Noticias

Martes, 21 junio 2022 09:33

La Fundación Jaime Garralda celebra el aniversario de la muerte de su fundador con una Misa y un encuentro fraterno

La Fundación Jaime Garralda celebra el aniversario de la muerte de su fundador con una Misa y un encuentro fraterno

La sede de la Fundación Jaime Garralda en Las Tablas (Puerto de Somport, 6) acogerá el miércoles 29 de junio los actos conmemorativos del 4º aniversario de la muerte de su fundador, el padre Jaime Garralda Barreto, SJ. Un momento para compartir en el que residentes de los hogares, trabajadores, voluntarios, benefactores, patronos y amigos de la entidad disfrutarán de una tarde de esparcimiento, unidad y espiritualidad. Comenzará a las 20:00 horas con una Eucaristía presidida por el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, y concelebrada por el capellán, Juanjo Tomillo. Y continuará a las 21:00 horas con un tentempié y tiempo para conversar.

Jaime Garralda, SJ

El padre Jaime Garralda Barreto, SJ, falleció el sábado 30 de junio de 2018 en la residencia jesuita de Alcalá de Henares, a los 96 años de edad.

Nacido en El Escorial (1921), con 24 años ingresó en la Compañía de Jesús en Aranjuez. Ordenado sacerdote el 13 de julio de 1956, pronunció los últimos votos en la Compañía tres años después.

Siendo estudiante de Teología en Granada, puso en marcha diferentes proyectos para ofrecer una existencia más digna a las personas más necesitadas de Albolote, Atarfe y Pinos Puente, lo que le valió el título de «el padre de los gitanos». Una vez ordenado sacerdote, se hizo cargo del Hogar del Empleado en Madrid, entre los años 1957 y 1964. En esta plataforma se centró sobre todo en los niños y adolescentes, a los que quiso dar acceso a un futuro y a un oficio con el que salir adelante. Así, construyó siete residencias con capacidad para 600 adolescentes, así como otros tantos institutos y escuelas, para que pudieran cursar titulaciones oficiales y practicar todo tipo de actividades y deportes.

En 1964 fue destinado a Centroamérica, donde puso en marcha una red de ayuda a los colectivos más necesitados, cuya base de operaciones se situó en Panamá. En 1966, de regreso a España, solicita irse a vivir al Pozo del Tío Raimundo. Instalado en una chabola, junto a tres militantes del Hogar del Empleado, durante 16 años fue testigo directo del desempleo, las enfermedades, las drogas y el alcoholismo que afectaba a aquella población. También conoció a los presos, a los que dedicaría el resto de su vida. En 1978 fundó la ONG Horizontes Abiertos (más tarde Fundación Horizontes Abiertos-Padre Garralda), para ayudar a los presos a rehacer sus vidas al salir de la cárcel. También desarrolló proyectos para enfermos de VIH/sida, personas sintecho, inmigrantes sin papeles y drogodependientes.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search