Madrid

Viernes, 08 mayo 2020 08:40

El comedor social de Martínez Campos atiende a más de 350 personas al día

El comedor social de Martínez Campos atiende a más de 350 personas al día

Desde hace más de 100 años, el comedor social de las Hijas de la Caridad (Martínez Campos, 18) abre sus puertas los 365 días del año para atender a personas vulnerables: desde familias necesitadas que recogen la comida a diario para llevarla y consumirla en sus casas a personas en situación de calle, o con problemas de salud mental, adicciones... En 1997 se reestructuró, y surgió el Programa Integral San Vicente de Paúl (PISVP) para dar una respuesta más completa a todas esas necesidades, añadiendo al comedor los servicios de un centro de día, un centro de acogida, pisos de inserción y pisos de apoyo social.

Cuando comenzó el confinamiento debido a la pandemia que estamos sufriendo a causa del COVID-19, tanto el comedor como el centro de día tuvieron que cerrar sus puertas. Pero el servicio de comedor ha continuado funcionando, gracias a los trabajadores y la labor de las Hijas de la Caridad, adaptándose a la nueva situación.

Así, todos los días se presentan a por comida entre 350 y 380 personas, la mayoría en situación de calle. Aunque, como afirma la hermana Josefa Pérez, directora técnica del Proyecto, se atiende a todo el que llega. Cada uno de ellos recibe una bolsa que contiene un táper con alimentos cocinados variados, dos bocadillos, fruta y una botella de agua. Un servicio de comida y cena que consumen en sus domicilios o en las habitaciones en las que residen.

De los 300 usuarios habituales del comedor, solo acuden unos 110. El resto son casos nuevos.

Atención a familias

Además, desde el comedor se sigue realizando un seguimiento a 60 famillias que ya eran atendidas antes del inicio de esta crisis.

Un miembro de cada unidad familiar acude dos días a la semana para llevarse a sus casas alimentos cocinados: un día reciben los que necesitan para 3 jornadas, y otro los correspondientes a cuatro dias.

Solidaridad

La hermana Josefa Pérez manifiesta su agradecimiento ante la solidaridad de la gente. Así, los tápers para la comida se los proporcionan; además, reciben donaciones de empresas, de particulares y de centros.

Pero a pesar de la generosidad, cualquier ayuda es bien recibida, porque siempre hay gastos. Por eso, quien quiera colaborar puede ponerse en contacto a través del email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

© 2018 Archidiócesis de Madrid. CIF: R2800137H. Todos los derechos reservados - Login

Search