los cristianos «a transformar nuestro modo de vida y a relacionarnos con la naturaleza, con los otros y con Dios mismo de una forma más humana y más cristiana».

Santo Tomas Aquino San Damaso 28 ene 21 800x400 2

El profesor ha destacado que hoy, casi un año después del comienzo de la pandemia, «nos encontramos en una etapa quizá más complicada, llena de incertidumbre, en una especie de depresión colectiva». En medio de este momento de pesimismo, agotamiento, debilidad, desconcierto, desesperanza y perplejidad, ante los problemas de la vacuna y los efectos sociales, políticos y económicos, «¿qué es lo que Dios quiere comunicarnos?».

Cordovilla ha avanzado que «estamos llamados a convertir la crisis de la pandemia en un kairós». Como Elías, que escuchó la voz de Dios en la brisa suave, «en estos momentos precisamente hay que huir del ruido, del estruendo, de los radicalismo para encontrar la presencia y escuchar la voz de Dios». Ruido que no solo se produce en el ámbito político, también en el eclesial, y «creo que ahí no está Dios».

El primado de la realidad

La pandemia nos ha situado además, según el teólogo, ante «el primado de la realidad» frente a tanta propaganda. Son los muertos –«que parece que hemos querido ocultar» como efectos colaterales «impertinentes»–, los enfermos, los ancianos, los médicos y sanitarios, los científicos, los cuidadores, los empresarios, los trabajadores, las personas de carne y hueso, «los que tienen que aparecer en primer lugar».«No podemos anteponer la ideología […] al bien de la persona» porque la ideología siempre, a la larga, «es una realidad destructora de la dignidad humana». De hecho, este tiempo ha revelado «la inoperancia de la política cuando opta por anteponer la ideología a la realidad».

Santo Tomas Aquino San Damaso 28 ene 21 800x400 1

Teniendo en cuenta que «la fragilidad y la muerte forman parte de la condición humana», la sociedad parecía que entraba en la era del homo deus, ha referido el profesor. Pero ser vulnerable, algo que la pandemia ha puesto muy de manifiesto, no es sinónimo de debilidad, «sino la constatación de que no somos dioses», de que «estamos expuestos a la realidad y esta nos afecta». Ante esto, el cristianismo no necesita un ser humano «hundido por el peso de la vida» y menos aún «un hombre acongojado por la muerte» para «ofrecer a Cristo como propuesta de vida». Como decía Jesús a sus discípulos y sigue diciendo hoy, «no tengáis miedo».

Recuerdo a las víctimas de La Paloma y al arzobispo castrense

El rector de la Universidad San Dámaso, Javier Prades, ha querido recordar al comienzo del acto a los cuatro fallecidos en la explosión del edificio parroquial de Virgen de la Paloma. Rubén Pérez Ayala, sacerdote, había sido antiguo alumno de la universidad, al igual que los otros dos sacerdotes afectados: Gabriel Benedicto, el párroco y vicario de la Vicaría VI, y Matías Quintana. «Les agradecemos el testimonio de fe y de amor a Cristo» que han ofrecido. «Estamos aprendiendo que Dios sale a nuestro encuentro» y «busca una respuesta libre» en el hombre, «la fe», ha aseverado.

En esta misma línea se ha manifestado el cardenal Carlos Osoro, que además es gran canciller de la universidad, recogiendo las palabras finales del profesor Cordovilla: «Estamos llamados a ver esa presencia providente de Dios en todo lo que nos sucede». Asimismo, y ya en la Eucaristía que ha seguido al acto académico, el purpurado ha tenido un recuerdo especial hacia «mi amigo» el arzobispo castrense, Juan del Río, fallecido en la mañana de este jueves a causa del coronavirus.

Santo Tomas Aquino San Damaso 28 ene 21 800x400 4

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search