Madrid

Viernes, 08 mayo 2020 09:53

Nuestra Señora del Rosario de Filipinas continúa con los desayunos de San Martín de Porres

Nuestra Señora del Rosario de Filipinas continúa con los desayunos de San Martín de Porres

Desde el pasado 2 de mayo, la parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Fillipinas (Conde de Peñalver, 40), de los padres Dominicos, ha vuelto a ofrecer los tradicionales desayunos de san Martín de Porres.

Estos desayunos que se ofrecían a unas 90 personas, de lunes a sábado, en los salones parroquiales, en horario de 10:00 a 10:45 horas. Y que, dada la situación excepcional que estamos viviendo a causa de la pandemia provocada por el COVID-19, se han modificado.

Así, un grupo de voluntarias jóvenes se encarga de preparar todos los días una bolsa con bodadillo y fruta para unas 15 personas al día. Además, reciben un zumo y un café caliente, que se pueden tomar en un banco ubicado en el exterior del templo, o en los que hay en la acera.

Para la confección de los mismos, la parroquia antes contaba con las aportaciones de panaderías de la zona. En la actualidad, aunque han tenido que prescindir por ejemplo de la bollería, siguen recibiendo donativos de personas que aportan su colaboración económica para que la obra continúe.

Familias

Además, desde la cáritas parroquial se ha mantenido el seguimiento a las 20 familias vulnerables que recibían un lote de alimentos una vez al mes, en función de sus necesidades.

Preparados por los voluntarios de cáritas, ahora acuden a recibirlos a las puertas del templo previa cita.

A los habituales se ha añadido en las últimas semanas alguna petición puntual, que también ha sido atendida.

Todo esto se sufraga gracias a la colaboración generosa de los feligreses a través de aportaciones económicas.

Templo abierto

Durante este tiempo de confinamiento al que hemos estado sometidos por el coronavirus, la comunidad encargada del templo celebraba la Eucaristía con laudes a las 8:30 horas. Al estar las puertas del templo abiertas, a las misas se sumaban algunos jóvenes que trabajan por la zona, y que asistían respetando las condiciones establecidas por las autoridades sanitarias.

Además, el templo ha abierto sus puertas en horario de mañana y de tarde, lo que ha facilitado que las personas hayan acudido a rezar. Y, en muchos casos, a solicitar el sacramento de la confesión.

Por la tarde, las puertas se abren de 19:00 a 20:30 horas. Lo que ha facilitado que algunas personas participen en el rezo diario del rosario, con la comunidad. O que este jueves asistieran a la exposición del Santísimo, previo al rezo de la oración mariana, y al responso ofrecido por los fallecidos durante esta pandemia.

Culto abierto a los fieles

En previsión a la posibilidad de abrir el culto a los fieles, el templo cerrará sus puertas este viernes, y durante todo el fin de semana. Así, se podrá proceder a realizar trabajos de desinfección, y a la recolocación de los bancos.

El párroco, padre Carlos Recas, explica que la cripta ya está preparada por si se tiene que utilizar. Aunque aún no han decidido los horarios, lo más probable es que durante la semana se celebren dos misas por la mañana -a las 8:30 y a las 12:00 horas- y una por la tarde -a las 19:00 horas-, con un  aforo que no superaría las indicaciones establecidas. En cuanto a las misas domicicales, quizás se elimine alguna de las habituales. «No se pueden hacer grandes previsiones, afrma. Aunque lo que sí es cierto es que la gente está muy deseosa de volver a la Iglesia, y a los sacramentos», concluye.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search