Madrid

Martes, 05 mayo 2020 09:50

Santa María Madre de la Iglesia ofrece cada semana ayuda a 60 familias

Santa María Madre de la Iglesia ofrece cada semana ayuda a 60 familias

Desde el inicio de esta pandemia provocada por el COVID-19, el número de familias en situación de necesidad se ha disparado.

Desde la parroquia Santa María Madre de la Iglesia (Gómez Arteche, 30), de los religiosos Marianistas, se ha mantenido la ayuda a las familias vulnerables que ya acudían en busca de recursos, y se ha dado respuesta a las nuevas situaciones surgidas en esta crisis. Ubicada en Carabanchel Alto, un barrio integrado por personas mayores, familias españolas, inmigrantes o refugiados, muchos de sus vecinos se han quedado en el paro y carecen de recursos económicos, o son  familias con niños pequeños que viven en pisos que no cumplen las condiciones mínimas de habitabilidad.

Una de las voluntarias del equipo de Cáritas parroquial, cuyos miembros se han distribuido el trabajo para atender todas las demandas, explica que se han visto «desbordados en el último mes ante la cantidad de familias que llegaban pidiendo ayuda». Todas las semanas reparten lotes de productos alimenticios a familias de la comunidad parroquial y de los templos cercanos. Este lunes, a 60 unidades familiares, y el anterior, a 100. Cree que el número de solicitudes está disminuyendo «porque estamos más organizados y estamos dando cita, por lo que algunas familias acuden cada 15 días; además, se han abierto las cáritas de otras parroquias de la zona que estaban cerradas, porque sus voluntarios eran mayores».

Nuevas situaciones

Desde este lunes, la cáritas parroquial ha constatado una nueva realidad entre las personas que acuden pidiendo ayuda, y es que no solo buscan alimentos. En su mayoría son inmigrantes sin papeles o personas en paro porque trabajaban en la economia sumergida, sin contrato, y que carecen de recursos económicos para hacer frente al pago de recibos como el de la luz, o el del alquiler de la habitación.

La voluntaria de Cáritas confiesa que «se hace lo que se puede». Y destaca la ayuda y solidaridad recibidas por parte de los vecinos del barrio. «Nos sentimos agradablemente desbordados por la gente que te da. Hay tiendas cercanas que se han portado muy bien. Nos han donado fruta, por ejemplo. Y muchas personas acuden a dar alimentos: un kilo de arroz, un paquete de pasta. Eso te emociona». «Sin embargo, prosigue, esta ayuda se tiene que mantener en el tiempo. Pensamos que esto está comenzando y que ahora, cuando la gente comience a salir a la calle, va a aflorar toda la problemática».

Campaña de donaciones

Para facilitar las donaciones en especie, en la puerta del templo se han instalado unos cajones en los que los vecinos que lo deseen pueden depositar alimentos. Controlado por los jóvenes de los grupos Scout Amorós y Kairos, el horario es de 10:00 a 13:00 y de 18:00 a 20:00 horas.

Este grupo Scout ha lanzado una campaña de ayuda a la Cáritas parroquial a través de este video y de este enlace para las donaciones. Además, ha a realizado una colecta de donativos entre sus miembros más pequeños, que han hecho una generosa aportación.

También han colaborado con la parroquia en esta situación de crisis: la comunidad docente del colegio Amorós, la parroquia Santa María del Pilar de los religiosos Marianistas, el grupo de fe Kairos de Santa María Madre de la Iglesia, la comunidad de fe parroquial y vecinos del barrio, asociaciones vecinales y donantes anónimos, además de las cáritas de parroquias de la zona. Para el párroco,padre Herminio, todo esto «es un bien de Dios».

Quien quiera colaborar también puede ingresar su donativo en la cuenta de

Cáritas de la parroquia Santa María Madre de la Iglesia

IBAN ES29 0049 2983 9726 1444 7003.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search