Madrid

Miércoles, 12 febrero 2020 10:20

San Gabriel de la Dolorosa celebra su fiesta parroquial con un amplio programa de actividades

San Gabriel de la Dolorosa celebra su fiesta parroquial con un amplio programa de actividades

El 27 de febrero, jueves, la Iglesia conmemora la festividad litúrgica de san Gabriel de la Dolorosa.

La parroquia de San Gabriel de la Dolorosa (Arte, 4) celebra su fiesta parroquial en honor al santo un amplio programa de actividades. Con el lema Ser para el otro, se desarrollará con el siguiente horario:

  • Sábado 22
    Rastrillo: de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas.
  • Domingo 23
    Misas: 9:00, 11:00, 12:00, 13:00 y 20:00 horas.
    11:45 horas. Procesión y ofrenda floral en honor a san Gabriel de la Dolorosa.
    12:00 horas. Actividades deportivas infantiles. Aperitivo, refrescos, vino.
    Rastrillo (abierto todo el día).
    13:30 horas. Paella popular con postre y café.
    14:00 horas. Cine familiar. Bingo, rifas y más.
  • Jueves 27
    19:30 horas. Misa solemne en honor al santo.
    Ágape fraterno en los salones  parroquiales.

Como viene siendo habitual, el beneficio que se obtenga con las distintas actividades lúdicas programadas irá destinado a una obra solidaria. Este año, al comedor de ancianos que tienen los Pasionistas en la parroquia Virgen Peregrina de Puengasí, en la Loma de Puengasí de Quito (Ecuador).

Historia

La parroquia fue erigida el 27 de agosto de 1965 con el nombre de san Vicente Mártir, aunque el 11 de noviembre de ese mismo año cambió de titular, pasando a estar encomendada a san Gabriel de la Dolorosa. Desde el 2 de enero de 1966 los padres Pasionistas están al frente de la misma, ubicada en aquel entonces en un barrio de extrarradio, humilde y de inmigrantes.

El templo actual fue inaugurado el 27 de febrero de 1994, junto con una casa de formación de los Pasionistas a la que se incorporó el grupo de estudiantes que hasta entonces vivían en Alcalá de Henares.

San Gabriel de la Dolorosa

San Gabriel de la Dolorosa nació en Asís (Italia) en 1838, en el seno de una familia acaudalada. La infancia de este santo fue perfectamente ordinaria; por el contrario, poseía un temperamento vehemente, que no siempre sabía dominar y que además leía muchas novelas e iba con frecuencia al teatro. Tras la muerte de su hermana predilecta, el santo abrazó la vida religiosa a la edad de 17 años, ingresando a la congregación de los Pasionistas. La vida de Gabriel se convirtió entonces en un extraordinario esfuerzo por alcanzar la perfección en las cosas pequeñas. Poseía un extraordinario espíritu de oración, de caridad a los pobres, de amor al prójimo, exacta observancia y un deseo constante de mortificarse más allá de sus fuerzas junto con su absoluta docilidad a la obediencia.

Sin embargo, lo más sorprendente fue la alegría con que supo consumar el sacrificio. Cuando apenas llevaba cuatro años en la religión, aparecieron los primeros síntomas de la tuberculosis, enfermedad que le impidió continuar con sus deberes de la vida comunitaria. La paciencia en la debilidad y los sufrimientos corporales y la total sumisión a las restricciones que los superiores le imponían se convirtieron en las principales características del santo. Murió el 27 de febrero de 1862.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. Todos los derechos reservados - Login

Search