Madrid

Miércoles, 13 mayo 2020 12:43

24 familias reciben ayuda desde Nuestra Señora de Atocha durante la pandemia

24 familias reciben ayuda desde Nuestra Señora de Atocha durante la pandemia

Desde el inicio de esta crisis que estamos viviendo a causa del COVID-19, las familias en situación de necesidad han aumentado.

El padre Ángel Fariña, OP, administrador parroquial de la basílica de Nuestra Señora de Atocha (Julián Gayarre, 11), de los padres Dominicos, asegura que la labor de cáritas no ha parado en este tiempo.

Antes de que todo esto comenzara, desde la basílica recibían asistencia 22 familias. Y durante la pandemia, además de continuar con el seguimiento y atención a estos casos, se han añadido dos nuevos: se trata de dos parejas jóvenes que solo disponen de recursos para pagar la habitación, y necesitan ayuda para comer.

Gracias a la labor realizada por el trabajador social, que no ha cesado de atender todas las necesidades desde su casa, se ha podido dar respuesta a todas las demandas a través de una ayuda básica en forma de alimentos.

Los beneficiarios responden a un perfil muy amplio: desde una señora mayor que está sola y carece de recursos a personas que se han visto obligadas a cerrar sus negocios o emigrantes sin papeles que trabajaban en la economía sumergida y que han perdido sus empleos y no disponen de un colchón económico.

Todos ellos han recibido en sus domicilios un lote semanal de productos no perecederos, entregado por los voluntarios de la parroquia. Y en el caso de algunas familias, una transferencia por el importe semanal de ese lote de alimentos, para que ellos mismos puedan realizar su compra.

Hasta el momento, la parroquia ha contado con los remanentes procedentes de la Operación kilo que se realizaba el tercer fin de semana de cada mes. Y para suplir la falta de algún producto, se ha recurrido a los donativos de particulares.

El padre Ángel explica que. cuando se pase a la fase 1, el trabajador social atenderá las solicitudes desde el templo, previa cita telefónica, con un horario ampliado para los casos nuevos.

Apertura del templo

El padre Ángel explica que el templo ya está preparado, después de las labores de limpiza e higienización, para abrir sus puertas al culto con fieles en cuanto Madrid pase a la fase 1.

Pero la comunidad de Dominicos de la basílica se ha visto muy afectada por el coronavirus: además, del párroco, padre Francisco José Pujante Pellicer, OP, fallecido por esta enfermedad el pasado 18 de abril, ha habido otros cinco religiosos enfermos, aunque ya están recuperados.

Por eso, y como hay hermanos muy mayores, en la basílica no quieren precipitarse para abrir las celebraciones a la asistencia física de fieles.

Por eso, el administrador parroquial someterá la propuesta del nuevo horario de eucaristías a la aprobación del consejo parroquial, con la idea de dejar tiempo suficiente para que los fieles no se crucen y se pueda higienizar la iglesia tras cada ceremonia. Con un aforo de 70 personas para esa primera fase, los funerales se celebrarían entre semana. Y las confesiones, en un aula del claustro habilitada para poder impartir el sacramento de la penitencia respetando la intimidad que requiere.

 

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search