Madrid

Lunes, 02 diciembre 2019 08:32

La Obra de la Iglesia organiza distintas celebraciones con motivo de su Año Jubilar

La Obra de la Iglesia organiza distintas celebraciones con motivo de su Año Jubilar

En el Año Jubilar que está celebrando La Obra de la Iglesia con motivo de los 60 años de su fundación, hay días señalados en que su fundadora ha vivido grandes acciones de Dios en su alma:

Así, el 7 de diciembre de 1946 la Madre Trinidad se encontraba en la zapatería donde trabajaba. A las 12:00 horas, mientras las campanas de la parroquia de Dos Hermanas repicaban a víspera de la Inmaculada, el Señor invadió su alma y la llamó para consagrarse solo a Él. Tenía entonces 17 años. Así lo cuenta ella misma: «El Amor Infinito se me puso delante, y como si me dijera: “¿Tienes necesidad de amar y ser amada? ¡Yo soy el Amor Infinito! ¿Tu corazón está sediento de felicidad? Yo soy la Felicidad, la Belleza, el Poderío la Perfección eterna …!”. Y desde aquel día, mi alma vive en la llenura de todas sus apetencias, infinitamente desbordada en sus ansias de ser y de poseer». Al día siguiente fiesta de la Inmaculada Concepción le decía al Señor: «¡¡Seré tuya…!! ¡¡Solamente tuya…!! ¡¡Totalmente tuya y para siempre…!!».

Con este motivo, el obispo de Sigüenza-Guadalajara, monseñor Atilano Rodríguez, presidirá la Santa Misa Jubilar el domingo 8 de diciembre a las 18:00 horas en la parroquia de Los Doce Apóstoles (Velázquez, 88). Además, se podrá lucrar la indulgencia plenaria en todas las misas de esta jornada en las tres parroquias de la archidiócesis encomendadas a La Obra de la Iglesia. Los horarios se pueden consultar en estos enlaces:

17 de diciembre

El 17 de diciembre de 1962 la Madre Trinidad se encontraba acompañando a Jesús en la Eucaristía ante el sagrario. Ya residía en Madrid. Estaba, como muchas otras veces, viviendo en oración la postura sacerdotal: con el alma abierta al Señor para recibir su amor, respondiendo a ese amor de Dios con su propia entrega a Él, cogiendo esa vida de Dios espiritualmente y llevándosela a todas las almas, y recogiendo a todas las almas para meterlas en Dios. En esta postura sacerdotal en que ella vivía espiritualmente, el Señor desde el sagrario, con petición que resonaba en su alma, sin palabras humanas le dijo: «Dame descendencia que haga lo mismo que tú para tenerte siempre ante Mí». Era el Señor que iba enseñando a la Madre Trinidad aspectos propios para La Obra de la Iglesia. Por esta razón, se han organizado vigilias de oración ante el Santísimo, en las que se puede lucrar la indulgencia plenaria, en las parroquias encomendadas a La Obra de la Iglesia en Madrid:

  • Los Doce Apóstoles: martes 17 de diciembre a las 20:30 horas.
  • La Presentación de Nuestra Señora: martes 17 de diciembre a las 18:45 horas.
  • Santísimo Corpus Christi: martes 17 de diciembre a las 20:30 horas.

Más información en este enlace.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search