Madrid

Lunes, 05 noviembre 2018 08:49

La diócesis cuenta con 476 parroquias y 646 centros sociales y asistenciales

La diócesis cuenta con 476 parroquias y 646 centros sociales y asistenciales

Somos una gran familia contigo es el lema con el que el domingo 11 de noviembre se celebra el Día de la Iglesia Diocesana. Una jornada para recordar que la Iglesia es una familia en la que todos tenemos una misión que cumplir y unos dones que poner al servicio de la construcción de la Iglesia y del Reino de Dios; que la Iglesia es transparente, por lo que se ofrece la cuenta de resultados de 2017 con los ingresos y gastos de ese periodo, que demuestran una vez más que la generosidad de todos hace posible la labor de la Iglesia; y que la Iglesia comparte y ayuda, ya que miles de personas encuentran en ella un mensaje de fe y de esperanza que da sentido a su vida buscando una sociedad mejor.

Un año más, la archidiócesis de Madrid ha hecho pública una revista en la que, además de la carta del cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, se presentan las cuentas del ejercicio 2017; una memoria de la actividad pastoral, celebrativa, evangelizadora, caritativa y asistencial, educativa y cultural realizada en el mismo año, y un informe del seguimiento y aplicación del Plan Diocesano de Evangelización.

Según el estado de ingresos y gastos 2017, la diócesis ingresó más de 84 millones de euros. Los fieles aportaron más de 50,4 millones de euros mediante colectas, suscripciones, donativos, Cáritas parroquiales, herencias y legados; al tiempo que la asignación tributaria fue de 17,4 millones de euros.

En el capítulo de gastos ordinarios destacan las acciones pastorales y asistenciales, a las que se dedicaron más de 33,7 millones de euros. Además, se destinaron más de 21,5 millones de euros a retribuciones; 6,9 millones a centros de formación, y más de 15,6 millones de euros a conservación de edificios y gastos de funcionamiento.

cuentas diocesis madrid 20181.711 sacerdotes y 476 parroquias

Según los datos recogidos en la Memoria de Actividades de la Iglesia, la diócesis de Madrid cuenta con 1.711 sacerdotes (de los 18.164 nacionales), 1.676  religiosos (de los 53.918 nacionales), 630 misioneros (de los 13.000 que hay en España), 476 parroquias (de las 23.019 nacionales) y 35 monasterios (de los 812 que hay en toda España).  Además, dispone de 5.481 catequistas y 386 centros educativos religiosos.

En 2017 se celebraron 17.070 Bautizos, 18.980 Primeras Comuniones, 6.365 Confirmaciones y 3.020 Matrimonios.

646 centros sociales y asistenciales

Asimismo, la diócesis cuenta con 646 centros sociales y asistenciales que en 2017 permitieron atender a 146.659 personas; 9.970 voluntarios de Cáritas; 482 proyectos de cooperación al desarrollo... y también con 62 bienes de interés cultural.

Para más información sobre las actividades de la Iglesia se puede visitar la web de Portantos.


Carta del cardenal Carlos Osoro

El domingo 11 de noviembre celebramos una fiesta importante: el Día de la Iglesia Diocesana. Un día que el Señor nos regala para tomar conciencia de nuestra pertenencia eclesial y de la responsabilidad que todos los cristianos tenemos en anunciar a Jesucristo. La evangelización provoca un cambio en quienes acogen a Jesucristo, que fructifica en cambios personales y sociales. Nada es igual cuando entra Jesucristo en la vida de una persona, porque su mirada sobre la realidad que le circunda es la de Cristo y, por tanto, sus acciones van dirigidas con la fuerza, la gracia y el amor mismo del Señor. Hay cambio en el lugar donde está y con las personas que se relaciona. Como el cambio es bueno, da vida, ayuda, crea fraternidad, mira las necesidades de los demás; el resultado es que el cristiano es incluso un bien social.

Somos una gran familia. Y como familia nos disponemos a compartir también entregando a la Iglesia diocesana nuestra ayuda económica. Que esta colaboración económica ayude a anunciar a Jesucristo. La colaboración económica es necesaria; desde el inicio de la Iglesia los cristianos sostuvieron la evangelización. Las comunidades cristianas nos tenemos que ayudar unas a otras en la propia Iglesia particular y también a la Iglesia extendida por todos los lugares de la tierra unida al sucesor de Pedro. Prestemos esta colaboración, que ningún cristiano, que ninguna comunidad, poco o mucho, según sus posibilidades, se desentienda del sostenimiento de la Iglesia. En la vida de la Iglesia, que nadie se sienta propietario; somos administradores que colaboramos con quien el Señor puso al frente de la Iglesia para que distribuya en justicia creadora una familia y fraternidad. Ayudadme.

Sabemos que el discípulo misionero tiene antes que nada un centro de referencia que es la persona de Jesucristo. Esto nos manifiesta que nosotros no anunciamos nada propio, que no tenemos que demostrar nuestras capacidades, que somos enviados por el Señor. Y ello nos hace sentirnos familia, preocupados por la misión, para que cada día se realice con más fidelidad a Cristo y que se manifieste, en todas las latitudes del mundo donde se hace presente la Iglesia, que somos misioneros, que el bautismo nos hace sentir la necesidad de anunciar el Evangelio.

El Señor ha querido ponerme como padre y pastor al frente de la Iglesia que camina en Madrid, unido al sucesor de Pedro. Siempre os he pedido que recéis por mí, os he pedido que estemos unidos. Es la mejor manera y ayuda a la evangelización para que seamos creíbles y juntos anunciemos a Jesucristo, porque el anuncio no es una iniciativa de grupos, de asociaciones, de unos cuantos cristianos, tampoco ningún cristiano anuncia el Evangelio por sí. Somos todos juntos, como familia; nadie es más que otro, todos somos necesarios y todos con la conciencia clara de que somos una gran familia contigo, es decir, con el Señor. Con esta conciencia caminamos y sentimos la urgencia de vernos como familia, caminando juntos siempre, aceptando las diferencias legítimas. La tentación más grave para destruir la familia eclesial es ideologizar nuestra fe, porque es traicionar a la familia eclesial, a quien nos mueve, a quien nos une, a quien nos alienta, a quien nos hace salir de nosotros mismos, a quien nos hace misioneros, que es el mismo Jesucristo.

En este Día de la Iglesia Diocesana, sintamos, construyamos y vivamos la comunión, la misma que vivieron los primeros cristianos, que ponían todo en común, también sus bienes. Muchas gracias por vuestra colaboración y, sobre todo, por tomar cada día más conciencia de que somos una gran familia contigo.

Con gran afecto, os bendice.

+ Carlos, Card. Osoro Sierra

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search