Noticias

Miércoles, 07 febrero 2024 15:41

Las salesas celebran su año jubilar en clave de «renovación interior» y de gratitud por años de «perseverancia en Madrid»

Las salesas celebran su año jubilar en clave de «renovación interior» y de gratitud por años de «perseverancia en Madrid»

El próximo día 18 de febrero, la Orden de la Visitación de Santa María (más conocida como salesas) inaugurará un año jubilar con motivo de su llegada a Madrid, hace 275 años. Fue entonces cuando, a instancias de la reina Bárbara de Braganza, esposa de Fernando VI, se trasladó a la villa una comunidad procedente de Francia para habitar en un palacio mandado construir por la monarca (el actual Tribunal Supremo) del que a día de hoy solo queda la parroquia Santa Bárbara.

Aquel día de 1749, el grupo de hermanas se instaló en las dependencias del monasterio. La reina había dispuesto que en el edificio tuviera una parte de colegio para mujeres, hijas de nobles, y que fuera además su lugar de retiro en el caso de quedarse viuda. Para albergar este conjunto de monasterio, palacio y colegio eligió una parcela en lo que entonces se conocían como eras de Vicálvaro. Su ejecución fue encargada al arquitecto Francisco Carlier. Tan excepcional era el edificio que la superiora venida del país vecino les dijo a los reyes: «Majestades, yo he venido a transmitir el carisma de san Francisco de Sales, no a destruirlo».

El carisma de la orden lo resume Juan José Infantes, actual capellán del primer monasterio en Madrid (la comunidad de Santa Engracia): «Humildad para con Dios y dulzura para con los hombres». En esto era en lo que insistía san Francisco de Sales, el fundador de la congregación, en 1610 en Annecy (Francia), junto a santa Juana de Chantal. Suponía una «una vida escondida y a la vez muy unidad a la espiritualidad del corazón de Jesús, que es lo que marca la vida de las hermanas». Así, el año jubilar será una celebración de estos 275 años «dando gloria al corazón de Jesús».

Se vivirá además como una «renovación interior» y un modo de «darle gracias a Dios por todo lo recibido y por tanto como han aportado a la diócesis las hermanas, con su carisma y con su vida oculta».El sacerdote explica que las hermanas están viviendo «con mucha ilusión» este acontecimiento, «contentas de poder vivir este año de agradecimiento a Dios también por su perseverancia y continuidad» en Madrid, interrumpida solo por la guerra civil, que dejó no obstante siete mártires de la orden por la persecución religiosa, beatificadas por san Juan Pablo II en 1998.

Martires visitacion

Vivir el presente «a tono»

Hablamos con una de las religiosas del primer monasterio de la Visitación, que señala cómo este año jubilar supone una «mirada atrás para vivir el presente a tono; no es un recordatorio estático de que hace 275 años la Visitación entró en España, sino volver a hacer corazón de aquello que se fundó». Se trata de «revivirlo y hacerlo nuestro en cada situación concreta». Abierto a todos los fieles que quieran lucrar la indulgencia y participar de su espiritualidad, las hermanas lo viven desde lo que son, desde lo oculto tras la clausura, «muy desde dentro». Y con el «solo por hoy» de san Juan XXIII. «Solo por hoy voy a vivir como una visitantina» porque, como les decía su santa fundadora, «ya lo sabéis todo, ahora hace falta que lo practiquéis». Es una vida de humildad, «consagrada a Dios y sin vacaciones: nuestras vacaciones son el sagrario, la vida comunitaria, el trabajo y los ratos de expansión que tenemos».

La religiosa anima a conocer a los santos fundadores a través de los muchos escritos que se conservan de ellos. «No hay muchas órdenes que tengan esta cantidad de documentación», incluidas las vidas de las hermanas que han vivido en Madrid en estos 275 años. Además están preparando las obras completas de san Francisco de Sales, 27 tomos: «Él es doctor de la Iglesia, merece que todas estas obras se reúnan». Y destaca tres, los llamados «pan de familia»: para los laicos, la Introducción a la vida devota, que fue «un best seller ya en el siglo XIX; lo leían desde el rey de Inglaterra, aun siendo anglicano, hasta una ancianita en la montaña»; para la vida religiosa, las Conversaciones espirituales, recopilatorio de los coloquios que tenía con novicias o religiosas jóvenes; y para los cristianos «más teólogos», el Tratado del amor de Dios. Por último, la religiosa anima a «no vivir solo mirando de tejas para abajo, sino a mirar hacia arriba y levantar el corazón de la gente».

Salesas cuadro

El año jubilar se inaugurará el domingo 18 de febrero con una Eucaristía a las 18:30 horas en el primer monasterio de la Visitación (Santa Engracia, 20), presidida por César Franco, obispo de Segovia. Hasta el 18 de febrero de 2025 se sucederán las celebraciones jubilares, entre ellas las cinco fiestas propias de la orden: las de los titulares, el Sagrado Corazón de Jesús y la Visitación de la Virgen; las de los fundadores, san Francisco de Sales y santa Juana de Chantal, y la de santa Margarita María de Alacoque, que fue hermana de la orden.

Además, todos los 18 de mes habrá exposición del Santísimo y otros actos que se irán programando, como retiros y conferencias para dar a conocer a las salesas, a sus mártires, y una peregrinación a Annecy para recorrer los lugares de los fundadores.

Arzobispado de Madrid

Sede central
Bailén, 8
Tel.: 91 454 64 00
info@archidiocesis.madrid

Catedral

Bailén, 10
Tel.: 91 542 22 00
informacion@catedraldelaalmudena.es
catedraldelaalmudena.es

 

Medios

Medios de Comunicación Social

 La Pasa, 5, bajo dcha.

Tel.: 91 364 40 50

infomadrid@archimadrid.es

 

Informática

Departamento de Internet

La Pasa, 5, bajo dcha.
Tel.: 91 364 40 50
webmaster@archimadrid.org

Servicio Informático
Recursos parroquiales

SEPA
Utilidad para norma SEPA

 

Search