Madrid

Jueves, 11 junio 2020 14:59

La Pía Unión de San Antonio mantiene durante la pandemia su ayuda a 33 familias necesitadas

La Pía Unión de San Antonio mantiene durante la pandemia su ayuda a 33 familias necesitadas

Con sede en la parroquia de San Antonio del Retiro (Duque de Sesto, 9), la Pía Unión de San Antonio funciona desde 1930. Se trata de una obra del Pan de los Pobres fundada por los franciscanos, que cuenta con una gran devoción en el barrio donde está ubicado el templo. «De hecho, cuando yo era pequeña, a la parroquia se la conocía como ‘la de los antonianos’, por el fervor que había en el barrio hacia el santo», explica Alicia Ruiz, tesorera de la asociación.

Este sábado, 13 de junio, celebrarán la fiesta de su titular. Aunque, dada la situación excepcional que estamos viviendo, «los cultos son diferentes. Este año no podremos repartir los tradicionales panecillos del santo». Unos 1.500 en la edición del año pasado. «A pesar de todo, durante la novena estamos viendo un gran movimiento de gente que acude a orar. Está siendo muy bonito».

Cepillo de San Antonio

A través del cepillo de san Antonio, ubicado en el interior del templo, la Pía Unión consigue fondos para atender a los más necesitados.

«Todos los años, a comienzos de enero, damos a conocer los resultados del año anterior: lo que se ha recaudado y las ayudas que se han prestado. Con los 119.200€ que recibimos en 2019, hemos ayudado a 33 familias con una pensión fija mensual», señala Alicia.

«La gente deposita en el cepillo tanto sus donativos como sus peticiones», apunta. Y la junta directiva de la Pía Unión se encarga de estudiar cada caso. «Se seleccionan los que entendemos que son de auténtica necesidad». A continuación, «una visitadora se encarga de contactar con esa familia: o va a su casa, o les pide que vayan a la parroquia. Y tiene una charla presencial, para conocer sus necesidades, porque la ayuda que reciben se da en función de su situación».

Las peticiones son muy variadas. «Muchas familias nos piden ayuda para pagos, como la luz o el alquiler. Y a veces hay peticiones extraordinarias, para la compra de unas gafas o de una lavadora». «Cada familia suele recibir una renta mensual de unos 200 €, más o menos. Se ayuda e inmigrantes, a parados y a enfermos. Y también a una asociación de madres solteras vinculada con la parroquia: les damos dinero para la compra de pañales o de leche para el bebé, y en algún caso ayudamos a las chicas hasta que encuentran una salida».

Además, «atendemos a una parroquia franciscana ubicada en una barriada sevillana de extrema necesidad. Y a dos parroquias madrileñas de la zona de Orcasitas: Ascensión del Señor y Resurrección del Señor».

Pero la ayuda no termina ahí. «Todos los meses hacemos una transferencia para ayudar a los cristianos en Tierra Santa a través de los franciscanos. Y colaboramos con Basida, de Aranjuez. Y, cuando nos sobra dinero, lo enviamos a una misión franciscana», apunta Alicia.

Generosidad

Durante el confinamiento al que hemos estado sometidos a causa de la pandemia del COVID-19, dejaron de recaudar donativos. «El cepillo tenía remanente, pero no entraban ingresos. Así que hemos tenido que reajustar el presupuesto, porque desde marzo hasta mayo no hemos cogido ni un céntimo. Nos veíamos colgados para poder seguir ayudando a nuestros beneficiarios».

Pero, a pesar de todo, «se ha podido atendido a todos. Esta semana hemos dado el dinero correspondiente a los pagos del mes de junio: 7.450€ para esas 33 familias. También la parroquia sevillana, Basida o Tierra Santa han recibido su ayuda mensual durante estos meses».

Ahora, con la novena en honor al santo, esperan recuperarse un poco para continuar ayudando durante los meses de julio y agosto. «La gente es generosísima», afirma Alicia. «Hay que ver qué empujón: se han recaudado más de 9.000€ en los últimos 20 días en los que la iglesia ha estado abierta. La gente confía mucho en san Antonio. Y por eso van al cepillo a depositar su donativo». Alicia insiste en la generosidad de los devotos a san Antonio: «es tremenda la ayuda en el barrio. Hay una oleada de caridad, porque la devoción al santo es muy grande».

Desde la Pía Unión, «se pretende que la caridad vaya acompañada por la evangelización. Por eso, pedimos a las personas que ayudamos que recen por sus bienhechores».

Y todos los primeros martes de mes «tenemos un encuentro de oración en el que pedimos por los problemas de los necesitados y por las intenciones de los donantes».

El sábado 13 celebrarán la fiesta del santo en la Misa de las 12:00 horas, «la más solemne. En esta Eucaristía se clausurará la novena. Lo haremos confiados en el santo. Y esperando que el año que viene no tengamos estas angustias», concluye.

Arzobispado de Madrid

Sede central
Bailén, 8
Tel.: 91 454 64 00
info@archidiocesis.madrid

Catedral

Bailén, 10
Tel.: 91 542 22 00
informacion@catedraldelaalmudena.es
catedraldelaalmudena.es

 

Medios

Medios de Comunicación Social

 La Pasa, 5, bajo dcha.

Tel.: 91 364 40 50

infomadrid@archimadrid.es

 

Informática

Departamento de Internet

La Pasa, 5, bajo dcha.
Tel.: 91 364 40 50
webmaster@archimadrid.org

Servicio Informático
Recursos parroquiales
Petición de email

SEPA
Utilidad para norma SEPA

 

Search