Madrid

Viernes, 29 mayo 2020 11:31

Beatriz Fernández y Toñi Carretero: «en Cáritas parroquial estamos viendo claramente cómo el Señor no deja de cuidarnos a todos en su infinita caridad»

Beatriz Fernández y Toñi Carretero: «en Cáritas parroquial estamos viendo claramente cómo el Señor no deja de cuidarnos a todos en su infinita caridad»

Beatriz Fernández y Toñi Carretero son voluntarias de acogida de Cáritas en la parroquia de la Presentación de Nuestra Señora (Corregidor Diego de Valderrábano, 62), de La Obra de la Iglesia, en Moratalaz. A través de su testimonio, explican cómo ha actuado la Cáritas parroquial durante esta pandemia.

«En la parroquia estamos constatando cómo la pandemia del coronavirus está golpeando con mayor dureza a hogares que, anteriormente, se encontraban ya en situación de vulnerabilidad. Estas familias han quedado totalmente desprotegidas y prácticamente en exclusión social, dado que sus trabajos eran precarios y su economía, en muchos casos, sumergida».

Durante la crisis del COVID-19, «el objetivo de Cáritas parroquial es mantener y reforzar los programas de atención a las personas más vulnerables. Desde el comienzo del confinamiento, el equipo de acogida está respondiendo a todas las peticiones de ayuda. Mediante entrevistas telefónicas valoramos la situación social y económica de la familia. Toda solicitud de ayuda es estudiada minuciosamente para su aprobación. La documentación necesaria se recibe por correo electrónico o WhatsApp para facilitar al máximo la tramitación, en espera de poder regularizar todo una vez finalizado el confinamiento».

Familias atendidas

«Nos estamos encontrando con personas que acuden por primera vez a pedir ayuda y sus perfiles más comunes son: familias extranjeras recién llegadas, familias con doble nacionalidad, familias afectadas por ERTE y familias que se han quedado sin trabajo, dado que se dedicaban al servicio doméstico, cuidado de personas mayores, mercadillos…».

Así, «desde que empezó la crisis sanitaria, se está atendiendo a unas 40 familias, a las que también se presta el seguimiento y acompañamiento necesario». Por ejemplo, el caso «de un matrimonio colombiano con dos hijos menores que, recién llegados a España, se encontraron con el estado de alarma. Estaban alojados en un piso compartido y sin recursos para salir adelante. En la parroquia no solo han encontrado ayuda económica de Cáritas para subsistir hasta que cambie su situación, sino una verdadera familia».

También «hemos realizado peticiones de ayuda concretas a través de la página web de la parroquia, como el caso de una nevera para una familia», donde se puso de manifiesto «la gran solidaridad de nuestros feligreses, ya que en el mismo día se pudo conseguir el presupuesto».

Además, han «encontrado ocupación remunerada a una persona a la que Cáritas ayudaba a pagar la habitación en la que vive alquilada y a su manutención, siendo ella ahora capaz de conseguirlo con su trabajo».

Tipos de ayuda

«Desde Cáritas parroquial, se está ofreciendo dos tipos de ayuda: una económica, destinada a familias sin ningún tipo de ingresos; y otra para alimentos a personas con ingresos insuficientes».

Cáritas «ha lanzado una ayuda extraordinaria para alimentos e higiene», con lo que la parroquia «ha podido hacer frente a las múltiples solicitudes de alimentos. Para evitar las dificultades actuales en lo referente a manipulación de alimentos, convocatoria de voluntarios… se ha llegado a un acuerdo con Alcampo Moratalaz para contar con unas tarjetas regalo canjeables exclusivamente por comida».

Una ayuda que llega a «familias o personas cuya situación económica se haya visto afectada por la crisis del coronavirus o que tengan algún ingreso, pero este sea insuficiente. Se excluyen, por tanto, quienes cuenten con un ingreso por renta mínima».

Beatriz Fernández y Toñi Carretero concluyen su testimonio afirmando que, «a pesar del momento tan difícil que la sociedad está viviendo, en Cáritas parroquial estamos viendo claramente cómo el Señor no deja de cuidarnos a todos en su infinita caridad, y cómo las personas necesitadas están recibiendo estas ayudas con enorme agradecimiento y emoción».

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search