Noticias

Lunes, 12 febrero 2024 13:21

El cardenal Cobo, recordando el carisma de Don Giussani: «Convencía y convertía a los corazones»

El cardenal Cobo, recordando el carisma de Don Giussani: «Convencía y convertía a los corazones»

El cardenal arzobispo de Madrid, José Cobo, ha presidido este sábado una eucaristía, en la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, con motivo del 19º aniversario de la muerte de Luigi Giussani, fundador de Comunión y Liberación, y del 42º aniversario del reconocimiento pontificio de la Fraternidad.


Durante la homilía, el cardenal reflexionó sobre el pasaje del Evangelio donde Jesús se acerca a «limpiar» a un leproso. Una situación que «nos suena un poco, aunque esté muy alejada en el tiempo, una situación de invisibilidad, de marginalidad, de gente que estaba totalmente apartada». ¿Quiénes son los marginados que vienen hoy a las puertas de nuestras iglesias? ¿Perciben que la Iglesia es capaz de curarles y de sanarles en nombre de Jesús? ¿Somos capaces de ser los transmisores de la esperanza que transmitía Jesús al leproso?

Misa Cobo DonGiussani 1

«Cada uno de nosotros somos ese leproso necesitado de curación»

Son solamente algunas de las preguntas que ha lanzado el cardenal arzobispo de Madrid durante la homilía: «Responder a esto es complicado, pero primero hay que responder cada uno desde nuestra experiencia personal. Cada uno de nosotros somos ese leproso o esa leprosa necesitado de curación». La experiencia de Iglesia que vivimos diariamente «no es solitaria, sino que es una experiencia solidaria» y cada uno lo encuentra «a través de una vía, a través de un carisma y a través de una puerta, pero todas han sido puertas sanadoras».

Y el carisma de Luigi Giussani, que ha hecho «florecer en la vida de la Iglesia el movimiento de Comunión y Liberación», ha sido para todos los presentes en la eucaristía «la forma y la modalidad histórica a través de la cual el Resucitado os ha tocado […] ante las lepras personales y sociales habéis tenido el don, vosotros en concreto, de encontraros con un carisma especial»«Don Giussani atraía y convencía y convertía a los corazones porque transmitía algo especial a los demás que tiene parte de este evangelio y es que ponía y hacía tocar la experiencia fundamental. Lo que decía provenía de la experiencia de su corazón y eso inspiraba confianza y se convertía en la mano sanadora de Cristo que siempre, siempre da vida», ha subrayado José Cobo durante la homilía.

 

Los «retos urgentes» en Madrid

Esta pasión por comunicar el Evangelio cambió la vida de don Giussani para siempre, «porque ninguno somos tocados, curados y salvados para nosotros, ninguno somos liberados de nuestras lepras para nosotros mismos». «Nuestro mundo necesita como pocos momentos la narración de la experiencia del paso de Dios por nuestras vidas de forma amable y de forma entendible, pero lo necesita más que nunca», ha remarcado el cardenal. Esta misión no se hace «con grandes planes», sino en el día a día y «en el contexto de la diócesis de Madrid, esta Iglesia diocesana que nos abraza y que es un reto para todos nosotros». Y en la ciudad, para el cardenal, hay «retos urgentes»: «Tenemos grandes retos, tenemos grandes llamadas y no vale decir: yo lo hago desde aquí, yo lo hago desde allí… La llamada es a todos, a todos los carismas, a todas las sensibilidades. La llamada es a responder para curar y tocar todo lo que nuestro mundo nos está demandando. No somos grupos cerrados ni autorreferenciales, somos grupos de la Iglesia y así lo vivimos».


José Cobo ha pedido a todos los presentes en la Eucaristía establecer «puentes de comunión entre las distintas sensibilidades y realidades en nuestra Iglesia» y ser «lugares donde ayuden a liberar de todas las lepras a nuestro mundo y que contemos todos con todos». Por último, el cardenal ha pedido no olvidar que «nuestro camino es mirar a todos los leprosos que pasan a nuestro lado y que a veces son invisibles, pero que están esperando una respuesta de liberación de nuestra Iglesia. No olvidéis el don y el carisma que habéis recibido. La Iglesia de Madrid os necesita». «Y no olvidamos que vuestro carisma está tocado por la fraternidad, eso que el papa Francisco dice que es la gran vacuna de nuestro mundo. Nuestro mundo necesita la experiencia de la fraternidad, que vuestra vida comunitaria en todos los ámbitos sea fermento de unidad, no solo entre vosotros, sino también en la diócesis, que colabore a superar tanta polarización y tanta ideología que hay a nuestro alrededor en nuestra sociedad», ha añadido el cardenal arzobispo de Madrid.

Arzobispado de Madrid

Sede central
Bailén, 8
Tel.: 91 454 64 00
info@archidiocesis.madrid

Catedral

Bailén, 10
Tel.: 91 542 22 00
informacion@catedraldelaalmudena.es
catedraldelaalmudena.es

 

Medios

Medios de Comunicación Social

 La Pasa, 5, bajo dcha.

Tel.: 91 364 40 50

infomadrid@archimadrid.es

 

Informática

Departamento de Internet

La Pasa, 5, bajo dcha.
Tel.: 91 364 40 50
webmaster@archimadrid.org

Servicio Informático
Recursos parroquiales

SEPA
Utilidad para norma SEPA

 

Search