Madrid

Jueves, 21 mayo 2020 09:17

Santo Cristo del Olivar se vuelca con los necesitados de Lavapiés durante la pandemia

Santo Cristo del Olivar se vuelca con los necesitados de Lavapiés durante la pandemia

Desde el inicio de esta crisis que estamos viviendo a causa de la pandemia provocada por el COVID-19, las parroquias madrileñas se han volcado con las familias en situación de necesidad.

Este es el caso de Santo Cristo del Olivar (Cañizares, 4), de los padres Dominicos, ubicada entre el barrio de Las Letras y Lavapiés. A pesar de que el coronavirus afectó a algunos hermanos de la comunidad de religiosos, la actividad a favor de los demás no ha cesado durante este tiempo.

Como explica el padre Xavi Gómez, prior de la comunidad, antes de que comenzara esta situación, la Cáritas parroquial asistia a más de 100 familias de la zona. «Durante estos dos últimos meses, la atención presencial tuvo que cesar para aplicar las medidas de protección, por lo que el seguimiento a esas unidades familiares se ha mantenido, pero espaciado en el tiempo: a través del teléfono, se les citaba un día y una hora para que acudieran a recoger un lote de alimentos. Si antes recibian 10 kilos por persona cada tres semanas, para que vinieran menos veces les dábamos más comida, para que les durara más... dependiendo del núcleo familiar: si vivían solos, si tenían niños... ».

Gracias a un convenio con el Banco de Alimentos, disponen de productos con los que ayudan a la gente. «Al principio tuvimos la suerte de que habíamos recibido un cargamento de alimentos perecederos, de fruta y de verdura, y avisamos a las familias en previsión de lo que iba a ocurrir, para que tuvieran más provisiones. Luego hemos seguido distribuyendo proporcionalmente, casi siempre alimentos no perecederos. Y ahora retomamos la actividad, porque estamos detectando que nos llega más gente. Cáritas de Vicaría V nos está enviando más casos, no solo de nuestro territorio ...».

Para la Cáritas parroquial, «es muy importante realizar no solamente una atención puntual, sino una atención con acompañamiento». Por eso, están intentando derivar algunos de los nuevos casos que reciben. «Tratamos de coordinarlo desde la Cáritas parroquial, a través de nuestra trabajadora social, y desde el Banco de Alimentos, que tiene sus propios criterios».

Acogida de personas en situación de extrema vulnerabilidad

El padre Gómez afirma que, desde la parroquia, «sí que estamos viendo que va a aumentar la demanda de familias necesitadas». A esto se añade el hecho de que «también hemos detectado la demanda de gente que se ha quedado en la calle, que no han podido pagar los alquileres o que han sido echados por sus inquilinos».

Eso les ha llevado a acoger, «en un local que tenemos, que es el Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine, que es un proyecto de misión de la Familia Dominicana, hasta a tres personas. Siempre una sola, en diferentes momentos. Se trata de gente que estaba en situación de extrema vulnerabilidad, o porque no entraban dentro del sistema, o porque quedaban en la calle, o porque estaban muy desprotegidos. Todavía tenemos a una persona acogida, esperando derivarle a otro recurso, pero no es fácil, porque hay una gran demanda».

Nuevas situaciones

Durante estos dos meses, desde la parroquia se ha atendido «a todas aquellas personas que han llamado. Además, hemos intentado prestar un poquito de solidaridad a otro colectivo del barrio, que son personas que se dedican a la venta ambulante, y que durante esta situación no han podido trabajar, pero que no estaban dentro del sistema, por decirlo de alguna manera. También hicimos una pequeña aportación ahí en la medida que pudimos, a través de alimentos».

Para respetar el confinamiento y la seguridad de los voluntarios, «todas las gestiones de nueva acogida se han realizado por teléfono. Hemos tomado nota de las nuevas unidades familiares que nos han llegado, pero no hemos tenido tiempo de hacer el recuento. Ahora, cuando entremos en la fase 1, y vuelvan los voluntarios de Cáritas, lo haremos».

En una zona con un elevado porcentaje de inmigración, el perfil de la gente necesitada responde «a familias que se han quedado sin trabajo. Sobre todo sin trabajo. Gente que ha perdido el trabajo, o que no ha trabajado, o que vivía muy al día, o que tenían empleos dedicados a la hostelería, a los cuidados, algunas personas a la venta ambulante también. Fundamentalmente es gente que ha perdido cualquier fuente de ingresos que tenía, ya fuera con papeles o sin papeles».

Ante esta realidad, «Cáritas hace lo que puede, porque se nos han reducido los ingresos durante estos meses. Hemos puesto en la entrada del templo el número de cuenta de la Cáritas parroquial, por si la gente nos puede ayudar. Pero sí que es cierto que mantenemos la atención. Y, según los criterios y los varemos de Cáritas, apoyamos económicamente distintas situaciones de vivienda, luz, agua, gas.. Todo esto, además del tema de los alimentos. Y muchas veces también hacemos derivaciones para que la gente pueda utilizar los recursos, empoderarse y buscar trabajo, buscar empleo, arreglar papeles, gestiones... todo esto».

Concluye afirmando que «si yo pudiera hacer una petición al Gobierno, pediría, igual que han hecho en Italia, una regularización de papeles para los inmigrantes porque va a ser muy necesario. Y sería muy bueno».

Se puede colaborar con la Cáritas parroquial ingresando un donativo en el siguiente número de cuenta:

Parroquia del Santo Cristo del Olivar

ES86 0049 0263 50 2611848104

Culto con fieles

Desde el pasado lunes 18 de mayo, el templo ha abierto sus puertas para que los fieles puedan asistir físicamente a las celebraciones litúrgicas cumpliendo las normas para ello establecidas.

Así, la iglesia abre para la oración todos los días de 10:00 a 12:00 y de 19:00 a 20:30 horas. De lunes a sábado, hay Eucaaristía a las 20:00 horas. Y los domingos, a las 12:00, 13:00 y 20:00 horas. El sacramento de la Reconciliación se imparte media hora antes de las misas.

En esta primera fase, el aforo máximo es de 50 personas.

 

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search