Noticias

Miércoles, 27 abril 2022 12:29

Madrid agradece «la vida y el testimonio» del cardenal Carlos Amigo y reza por su eterno descanso

Madrid agradece «la vida y el testimonio» del cardenal Carlos Amigo y reza por su eterno descanso

Este miércoles, 27 de abril, por la mañana ha fallecido el cardenal Carlos Amigo, arzobispo emérito de Sevilla que vivió sus últimos años en Madrid. Fue intervenido quirúrgicamente en los pulmones el pasado lunes, como consecuencia de una dolencia que se sumó a la operación de cadera que se le realizó el 23 de febrero, tras la caída sufrida en la Misa con motivo de los 25 años de la ordenación episcopal del cardenal Carlos Osoro.

Al conocer la noticia, el propio arzobispo de Madrid ha agradecido en su cuenta de Twitter «la vida y el testimonio» del purpurado y ha invitado a rezar por su eterno descanso.

En este tiempo en Madrid, entre otras cosas, el cardenal Amigo fue el encargado de pronunciar el pregón de apertura de la Semana Santa de 2021, cuando animó a «reencontrarse con lo mejor de nuestra condición de creyentes». Según destacó, el «rostro maltratado» de Cristo «no deja indiferente», sino que lleva a ser «testigo» en medio del dolor y la incertidumbre, también en este tiempo de pandemia, con «incomprensiones, tropiezos y resbalones de todo tipo».

Biografía

Carlos Amigo Vallejo nació en Medina de Rioseco (Valladolid) el 23 de agosto de 1934. Inició sus estudios de Medicina en la Facultad de Valladolid, que pronto abandonó para ingresar en el noviciado de la Orden de Hermanos Menores franciscanos). Se ordenó sacerdote y, en Roma, cursó estudios de Filosofía.

Destinado a Madrid, compaginó los estudios de Psicología en la Universidad Central con el profesorado en centros de educación especial. Impartió clases de Filosofía de la Ciencia y de Antropología. En 1970 fue nombrado provincial de la Provincia Franciscana de Santiago.

El 17 de diciembre de 1973 fue  nombrado arzobispo de Tánger. En febrero de 1976, en Trípoli (Libia) participó, como miembro de la delegación de la Santa Sede, en el Seminario de Diálogo Islamo-Cristiano, patrocinado por el Secretariado Pontificio para los No Cristianos y la República Árabe de Libia. Un año más tarde, asitió al Sínodo de los Obispos como delegado de los obispos de la Conferencia Episcopal del Norte de África.

El 22 de mayo de 1982 fue nombrado arzobispo de Sevilla, donde dio un fuerte impulso a las celebraciones de Semana Santa. En octubre de 1983 asistió al Sínodo de los Obispos como miembro designado por el Papa. En 1984 fue nombrado presidente de la Comisión Episcopal para el V Centenario de la Evangelización de América.

Desde el 5 de noviembre de 2009 era arzobispo emérito de Sevilla. También era miembro de las academias de Buenas Letras, Medicina y Bellas Artes de Sevilla.

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search