Madrid

Miércoles, 27 mayo 2020 10:47

San Félix se vuelca en dar de comer a más de 120 familias de Villaverde durante la pandemia

San Félix se vuelca en dar de comer a más de 120 familias de Villaverde durante la pandemia

La parroquia de San Félix (Puebla de Sanabria, 18) está animada por una comunidad formada por viatores religiosos, viatores laicos, Misioneras de María Mediadora, Compasionistas, Hermanas Vedrunas, religiosas de Santa Ana y laicos comprometidos.

Antes de que comenzara esta situación que estamos viviendo a causa de la pandemia provocada por el COVID-19, ayudaba a más de 120 unidades familiares vulnerables de los barrios de Las Torres, Plata y Castañar, y una parte de San Andrés, en Villaverde Alto.

Durante el confinamiento, se ha volcado en dar de comer a esas familias. Y en atender las nuevas situaciones surgidas. El párroco, padre Fernando Sanz, explica que se trata «sobre todo de inmigrantes y refugiados, que no disponen de nada. Junto a esta realidad, están aflorando familias no tan vulnerables que hoy se encuentran en una situación parecida: no tienen para comer. Por ejemplo, personas que se dedicaban a la economía sumergida: tenían empleo, pero al carecer de papeles no se les podía hacer contrato, y con esta crisis se han quedado sin trabajo, y tampoco tienen derechos». A esto se añaden «familias derivadas por la Junta Municipal del distrito de Villaverde, que no se atendían antes».

Gracias a los productos proporcionados por el Banco de Alimentos, FEGA y donaciones de particulares, han podido entregar a través de la Cáritas parroquial un lote de alimentos mensual. A esto se ha añadido el reparto de 40 menús diarios, ofrecidos por distintos colectivos, como Fundación Telefónica y World Central Kitchen.

Fernando Sanz considera que «la colaboración con las asociaciones de vecinos, parroquia y Junta Municipal del distrito ha funcionado muy bien» para la atención de todas las necesidades. «Se trata de una colaboración muy estrecha, y muy buena», insiste.

Culto con fieles

Desde el pasado 18 de mayo, el templo ha abierto de nuevo sus puertas y recuperado sus horarios habituales de culto, manteniendo las normas para ello establecidas.

Con un aforo de 38 personas en esta primera fase, se celebra la Eucaristía a las 19:00 horas, de lunes a viernes, y a las 11:00 y 12:00 horas los domingos.

El párroco señala que «durante el confinamiento, se ha trabajado mucho la pastoral telemática. Es algo que hemos descubierto, y que vamos a mantener». Por ejemplo, «las catequesis de Infancia y Juventud, o la Misa de 12:00 de los domingos«, que se emite a través del canal de YouTube de la parroquia. «Empezamos en Semana Santa. Y se han hecho cosas muy bonitas. Por ejemplo, los niños de catequesis preparaban las oraciones de los fieles, por turnos; las grababan en audio o en vídeo, y se las enviaban a sus catequistas, que las unificaban; y en la Misa de las familias del domingo se ponía en la pantalla una foto del grupo que había preparado las peticiones, con los audios en un fichero».

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search