Madrid

Jueves, 10 enero 2019 14:32

Monseñor Cobo: «Las visitas pastorales sirven para que la gente cree puentes»

Monseñor Cobo: «Las visitas pastorales sirven para que la gente cree puentes»

Este jueves, 10 de enero, el obispo auxiliar monseñor José Cobo ha mantenido un encuentro con los sacerdotes del arciprestazgo Villaverde Alto-Ciudad de los Ángeles, enmarcado en la visita pastoral que está realizando a la parroquia San Mateo hasta este domingo. 

A la hora del ángelus, con las campanas del templo tañendo en recuerdo del misterio de la Encarnación, los sacerdotes de las distintas parroquias del arciprestazgo acudían al encuentro con el prelado. Una ocasión, sin duda alguna, para compartir con el pastor sus inquietudes y serenidades, sus trabajos y dificultades, tanto personales como pastorales, a la luz del nuevo año que acaba de comenzar.

MonseñorCobo VisitaPastoralVillaverde 4

Un único idioma: el de la fraternidad

«Las visitas pastorales sirven para la gente cree puentes». Con esta afirmación, ha resumido el principio y el fin de cada una de estas visitas a los templos de los distintos arciprestazgos de la capital madrileña. Monseñor Cobo, que no es ajeno a ninguno de los sacerdotes que acuden a su encuentro, ha subrayado la importancia de ir de la mano y en comunión: «Me gustaría que las actividades se centrasen en la fraternidad», de manera que «las personas del arciprestazgo se agrupen, se conozcan, se reúnan y hagan cosas juntas».

El arciprestazgo, ha destacado, «es lo prioritario», porque «el problema que tenemos es que las parroquias van cada una por su rumbo, y el futuro no va por ahí». Y ese «es mi principal deseo de cara a estas visitas pastorales». Estas «son importantes para la diócesis de Madrid», ha confirmado.

Además, ha incidido en la necesidad de que «tengan un papel muy importante también los laicos». Ese «es otro de los ejes de las visitas», tal y como ha reconocido, porque «la parroquia es también de los laicos». Y poniendo el foco en cada uno de ellos, ha aseverado que «cada uno tiene su sitio en la parroquia y, como bautizado que es el laico, ha de saber que también es suya».

MonseñorCobo VisitaPastoralVillaverde 2

«Aquí es difícil que no tengamos alegría»

Junto al deseo del obispo auxiliar de potenciar la vida de los arciprestazgos, se ha constatado la alegría de Ricardo Gómez de Ortega, el párroco de San Mateo y arcipreste de Villaverde Alto-Ciudad de los Ángeles: «El hecho de que venga el obispo es una oportunidad preciosa para la vida de la parroquia de ser confirmados en la fe y en la experiencia del seguimiento de Cristo».

Richi, que ha acogido a los sacerdotes en su parroquia con la oración inicial, celebrada en la capilla, ha destacado que esta visita «ayuda a mirar la acción de Cristo en nosotros», así como a «descubrir y señalar qué cosas nos quedan por delante, qué deseamos y qué nos pide la Iglesia para cambiar».

El arcipreste ha reconocido cómo la gente de la parroquia «está ilusionada», y «la Misa del domingo será una oportunidad muy bonita para celebrarlo». Recorriendo esta parroquia, «donde a la gente le gusta mucho celebrar», como ha afirmado, uno descubre a ese Jesús que pone su mirada en los más pobres de la tierra. Y, además, lo hace con alegría. «Aquí, a pesar de las dificultades del día a día, es difícil que no tengamos alegría», y «el participar de esta comunión nos ayuda a vivir con esa esperanza».

MonseñorCobo VisitaPastoralVillaverde 3

«Familia de familias en medio de nuestro barrio»

Tras el abrazo y la oración inicial, los sacerdotes del arciprestazgo se han reunido en uno de los salones de la parroquia. Como hacen cada quince días, en un ambiente de fraternidad y eclesialidad, han ido exponiendo sus inquietudes y esperanzas. Allí se acompañan, se escuchan y recorren, de la mano, el camino que Dios les provee. Porque, además de compañeros, son hermanos. Detalle que se siente nada más pisar el mismo barro que, a diario, besan sus pies…

«Espero que esta visita nos ayude a seguir profundizando en la relación con Cristo y en la comunión con la Iglesia. Que nos ayude a reafirmar en aquellas cosas que descubrimos que son presencia y acción de Cristo en nosotros»», ha destacado Richi. Custodiado por cada uno de sus hermanos, ha mostrado su confianza en que la visita los ayude a «corregir aquellas cosas que nos hacen estar lejos de él y de las personas», así como a «permanecer en nuestro barrio como un lugar de comunión y de hogar».

Y tras la despedida, ha surgido un anhelo –en la voz del arcipreste– que desea convertir en realidad: «Que podamos ser, al fin y al cabo, familia de familias en medio de nuestro barrio».

MonseñorCobo VisitaPastoralVillaverde 5

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search