Madrid

Lunes, 27 abril 2020 12:12

El Arzobispado muestra su dolor por los sacerdotes fallecidos por COVID-19 y agradece su entrega

El Arzobispado muestra su dolor por los sacerdotes fallecidos por COVID-19 y agradece su entrega

En las últimas semanas de pandemia, el Arzobispado de Madrid ha contabilizado más de 130 sacerdotes contagiados por coronavirus. Algunos incluso están perdiendo la vida. Con «profundo dolor» y agradecimiento por su «entrega absoluta» en los lugares «donde es necesaria la presencia de Cristo», en palabras del cardenal Osoro, iremos actualizando este listado con los fallecidos –tanto sacerdotes diocesanos como religiosos con cargo pastoral– confirmados por COVID-19:

  • El 11 de marzo falleció en Madrid el diácono permanente José María Venturo García, a los 74 años de edad. Natural de Palomero (Cáceres), fue ordenado diácono permanente el 30 de abril de 2005 en Madrid. Ejerció el ministerio diaconal en Santa María del Pozo y Santa Marta (2005-2008); San Pedro Advíncula (2008-2015); Santa Eulalia de Mérida (2015-2019) y, desde 2019, de nuevo en Santa María del Pozo y Santa Marta. Más información.
  • El 21 de marzo falleció en Madrid, a los 80 años, el sacerdote Julio González Delgado. Nació en Mérida (Badajoz) el 16 de noviembre de 1939. Ordenado sacerdote en Madrid el 29 de junio de 1966, fue párroco de Camarma de Esteruelas (1966-1975) y, desde 1975 hasta su jubilación canónica en 2016, fue párroco de Santa María la Blanca de Canillejas, en Madrid. En el momento de su fallecimiento era adscrito en la parroquia de Santa Adela.
  • El 21 de marzo falleció en Madrid, a los 94 años, el sacerdote José Antonio Mostaza. Nació en Santa Colomba de Sanabria (Zamora) el el 21 de enero de 1926. Ordenado sacerdote en Madrid el 19 de mayo de 1951, fue párroco de Santa María de la Alameda (1951-1955); párroco de Valdilecha (1955-1956), y capellán del Hospital Gregorio Marañón (1956-1991). Colaboró con dicho hospital desde su jubilación canónica en 1991 hasta el año 2001.
  • El 27 de marzo, a los 78 años, falleció el sacerdote Jesús María Urío. Natural de Olite (Navarra), nació el 5 de octubre de 1941. Fue ordenado sacerdote en El Escorial el 21 de septiembre de 1968, para los Padres de los Sagrados Corazones, y estaba incardinado en Madrid desde el 19 de abril de 2001. Fue vicario parroquial de la parroquia de los Sagrados Corazones (1991-1993); párroco de la parroquia de los Sagrados Corazones (1993-1996); vicario parroquial de Santa María la Antigua (1997-1998); párroco de Nuestra Señora del Consuelo (1998-2003); párroco de Nuestra Señora de la Piedad (2003-2018), y adscrito a la parroquia de Nuestra Señora de la Misericordia desde 2018.
  • El 29 de marzo falleció en Madrid Manuel Beaumont Crespo. Pertenecía a la provincia de Nuestra Señora de la Candelaria de los Agustinos Recoletos y en estos últimos años era director del colegio Agustiniano de Madrid.
  • El 29 de marzo falleció en Madrid, a los 81 años, el sacerdote diocesano Antonio Cano Moya. Natural de Pedroche (Córdoba), fue ordenado sacerdote en Jerez de la Frontera el 14 de agosto de 1964, para los Padres Carmelitas. Incardinado en Madrid el 12 de abril de 1994, fue vicario parroquial de Santísimo Cristo de la Esperanza (1966-1975); vicario parroquial de Nuestra Señora de Begoña (1975-1976); vicario parroquial de San Julián (1982-1987); párroco de San Atanasio (1987-1990), y párroco de San Juan Maria Vianney (1990-2016).
  • El 30 de marzo falleció el sacerdote Ángel Frías Benito. Nació el 22 de noviembre de 1940 en Cantalejo (Segovia). Ordenado sacerdote en Madrid el 24 de junio de 1966, fue capellán del Colegio Mater Purisima, de las Hijas de Jesús (1966-1968); capellán de Emigrantes en Hanau, Alemania (1968-1978); vicario parroquial de Santa Adela en Madrid (1978 -1979), y, hasta su jubilación, adscrito a la parroquia de Nuestra Señora del Camino (1995-2007).
