Madrid

Martes, 19 mayo 2020 08:34

Cardenal Osoro: «Los discípulos de Jesús salimos en búsqueda de los demás»

El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, comenzó su homilía del lunes de la VI semana de Pascua saludando a los fieles que, por primera vez desde que se decretó el Estado de alarma, pudieron acudir a la catedral de la Almudena para celebrar la Eucaristía. «Se hace verdad en nuestra vida lo que hace un instante el salmo 149 nos decía: “El Señor ama a su pueblo”. No nos ha dejado de amar Dios en este tiempo; al contrario, ha dispuesto nuestro corazón para que nosotros también podamos hacer percibir, quizá con mucha más claridad, el amor de Dios a todos los hombres».

Durante la Misa, también retransmitida por YouTube para aquellos que no pudieron asistir a pesar de la apertura del culto al público, el purpurado sintetizó en tres palabras la Palabra proclamada: misioneros, testigos y valientes. «Los discípulos de Jesús precisamente somos esto: misioneros –explicó–. Hombres y mujeres que salimos en búsqueda de los demás». Y, como hacía san Pablo, abrimos el corazón y hacemos salir de él «todo aquello que el Señor ha puesto en nuestra vida, sobre todo esa vida nueva». Cuando entra el Señor en la vida de uno, «no pone límites, abre sus puertas porque considera que todos los demás son hermanos».

El anuncio de Jesucristo no se realiza por «grandes discursos que hagamos, sino dando testimonio del amor mismo de Dios que por el Espíritu Santo llena nuestra vida». Y en estos momentos, animó, «tenemos que dar testimonio» ante tanto sufrimiento como hay en Madrid. Este anuncio, además, requiere valentía: «Sed valientes para anunciar el Evangelio de Jesucristo». Valientes, a pesar de las dificultades, de las persecuciones de aquellos que lo harán «porque ciertamente no conocen a Dios».

«Hay un hombre que fue misionero, que fue testigo y que fue de una valentía extraordinaria. Me refiero a san Juan Pablo II», de quien se celebraba este 18 de mayo el centenario de su nacimiento. El arzobispo de Madrid recordó sus primeras palabras de su pontificado, «¡Abrid las puertas a Cristo!», y concluyó asegurando que «él testificó que Cristo es nuestra vida».

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search