Noticias

Jueves, 17 junio 2021 10:36

El Proyecto Repara explica su trabajo en un vídeo: «La Iglesia no puede mirar para otro lado»

En materia de abusos «la Iglesia no puede mirar para otro lado de ninguna manera» y, como pide el Papa Francisco, es clave que haya «oficinas en las que la figura de la víctima sea el centro». Lo explica Miguel García-Baró, coordinador del Proyecto Repara, en un vídeo hecho público cuando se cumple un año y medio de su puesta en marcha por parte del Arzobispado de Madrid.

El también filósofo y profesor de la Universidad Pontificia Comillas incide en que «la violencia sexual, a menores y no solo a menores», requiere «una corrección, un intento de auxilio a las víctimas» que sea «lo más rápido y efectivo posible». Y aunque en Repara se recibe a víctimas de cualquier entorno, asevera, es especialmente necesario cuando «dentro de la Iglesia católica se dan ese tipo de fenómenos», algo que «contradice por completo la identidad de la Iglesia, la identidad de cualquier cristiano».

En este sentido, la coordinadora técnica de atención Lidia Troya subraya que lo fundamental para las víctimas es «que se las crea»; «no buscan generar escándalo» y «muchas veces ni siquiera nos dicen el nombre del abusador». Llegan al proyecto, según detalla, sometidas a «una gran soledad», a «un silencio terrible», después de haberse encontrado «mucha incomprensión», incluso en el entorno eclesial y familiar.

El Proyecto Repara, que en enero hizo balance de su primer año en funcionamiento, cuenta con dos áreas: una de atención y otra de formación y prevención. Dentro de la primera, tal y como remarca Troya, el «servicio más demandado» es el de atención terapéutica y psicológica, aunque también hay asesoramiento jurídico tanto civil como canónico, y acompañamiento espiritual.

Más información en la web de Repara

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search