  • El 30 de marzo falleció, a los 75 años, Franco Zago da Re, josefino de Murialdo. Fue vicario parroquial de Santa Maria del Pozo, San Raimundo de Peñafort y Santa Marta. Más información.
  • El 31 de marzo de 2020 falleció en Madrid el sacerdote José Ruiz Orta, de la Prelatura del Opus Dei. Era capellán del Centro de Cuidados Laguna desde su creación.
  • El 31 de marzo falleció en Madrid, a los 81 años, el sacerdote dominico Tiziano Vara García, OP. Era vicario parroquial de Nuestra Señora del Rosario de Filipinas. Anteriormente ejerció su ministerio en Filipinas, Hong Kong y Venezuela.
  • El 1 de abril, a los 74 años, falleció en Madrid el sacramentino José Miguel Larrañaga Rodríguez.
  • El 2 de abril de 2020 falleció en Madrid, a los 77 años, el sacerdote José Rodríguez Gallego. Diocesano de Orense, fue ordenado en dicha diócesis el 13 de julio de 1969. En la archidiócesis de Madrid fue vicario parroquial del Santísimo Cristo del Amor (2013-2016) y párroco de Santa María del Buen Aire (2016).
  • El 3 de abril falleció, a los 79 años, el sacerdote Jesús Vicente Moreno. Nació el 21 de diciembre de 1940 en Fuente de San Esteban (Salamanca), donde residía desde su jubilación canónica en 2012. Ordenado sacerdote en Ciudad Rodrigo (Salamanca) el 29 de junio de 1964, se incardinó en Madrid el 10 de noviembre de 1989. Fue vicario parroquial de Nuestra Señora de Lourdes y San Justino (1977-1982); vicario parroquial de Santa Margarita María de Alacoque (1982-1991) y párroco de Jesús y María (1991-2012).
  • El 4 de abril falleció Vicente Elío Urra, misionero de los Sagrados Corazones que colaboraba en la parroquia Virgen de Lluc y en el colegio Obispo Perelló.
  • El 4 de abril falleció en Madrid el sacerdote José María Martín Martín, vicario parroquial de San Antonio de la Florida. Nació el 24 de septiembre de 1934 en Casillas de Flores (Salamanca). Ordenado sacerdote en Ciudad Rodrigo (Salamanca) el 27 de diciembre de 1957 e incardinado en Madrid el 28 de septiembre de 1984, fue vicario parroquial de Nuestra Señora de Luján, (1979-1989); párroco de Nuestra Señora de Luján (1989-2003); acipreste del Barrio del Pilar (1991-1994), y vicario parroquial de San Antonio de la Florida desde el año 2003.
  • El 5 de abril falleció el padre paúl Fernando Díez Marina en el hospital la Milagrosa, donde había servido como capellán en los ultimos años.
  • El 7 de abril falleció, a los 90 años, el sacerdote Julio Sánchez-Mariscal Pla. Nació en Madrid el 9 de septiembre de 1930. Ordenado sacerdote en Madrid el 26 de mayo de 1956, fue párroco de El Cuadrón y de Garganta de los Montes (1956-1959); vicario parroquial de San Jaime (1959-1964); vicario parroquial de Beata María Ana de Jesús (1964-1966); párroco de Santa María del Paular (1966-1995). Su deceso se produjo en Chinchón, localidad donde residía desde su jubilación canónica en 1995. 
  • El 15 de abril falleció el padre paúl Fernando Espiago Pérez. Nació en Zaragoza el 28 de agosto de 1934. Ingresó en la Congregación de la Misión el 22 de septiembre de 1951, en Limpias (Cantabria). Fue ordenado sacerdote el 19 de junio de 1960, en Santa Marta de Tormes (Salamanca). Fue párroco de la basílica-parroquia de La Milagrosa en los períodos 1971-1982, 1987-1993 y 1999-2005.
  • En la noche del 18 de abril falleció el sacerdote dominico Francisco José Pujante Pellicer, OP, a los 48 años. Era párroco de la basílica de Nuestra Señora de Atocha.
  • El 19 de abril falleció el misionero javierano Giancarlo Anzanello, SX, nacido en Arcade (Treviso, Italia) en 1934.
  • El 25 de abril falleció el sacerdote Amancio Izquierdo Rojo a los 90 años de edad. Natural de Santo Domingo de Silos, fue ordenado sacerdote el 11 de julio de 1954 en Burgos. Diocesano de Madrid, fue vicario parroquial de San Pío X (1975-1994); párroco de Nuestra Señora de los Angeles (1994-2005) y colaborador en Nuestra Señora de la Paz (2005-2009).
© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search