Madrid

Miércoles, 03 junio 2020 10:34

Jesús de Nazaret se acerca durante esta crisis a las familias más necesitadas

Jesús de Nazaret se acerca durante esta crisis a las familias más necesitadas

Ubicada en el distrito de Hortaleza, en el barrio de Manoteras, la parroquia Jesús de Nazaret (Cuevas de Almanzora, 18) se acerca a las familias más necesitadas durante esta crisis provocada por el COVID-19.

«Antes hacíamos un seguimiento a unas 50 unidades familiares de la zona. Con esta situación, ha habido un repunte con nuevas situaciones. Además, nos estamos enterando de que hay algunas que lo están pasando mal: bien a través de los vecinos, por los feligreses que nos lo cuentan, o porque ya intuíamos antes que estaban un poco justos… Así que les estamos pidiendo que se pasen por la parroquia, y que nos digan en qué les podemos ayudar» explica Jesús Santamaría, vicario parroquial.

La población de la zona está compuesta «por personas mayores y otros desplazados por necesidad. Es lo que yo llamo "de aluvión": gente que ha venido de fuera quizás porque ha encontrado alquileres más asequibles, y que cuando mejoran de posición cambian de barrio», apunta.

Eso hace que el perfil actual de las personas que acuden buscando ayuda «responda a todas las edades: españoles y también de fuera, sobre todo de América Latina», indica. «Hay personas de mediana edad, jóvenes parados o en ERTE, muchos de ellos procedentes del ámbito de la hostelería, del servicio doméstico o la atención a domicilio; otros vienes porque van a perder el empleo… Muchos llevan estabilizados desde hace un año más o menos, y ha llegado esto, por lo que no tienen mucho para seguir tirando». Aunque, «en estos momentos hay gente que va recuperando el trabajo y su ritmo de subsistencia ordinaria, y avisan para que su ayuda beneficie a otras personas».

Todos reciben alimentos y, algunos, «ayuda para pagos puntuales», precisa. «Las necesidades han aumentado. Hay mucha más gente de la que estábamos realizando un seguimiento. Y cada día llegan más. Ayer por ejemplo, se sumó una familia más: un matrimonio jovencito que había llegado hace poco de fuera, y se han visto sorprendidos», comenta. Aunque no puede precisar cifras, calcula que superan las 84 unidades familiares las que están atendiendo en estos momentos, sin contar las que reciben ayudas a través del REMI.

Desbordados por la solidaridad

Ante esta situación, Jesús Santamaría asegura que «estamos desbordados por la cantidad de alimentos que estamos recibiendo para ayudar». Una ayuda que les llega no solo de parroquias de la zona, sino que «están viniendo desde distintos puntos, algunos muy alejados de la parroquia».

«Hay grupos que hacen campañas, y cuando recogen los productos nos llaman y nos los traen. El sábado, por ejemplo, vinieron seis entidades diferentes con alimentos», señala. La Moraleja, Alcobendas, Valdebebas, La Alameda de Osuna… son algunos de los lugares desde donde se están volcando con la parroquia. «Estamos muy sorprendidos por cómo se entera la gente de que necesitamos ayuda. Personas que no conoces y que llaman preguntando dónde está la parroquia, y vienen desde lejos para traer su ayuda».

A medida que reciben los productos, los voluntarios de la Cáritas parroquial, que van aumentando su tiempo de dedicación, se encargan de preparar los lotes para cada una de las unidades familiares, según sus características. Y de su distribución mediante cita previa. «A los que hacemos un seguimiento desde antes, les llamamos porque tenemos sus datos. Otros llegan derivados desde Cáritas Vicaría I. Pero también les citamos, para evitar que no se aglomeren formando colas».

Culto con fieles

Desde el pasado 18 de mayo, el templo abre cada día de 10:00 a 13:00 y de 18:30 a 20:00 horas.

Con un aforo en esta primera fase para 82 personas, respetando las normas para ello establecidas, la parroquia ha cambiado el horario de las eucaristías «para adaptar las celebraciones a las franjas horarias, para que pueda venir más gentes». Así, se celebran misas en las siguientes horas:

  • De lunes a sábado: a las 10:30 y a las 19:00 horas.
  • Domingos: a las 10:30, 12:00 y 19:00 horas.

Este año, la parroquia, que el próximo 4 de octubre cumple 50 años, no celebrará el tradicional encuentro festivo de fin de curso pastoral que tenía lugar en el mes de junio. «No sé cómo acabaremos, porque si haces la fiesta y la gente no puede venir, ¿para qué hacer la fiesta?» indica Santamaría. Siempre queda la esperanza de poder celebrar las bodas de oro parroquiales.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search