Madrid

Jueves, 16 abril 2020 14:10

Patrocinio de San José en Vallecas acoge a 23 personas durante esta pandemia

Patrocinio de San José en Vallecas acoge a 23 personas durante esta pandemia

Desde hace dos años, la parroquia Patrocinio de San José (Pedro Laborde, 78) de Vallecas ofrece apoyo a personas que están en proceso de regularizar su situación en España, consiguiendo los papeles y un permiso de trabajo que les permita buscar un empleo para mantener a sus familias. Para ello se han habilitado unas zonas especiales, con servicios comunes, como duchas o cocina, y espacios para dormir, en los salones.

Esta situación excepcional que estamos viviendo provocada por la pandemia del COVID-19 ha hecho que un grupo de 23 personas, en su mayoría familias jóvenes con niños pequeños, estén viviendo su confinamiento en las dependencias parroquiales. De diversa procedencia -Venezuela, Cuba, Perú, Paraguay y un iraní-, todos están unidos por un mismo afán: iniciar una nueva vida en España.

José María Casado, párroco de Patrocinio de San José, asegura que para muchos de ellos esta experiencia está siendo una ocasión para una convivencia más humana. Él les ha ofrecido la posibilidad de asistir a la Eucaristía, que los sacerdotes del equipo parroquial celebran en privado, algo que ha tenido muy buena acogida. Y que les ha llevado a vivir una Semana Santa muy especial, con celebraciones «en las que no han faltado ni músicos, ni fieles ni monaguillos, bromea. Pero todo con mucha sencillez».

Esta situación temporal concluirá cuando, después del confinamiento, los afectados puedan conseguir un trabajo o pagarse un alquiler.

Petición de ayuda multiplicada

Ubicada en el barrio del Alto del Arenal, Palomeras Alto, la parroquia atiende a una de las zonas más depauperadas de Vallecas. Eso hace que la demanda de ayuda se haya multiplicado en los últimos tiempos: si antes atendían a unas 60 personas al mes, ahora las solicitudes son diarias.

A las demandas de los feligreses, se han unido las que les llegan a través de Cáritas o de las asociaciones vecinales. Así, en un día ofrecieron ayuda puntual de alimentos a 240 familias. También la Cañada Real es otro de los puntos donde han centrado su atención en esta crisis. En concreto, han ayudado con comida a gente en situación de calle.

Las donaciones llegan a través del Banco de Alimentos y de Cáritas, así como de muchas personas solidarias. Por ejemplo, a partir de ahora, y gracias a la gestión de una persona de la Orden de Malta, dispondrán de 50 menús diarios para ayudar a la gente.

El objetivo final es ofrecer cada día, durante esta crisis, ayuda diaria a unas 15 personas,

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search